PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Mira el vídeo de Millie Brown rapándose para ser Eleven de 'Stranger Things' Historias

Historias

Mira el vídeo de Millie Brown rapándose para ser Eleven de 'Stranger Things'

H

 

En la pantalla es Eleven, la niña del pelo rapado. Pero, en la vida real Millie Bobby Brown y solía tener el pelo largo

22 Agosto 2016 12:41

En la pantalla es Eleven. La niña del pelo rapado. La de los poderes psicoquinéticos. La de la mirada del millón de matices. Pero, en la vida real, ella es Millie Bobby Brown, tiene 12 años y solía tener el pelo largo.

En el cásting para el papel aún lucía sus rizos castaños, pero cuando se decidió que sería ella quien daría vida al personaje, le raparon el pelo para convertirla en Eleven. Ahora, la actriz ha compartido en su cuenta de Twitter el momento en el que le pasaron la máquina y dejó de ser Brown:

A ritmo de 'Hurts Pretty' de Beyonce, el vídeo enseña cómo la estilista corta cuidadosamente sus rizos. Inicialmente, Brown parece intimidada y nerviosa por el cambio de imagen. Pero, a medida que el proceso avanza, se muestra cómoda y segura con el look con el que dará vida a Eleven.


Ella es Eleven, al niña con poderes de 'Stranger Things' que tiene el pelo rapado. Pero en la vida real es Brown, tiene 12 años y solía lucir el pelo largo

Una vez el proceso llega a su fin, no puede evitar tocarse la cabeza para apreciar qué se siente al estar rapada, se deja tomar algunas fotos y se mira al espejo con cara de asombro. Todo esto para finalmente clavar los ojos penetrantes de Eleven en la cámara, aquella mirada misteriosa que todos hemos visto en la niña que viene del mundo del revés.

Raparse no es fácil para nadie. Brown lo llevó muy bien, pero su madre no tanto como ella. Como ha explicado esta semana a ELLE: "Mi mamá era como: "¡No! Eso no está sucediendo". Y yo estaba como: "mamá necesitas relajarte. Va a volver a crecer". Mi madre estaba en contra. Y yo y mi padre estábamos cómo: ""Vamos. ¡Está muy bien!"".

share