PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo El arma secreta de Donald Trump se llama Ivanka Historias

Historias

El arma secreta de Donald Trump se llama Ivanka

H

 

Una mujer que encarna a la perfección el espíritu de la América barbie y WASP

Rafa Martí

08 Octubre 2015 06:00

Nuestro padre, Donald J. Trump es un verdadero visionario y gran mentor. Es un negociador brillante con un historial de hacer las cosas. Lo más importante, es que es un papá increíble y un modelo a seguir. Nos crió para trabajar duramente y buscar la excelencia en todo lo que hagamos. Lo amamos y respetamos mucho”.

Estas son las palabras que Ivanka Trump, hija del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, dijo a People después de que su padre se lanzara a la arena política. A pesar de la controversia que rodea cada aparición de su padre en esta campaña, su hija mayor le profesa una adoración ciega que no ha cambiado ni un ápice desde que era pequeña.



Con solo 16 años, cuando Ivanka estudiaba y trabajaba como modelo, ya se derretía con su padre. Con una convicción absoluta, lo calificaba de “héroe” y “protector”: “el día en que traiga un novio a casa, seguramente nos estará esperando detrás de la puerta con una escopeta de caza”, dijo en un reportaje publicado en El Mundo.

Probablemente, Donald Trump quiera ser presidente de EEUU para dejar al país como dejó a Ivanka, una mujer que encarna a la perfección el espíritu de la América barbie y WASP (White Anglo Saxon and Protestant). (Excepto por la P: Ivanka se convirtió al judaísmo después de contraer matrimonio con el empresario judío neoyorquino Jared Kushner. Ahora, en pleno apogeo de su padre dentro del Partido Republicano, Ivanka espera su tercer hijo.)



Jared Kuchner e Ivanka

Ivanka reúne todo lo que a Trump le gustaría para su país:

Madre de tres hijos.

Modelo, con sonrisa de barbie rubia perfecta. Como si hubiera salido del concurso Miss Universo —propiedad también de su padre— pero también referente en el mundo empresarial.

Graduada en Economía cum laude por la Universidad de Pensilvania.

Empresaria de éxito, propietaria de su propia marca de joyería, fragancias, zapatos, bolsos y gafas de sol a precios asequibles para el gran público. (Su tienda principal está en la Avenida Madison de Manhattan.)

Escritora, como autora de The Trump Card: Playing to Win in Work and Life (La Carta Trump: Jugar para ganar en el trabajo y en la vida), un libro para jóvenes mujeres emprendedoras.

Comprometida con el imperio familiar como vicepresidenta del departamento de Desarrollo Inmobiliario y Adquisiciones en la Trump Organization.

Estrella de televisión, cuando apareció como una de los jurados en el show de la NBC The Apprentice.

Amiga de sus amigas, aunque se apelliden Clinton y sean hijas de los adversarios políticos tradicionales de su padre.



Ivanka Trump y Chelsea Clinton

Y casada con un "hombre respetable". Y rico. Kushner es propietario de Kushner Properties, una de las mayores empresas inmobiliarias de EEUU. También es dueño de The New York Observer, una compañía editora de periódicos.

Siendo casi lo mismo, Ivanka representa todo lo contrario que Paris Hilton. Si el magnate hotelero se presentara a presidente, posiblemente hubiesen dudas sobre él por la mala educación de su hija.

Pero con Trump, a pesar de todo el marrullerismo que derrocha, ocurre lo contrario: ningún votante del Partido Republicano podrá reprocharle de no haber criado a una hija como si fuera América misma. Y tampoco caer en el tópico: “si no sabe llevar su propia casa, cómo sabrá llevar al país”

Donald Trump lo sabe. En una entrevista a The View —una especie de Hable con ellas yanqui—, dijo a Barbara Walters que si él no fuera su padre, saldría con Ivanka.

Ivanka es el modelo al que aspira el estadounidense de bien. Mientras su padre es el imán mediático, la imagen de su primogénita es el pilar pragmático de su política: Dios, trabajo, éxito y familia. “Make America Great Again”. Tan grande como alejada de la América real, hispana, negra, pobre, injusta y desigual.



share