PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Este experto en marketing engañó a Tinder para ligar con 2.000 mujeres Historias

Historias

Este experto en marketing engañó a Tinder para ligar con 2.000 mujeres

H

 

Con un simple truco, Blake Jamieson se convirtió en el rey de los 'matches'

Franc Sayol

21 Abril 2014 20:39

Blake Jamieson tiene 29 años y es el responsable de marketing social en una empresa de suministros para piscinas de Phoenix, Arizona. Como tantos otros jóvenes, utiliza Tinder, la aplicación para ligar que ha revolucionado las citas online. Pero a Blake le va a mejor que a la media: hasta la fecha, ha logrado 2.000 matches (o, lo que es lo mismo, que 2.000 mujeres se interesaran por conocerle). ¿Su secreto? Aplicar sus conocimientos profesionales para hacer que su perfil sea más atractivo.

La publicidad nativa es, a grandes rasgos, una acción de marketing camuflada como contenido. Cuando se hace bien, el usuario no debería ser consciente de que está viendo un anuncio. La clave está en que dicha pieza no desentone en el contexto general de la publicación. Pues bien, lo que hizo Jamieson fue aplicar los principios de la publicidad nativa a su perfil de Tinder. La marca, en este caso, era él mismo.

Tal y como explica en este post de Medium, Jamieson tuvo la idea de sobreponer el eslogan 'Match of the Day' ('Ligue del día') sobre su foto de perfil. Su objetivo era hacer creer a los demás que esa credencial se la había dado la aplicación, por lo que se esmeró en hacerla parecer lo más auténtica posible. Utilizó una tipografía similar a la que usa el logo de la app y le añadió el símbolo de la llama que identifica a Tinder. Paralelamente, le dio un like a absolutamente todos los perfiles que aparecían en su radio de acción.

Su plan funcionó: el primer día que su foto mostró el falso logo consiguió 800 matches.

Pero la estrategia de Jamieson no terminaba ahí. El siguiente paso fue añadir mensajes pícaros a cada una de sus seis fotos de perfil. Cosas como “Es más alto que tú”, “Y, sin embargo, esos hoyuelos” o “A qué estás esperando para deslizar el dedo a la derecha”. Las frases parecen triviales, pero no son gratuitas. Como él mismo explica, hay muchas chicas que, en sus perfiles, recalcan que no quieren a un chico bajito o apuntan que “mido un metro ochenta, y me gustan los hombres altos”. El incluir el mensaje “Es más alto que tú” en una de las fotos no solo servía para ponerle en una situación de autoridad, sino como una señal de complicidad.

Los matches siguieron creciendo, pero todavía había un problema.

Hacer un match permite que las personas hablen entre ellas vía mensaje directo, pero no significa que siempre suceda. Jamieson se dio cuenta que sólo el 8 por ciento de las chicas con las que conectaba mandaba el primer mensaje. Para solucionarlo, modificó su biografía. Desechó las frases cursis del tipo “coleccionista de momentos, no de objetos” y, simplemente planteó una pregunta: “Si yo dijera, “me gusta tu estilo” ¿qué dirías tú? (Solo hay una respuesta correcta)”. Es una referencia a Starksy & Hutch, y la respuesta correcta es “I like your moves”. Las chicas que entendían el guiño querían demostrarlo, y le mandaban la respuesta como manera de romper el hielo. El porcentaje de mujeres que le contactaban creció un 125%.

Su nueva bio también incluye la frase “Y sí, realmente soy tu 'hot match of the day'. Es una nueva característica”. Evidentemente, lo dice con ironía, pero podría ser que alguien se lo tomara mal. Siguiendo con el símil publicitario, su estrategia podría considerarse publicidad engañosa, o, incluso, spam. Sin embargo, Jamieson ha explicado a AdWeek que "todas las que se han tomado la molestia de escribirme me han felicitado por ser ingenioso".

El triunfo de su plan demuestra que, como en tantos otros aspectos de la comunicación, es casi más importante el modo de presentar el contenido que el contenido en sí. Jamieson sigue siendo el mismo tipo, pero su éxito entre las mujeres se ha multiplicado. Todo porque ha encontrado la manera de diferenciarse en un océano de perfiles similares.

Un sandwich como precedente

Para dar que hablar tienes que sorprender. En 2004, un restaurante de Philadelphia puso en su menú un cheesteak de 100 dólares. Un cheesteak es un sandwich de carne muy popular en Philadelphia, que puedes encontrar por 3 o 4 dólares en cualquier puesto callejero. Por el simple hecho de poner un precio tan poco habitual a un producto tan común, el restaurante apareció en todos los periódicos y noticiarios locales. La gente no sólo acudía al restaurante para probarlo, sino para luego contarlo a sus amigos. Pues bien, con su 'Hot match of the day', Jamieson ha encontrado su propio sandwich de 100 dólares.

¿Y qué tiene que decir Tinder a todo esto? Al fin y al cabo, está explotando la app de un modo un tanto fraudulento. En el mencionado post, el propio Jamieson afirma que “probablemente me baneen por esto”. Pero, hasta el momento, no ha pasado nada. ¿Por qué a Tinder no le importa que un usuario utilice este tipo de estratagemas? Probablemente, porque les está dando muchas ideas acerca de cómo integrar la publicidad en la app.

share