PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Viaja 800 km para agredir a una clienta que hizo una mala ‘review’ de su negocio en internet Virales

Virales

Viaja 800 km para agredir a una clienta que hizo una mala ‘review’ de su negocio en internet

H

 

La mujer se había quejado por una entrega tardía y el empresario decidió “darle una lección”

Cristina Fernández BIlbao

12 Enero 2018 17:54

Como clientes sentimos siempre que tenemos una serie de derechos que deberían ser respetados. Afortunadamente, en la mayoría de los casos es así. Cuando recibimos un servicio poco adecuado, contamos con distintas vías para reclamar. Lo habitual es que estas reclamaciones sean atendidas y de alguna forma se compensen las molestias que nos han ocasionado.

Pero, por desgracia, no siempre es así. Hay empresas que abusan de nuestra buena fe como clientes, y aunque después reclamemos para que se compense el mal trato recibido, no conseguimos nada. Por muchas quejas que presentemos, lo único que logramos es perder el tiempo y la paciencia.

Hay otra tercera posibilidad, que afortunadamente es la que menos se da: tú expones tu malestar como cliente de un negocio, y el dueño de ese negocio se ofende y decide ‘ir a por ti’. Como el hombre de este vídeo, que recorrió más de 800 kilómetros para agredir brutalmente a una clienta que habia dejado una mala valoración online de su tienda de ropa en línea.

Según los medios chinos, la mujer protagonista del vídeo se quejó en Taobao —un marketplace al estilo de Amazon— porque el pedido que había hecho no le había llegado a tiempo. La orden debía haber llegado cuatro días antes.

Ella dejó su ‘comment’ y su valoración negativa. A los dos días recibió una comunicación de la empresa emplazándola en un sitio y una hora concreta para la entrega de su pedido. La agresión se produjo cuando la mujer, identificada como Xiao Li, estaba esperando en ese punto de entrega la ropa que había pedido.

El que se plantó allí no fue un repartidor, sino el propietario de esa tienda de ropa en línea, un tipo al que los medios chinos identifican como Zhang.

Xiao Li tuvo que ser atendida en un hospital. Allí recibió un mensaje de Zhang en que le decía que había viajado más de 800 kilómetros, desde Suzhou, en la provincia de Jiangsu, hasta Zhengzhou, en Henan, para "darle una lección". Y lo que es peor: también la amenazó con volverla a atacar si seguía perjudicando a su negocio.

share