PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo 11 inquietantes historias sobre costumbres familiares muy extrañas Historias

Historias

11 inquietantes historias sobre costumbres familiares muy extrañas

H

 

Porque la normalidad de unos puede ser el delirio de otros...

PlayGround

09 Junio 2016 13:09

imagen de Holly Andres

Cada familia es un universo, con sus propias normas, usos y costumbres. Y, en muchos casos, estos no tienen nada que ver con los que hemos vivido en la nuestra propia. Al ser invitados a una casa ajena, siempre existe la posibilidad de acabar presenciando una escena aparentemente delirante. Algo que rompa nuestros esquemas, que desafíe nuestras convicciones, y que no acertemos a explicar. Y, sin embargo, que no sea más que un ejercicio de normalidad para sus protagonistas. Y es que, ya se sabe, la cotidianidad de unos puede ser el delirio de otros. Porque, ¿qué es la normalidad sino un conjunto de constructos sociales con los que resguardarnos del miedo a lo ajeno?

Para demostrar que la normalidad es lo último que puede darse por sentado, usuarios de Reddit han compartido las vivencias más extrañas e inquietantes experimentadas con familias ajenas.

1

"De pequeño jugaba con tres hermanos. Todos ellos eran niños muy normales, pero la madre parecía estar muy encima de ellos. Durante el verano jugábamos cada día en la calle a béisbol, hockey, a nadar... Diariamente, alrededor de las 12, la madre pedía a sus hijos que entraran en casa de uno en uno y en intervalos de 30 minutos, cuando uno salía entraba el siguiente. Nunca pensé demasiado en ello hasta que un día en su casa descubrí porque les llamaba. Cada niño tenía 30 minutos de mimos de su madre al día, ellos se tumbaban en el sofá y ella les abrazaba por detrás. Es lo más raro que he visto en mi vida".

2

"Tengo una ex novia cuya familia quemaba, literalmente, cualquier tipo de carne que preparaban para comer. Les aterrorizaban las bacterias en los alimentos. Una vez les preparé un bistec al punto (menos quemado pero bastante hecho) y me miraron con cara de disgusto".

meat

3

"Era una familia en la que todas eran chicas y ninguna de ellas podía cortarse el pelo hasta los dieciséis años. Tampoco se les permitía hablar a la hora de cenar porque, en una ocasión, una de las hijas se rió en la mesa y después tosió. Esto provoco que a la madre le entrara pánico a que alguna de ellas muriera asfixiada, por lo que les prohibió hablar. Nadie me lo dijo cuando fui a cenar. Cuando hablé, todas me miraron extrañadas".

4

"Fue en una barbacoa con una familia: madre, padre y tres o cuatro hijos, no me acuerdo. Había alitas de pollo con salsa. Cuando estuvieron listas, la madre las trajo a la mesa, cogió una de éstas, la lamió, la volvió a dejar en el plato y dijo: "um raro, pero está bien". Cogió otra e hizo lo mismo. Y así con todas, como si estuviera lamiéndolas para que pudiéramos comérnoslas. Me fijé en la reacción de los demás pero nadie se inmutó, no había nada en sus caras que indicara que estaba pasando algo raro. Aquel día comí ensalada".

Lifetime Telly wings wing sauce chicken wings

5

"Un amigo del grupo de teatro de la escuela secundaria solía invitarme a su casa. Su madre coleccionaba grandes muñecos de época, como bailarinas, muñecas victorianas y un payaso excesivamente feliz. A este último le solían vestir con su propia ropa y le dejaban en distintos puntos de la casa. La broma familiar es que estaba "vivo". También coleccionaban y tocaban didgeridoos como un banda familiar. Esto suena bien, pero eran todos muy raros".

6

"Una vez hice un viaje en coche con la familia de un amigo. Eran 5 horas en coche y nadie habló en todo el trayecto. Estábamos en completo silencio. No había música, no hablaban... nada. Además, a pesar de beber grandes cantidades de líquidos antes de entrar al coche, nadie tuvo la necesidad de orinar durante esas 5 horas. Es lo más extraño, inquietante y duro que he pasado en mi vida".

reaction car people g zimmerman

7 ?

"La madre de un viejo amigo estaba obsesionada con que Al Qaeda podría asaltar el pequeño pueblo de Inglaterra en el que vivían. ¿Su solución? Tener un refugio antiaéreo debajo de su casa, por lo que aproximadamente 5 veces al año gastaba miles de libras en comida para abastecer el refugio".?


8

Fui a casa de un amiga cuando tenía 17 años. Le pidió a su madre algo para comer y su madre trajo una enorme cebolla cruda completamente untada en mayonesa encima de un plato. Mi amiga y su madre se abalanzaron sobre ella con tenedores como si fuera un filete. Han pasado 4 años y todavía pienso en ello de vez en cuando.


9?

"Solía ir a casa de un chico llamado Neil cuando era pequeño. Cuando iba, a veces toda su familia, incluyendo Neil, se iban de casa a hacer recados y me dejaban solo. También les decían a mis padres que me invitaban a cenar pero en verdad me quedaba en el sótano jugando solo a videojuegos mientras todos comían".?


video games playing control

10

"En esa casa nadie bebía nada para cenar. Primero cenaban y, después, uno de ellos traía una jarra de agua y vasos, se sentaban alrededor de la mesa y todos bebían en silencio. Ahora entiendo porque hay tantas personas crónicamente deshidratadas".

11

""Una vez fui a casa de un tipo después del colegio. No éramos amigos, pero nos tocó hacer un proyecto juntos. Le llamaremos Gary. En fin, estábamos trabajando en el proyecto cuando se excusó para ir al lavabo. 15 minutos después volvió. Un poco después, decidí ir al lavabo.

Entré y ¡qué vieron mis ojos! Delante mío, flotando como un manatí en las aguas marrones de Florida, estaba el resultado de la excursión previa de Gary. Me encogí de hombros (¿todos nos olvidamos alguna vez, no?) tiré la cadena, hice pis, tiré la cadena de nuevo y volví al trabajo.

Un par de horas más tarde, la madre de Gary vuelve a casa del trabajo. Nos dice hola muy educadamente antes de dirigirse al fondo de la casa. A los pocos segundos regresa a la cocina, dónde estamos trabajando, y grita “¿DÓNDE ESTÁ?”. Pego un brinco, estoy confundido, le lanzo una mirada de desconcierto a Gary. Gary murmuró “No he sido yo, ha sido él”. Su madre me miró , resopló , y se marchó.

Al día siguiente, en la escuela, Gary me explicó que cada vez que hacía caca tenía que dejarla en el lavabo para que su madre pudiera revisarla. Ni siquiera estaba enfermo ni nada, su madre simplemente quería revisarla para asegurarse de que estuviera sano o algo así.


[Vía Reddit]

share