PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo El espíritu navideño como motor de una sociedad más solidaria Coca-Cola

Coca-Cola

El espíritu navideño como motor de una sociedad más solidaria

H

 

Lo bueno de la Navidad es que cualquier diferencia desaparece y todo se convierte en una oportunidad para pasar momentos agradables con los que te rodean. Porque en época de reconciliación, lo que compartimos es más fuerte y nos hace más fuertes

Alex Arevalo

03 Diciembre 2019 21:30

Todos hemos tenido problemas para relacionarnos con otros. Sin importar si son amigos, compañeros del trabajo, personas con las que compartimos el transporte público, siempre podemos encontrarnos en situaciones en las que prime el enojo y la poca empatía.

Situaciones tan sencillas como que te quedes dormido y llegues muy tarde al trabajo o a la universidad pueden hacer que cualquier palabra que diga un tercero se convierta en un motivo para que respondas cosas no muy agradables, sin importar si este es tu jefe o el maestro de la clase.

GettyImages-1084542104

Sin embargo, la época de fin de año trae un componente bien particular que permite que esa amargura disminuya considerablemente y surja una hermandad que hace que todo sea más sencillo de solucionar y más armonizo y ese componente es el “espíritu navideño.”

Pongamos como ejemplo la misma situación antes descrita, pero en un contexto decembrino: un día cualquiera del último mes del año te despiertas tarde y sabes que ya no lograrás llegar a tiempo a tu trabajo. Sin embargo, muy en contravía de lo que podrías esperar, es más que probable que tu jefe no te diga nada y que, más allá de no decirte nada, tal vez te sorprendas con que todos tus compañeros están compartiendo o hablando con una actitud más relajada y amigable.

GettyImages-640140248

Y si te fijas con cuidado, ese ambiente de fraternidad, ese que hemos denominado “espíritu navideño”, se replica como bola de nieve en todos los espacios. Eso hace común que tu vecino siempre te salude con una sonrisa en la cara, o que al momento en el que vayas al súper a comprar una Coca-Cola te encuentres con la mejor actitud por parte del cajero.

Pero, ¿por qué pasa eso? Sencillo, porque en esa época nos tomamos el tiempo de pensar en el otro, en reconocer que son más las cosas que nos unen, y que de esa unión logramos reconciliarnos, porque eso es más fuerte y puro.

Por eso, ahora que ya está próximo el final del 2019, y en donde nos preparamos para recibir una nueva década, marcada por cambios y expectativas, es muy importante que te dejes contagiar por ese espíritu navideño, para que siempre prime la buena actitud, para que encuentres en la sonrisa de los demás, en un “buenos días” o en un “disculpe” una opción para construir y para dar lo mejor de sí.

GettyImages-947212430

De hecho, el reto será que ese “espíritu navideño” se convierta en un espíritu que perdure más allá de la Navidad y pueda estar presente en todos los momentos que compartimos con los demás, porque siempre debemos tener presente que lo que compartimos es mucho más fuerte que las diferencias que existen.

BannerJourney

share