PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo 9 anécdotas que (quizá) no conocías de “Los Goonies” Historias

Historias

9 anécdotas que (quizá) no conocías de “Los Goonies”

H

 

¿Habrá segunda parte de la película juvenil de culto? Richard Donner dice que sí, aunque suene a broma. Por si acaso, repasamos algunas curiosidades de aquel rodaje de 1985

Mario G. Sinde

07 Abril 2014 13:08

Es muy probable que cuando Richard Donner dice que está trabajando en la secuela de “Los Goonies” esté intentando quitarse a los fans pelmazos de encima de la misma manera en que George R. R. Martin asegura que lanzará el cometa rojo sobre Poniente y matará a todos los personajes de “Canción de Hielo y de Fuego” si la gente le toca mucho los cojones con la fecha de salida de “Vientos de Invierno”: el fandom suele ser una mosca pegajosa que nunca acepta un no por respuesta, y la mejor manera de seguir adelante es trolear. ¿En serio habrá un “Los Goonies II”, la secuela que nunca fue de la película de aventuras juvenil que más hondo caló en la generación pre-adolescente de los años 80? Le preguntaron el otro día a Donner, que tiene 85 años y cara de pocos amigos, y dijo que sí, que incluso había un guión. También lo aseguró hace cuatro años Josh Brolin. Hay rumores de esbozos de guiones que se han ido desarrollando con los años, y que nunca han llegado a buen puerto. Al final, lo único que sabemos seguro es que el único intento de hacer “Los Goonies II” fue un videojuego y, según cómo se mire, la película “Super 8” de J.J. Abrams, que recogía el espíritu de aquel cine de los 80.

Los Goonies

¿Por qué esta fascinación por “Los Goonies”? Básicamente, porque era una película que alimentaba sueños positivos en la mente infantil: el de emprender una aventura, resolver acertijos, demostrar que se era mayor de lo que los demás creían, que en todo perdedor hay un héroe, que es posible encontrar un tesoro oculto donde menos lo esperas. Es ese tipo de películas donde los buenos ganan siempre y lo hacen con elegancia. Esta es una lectura conocida de la película, quien la haya visto se la sabe bien. Pero hay muchas cosas más que no se saben del todo. Haya o no haya continuación, aquí van algunas anécdotas que nos amplían por qué “Los Goonies” siempre fue algo especial.

1. “Los Goonies II” existe, pero en videojuego

Muy malo, por cierto. No tuvo ningún éxito. Apareció en 1987, como cartucho para una consola Nintendo de la época. El protagonista es Mickey, o sea, tú: tienes que ayudar a rescatar a todos tus amigos, secuestrados por los Fratelli. O sea, como en la primera parte, pero sin tesoro.

2. Richard Donner se hace un Hitchcock

En efecto, hay un cameo del director de la película, que aparece justo al final como uno de los dos polícias costeros motorizados que intentan ejecutar la orden de desalojo de la familia de Mickey. Esto es algo raro en Donner, que por ejemplo, no salió en “Superman”.

3. El actor que hacía de Sloth era jugador de fútbol americano

9 anécdotas que (quizá) no conocías de “Los Goonies”

Con esa prótesis deforme era normal no saber qué cara real tenía Sloth, el hijo monstruoso de los Fratelli. Ocurre igual que con Darth Vader, que no sabemos en realidad cómo era la persona que estaba detrás de la máscara. Su nombre es John Matuszak y provenía del fútbol americano, había jugado como defensa en los Oakland Raiders hasta 1981. No sería el único caso de ‘cachas’ del deporte que entraría a tener un papel en una famosa película adolescente: André el Gigante, luchador de catch, apareció en “La Princesa Prometida”, recuérdese.

4. Hay una escena eliminada

Los Goonies

En la película nunca se vio cómo Data y el resto de Goonies se peleaban contra un pulpo gigante en la escena del naufragio. Se emplearon muchos recursos para convertirla en un punto culminante del desenlace, pero finalmente se cortó. Durante mucho tiempo no se pudo ver, hasta que apareció como contenido extra en la primera edición en DVD.

5. El barco se mantuvo en secreto

La cara de sorpresa y de fascinación de Los Goonies cuando ven el barco pirata es real, porque no lo habían visto antes. Richard Donner quería una expresión sincera, así que mantuvo el secreto sobre cómo de grande y maravilloso sería el galeón que custodiaba el tesoro de Willie el Tuerto.

6. Jonathan Ke Quan prometió no decir tacos

Data

El actor que interpreta a Data, que también hace de Tapón en “Indiana Jones y el Templo Maldito”, le prometió a su madre que no diría tacos en toda la película. Y en un momento en el que el guión que obligaba a decir ‘¡santa mierda!’, resolvió el entuerto deletreando la palabra soez, así que en realidad dice ‘¡holy S-H-I-T!’.

7. Kerri Green lo pasó mal besando a Sean Astin

9 anécdotas que (quizá) no conocías de “Los Goonies”

Resulta que el joven Astin era demasiado joven en realidad y se asustó mucho en la escena en la que Andy le besa en el pozo. En la película no se nota, sin embargo: parece un morreo con fruición.

8. Un rodaje extraño

Los Goonies

Normalmente, las películas se ruedan a trozos, aprovechando espacios para abaratar costes. Pero en “Los Goonies”, para mantener la sensación de aventura, se rodó como si fuera una obra de teatro: desde el principio hasta el final.

9. Gordi adelgazó tras la película

Los Goonies

Jeff Cohen lo pasó mal siendo el gordo de “Los Goonies”. Todas las bromas eran para él. Así que al poco tiempo, cuando empezó el instituto, se dedicó al deporte y bajó peso de manera considerable.

share