PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo David Harbour, la prueba de que el sheriff sigue siendo quien manda Netflix

Netflix

David Harbour, la prueba de que el sheriff sigue siendo quien manda

H

 

Jim Hopper es todo lo que representa la serie de Netflix Stranger Things: un homenaje modélico al cine de varias décadas atrás, pero perfectamente adaptado a nuestra generación

03 Agosto 2016 17:16

Todo el mundo está flipando con Stranger Things. La serie de moda se ha hecho con un verano en el que ni los blockbusters más esperados están teniendo el éxito que se esperaba. ¿El secreto? Las referencias ochenteras, la trama intrigante que te engancha de principio a fin y, por supuesto, el reparto.

Todos hablan del gran grupo que conforman los niños, con un Dustin “desdentado” del que todos nos encariñamos y una Once formidable. Tampoco se quedan atrás las críticas al buen hacer de Winona Ryder, que ha reaparecido por todo lo alto como una desquiciada madre coraje.

Sin embargo, pocos se han acordado del Sheriff Jim Hopper, quien acaba llevando todo el peso de la trama gracias a una magnífica interpretación de David Harbour.



David Harbour se ha ganado un puesto como uno de los actores cuarentones de la vieja escuela.

Harbour es uno de esos actores que nos suenan de algo y no acabamos de saber de qué. A sus 42 años, ha aparecido en películas como Quantum of Solace o Black Mass. También ha sido un actor recurrente de Ley y Orden, The Newsroom y Banshee, pero en ninguna ha tenido un papel tan relevante como el que tiene en Stranger Things.

No obstante, ahora se ha ganado un puesto como uno de los actores cuarentones de la vieja escuela, con poco que envidiar a Matthew McConaughey en True Detective o a Nikolaj Coster-Waldau en Juego de Tronos. No será tan guapo, pero dotes para interpretar a este tipo de personajes le sobra.


Tell us more about your beauty regimen.


El hecho de que Harbour no haya gozado de un gran éxito hasta el momento se debe, sobre todo, a que nunca había tenido la oportunidad de encarnar a un personaje como el de Stranger Things.

Jim Hopper se presenta como un alcohólico que se despierta en el sofá rodeado de latas de cervezas. Varonil, sin camiseta y con un look “fofisano” (más fofi que sano), nos provoca una sensación de desapego que se mantiene durante bastante tiempo.

Hopper es el Sheriff de Hawkins, pero un Sheriff que pasa totalmente de lo que pasa a su alrededor. Después de haber trabajado en la gran ciudad, ahora tiene que ocuparse de una pequeña villa en la que lo más interesante que ha pasado en años, según sus palabras, es que un búho atacó a una señora.



El Sheriff de Hawkins es una nueva versión de los personajes que tanto vimos en los 80 a la vez que se adapta a la contemporaneidad de actores como Tom Hardy o Michael Fassbender.

Sin embargo, a medida que se desentraña el misterio de la pequeña ciudad, se convierte en el héroe que Hawkins necesita. Sin nadie que le acompañe, se ocupa él solito de investigar lo ocurrido con la desaparición de Will y de actuar en consecuencia.

Poco a poco, el peso de la serie recae sobre Hopper. El Sheriff comienza a ser indispensable en todas las decisiones y, aunque el principio parecía ser el típico personaje que muere a primeras de cambio, repite uno de los tantos clichés de Stranger Things y demuestra que él es quien manda.

El sheriff de Hawkins es una nueva versión de los personajes que tanto vimos en los 80 –y mucho antes– siendo interpretado por Clint Eastwood o Chuck Norris. Además se adapta al perfil de actores como Tom Hardy o Michael Fassbender, rudos pero con una gran sensibilidad que no les cuesta sacar a la luz.



En definitiva, Jim Hopper es todo lo que representa Stranger Things: un homenaje modélico al cine de varias décadas atrás, pero perfectamente adaptado a nuestra generación. Y, aunque pueda parecer que es un personaje prototípico con una historia usual, al igual que el resto de la serie revela ocultar algo mucho más profundo que justifica su comportamiento.

Como un personaje secundario de Escuadrón Suicida, David Harbour vuelve a una superproducción que verá medio mundo. Quizás sea este el filón que aproveche para que, en la próxima ocasión, sea él quien lleve la voz cantante. Desde luego, ni talento ni ganas le faltan.


Si todavía no conoces Stranger Things, ya puedes ver la serie en Netflix.




Si todavía no conoces Stranger Things, ya puedes ver la serie en Netflix.

share