PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Juana Rivas publica una carta en la que no cree “estar haciendo nada fuera de la ley” Studio

Studio

Juana Rivas publica una carta en la que no cree “estar haciendo nada fuera de la ley”

H

 

Lee aquí el contenido de la misiva

A.P.G.

14 Agosto 2017 15:56

Imagen vía EFE

Juana Rivas, la mujer que lleva desde hace veinte días en paradero desconocido para no entregar a sus hijos a su padre maltratador, ha remitido una carta a las plataformas que se han concentrado hoy en su apoyo en Granada.

La misiva ha sido leída por una amiga suya ante la sede judicial de la Caleta y, en ella, Rivas se muestra agradecida con todas las personas que le han brindado su apoyo desde que huyó el pasado 26 de julio para no cumplir con la orden judicial. La mujer se muestra perservante en su huida.

“Estoy huida, pero no siento que esté haciendo nada fuera de la ley, pues la ley es lo primero que se ha saltado a la torera. Si la ley se hubiera aplicado correctamente, no estaríamos aquí”, relata la carta según el vídeo facilitado por Antena 3.

Rivas denuncia la “pesadilla” que está viviendo desde hace años tanto ella como sus hijos, en los que presuntamente fueron víctimas de maltratos físicos y psicológicos por parte de su expareja, el italiano Francesco Arcuri. La mujer también ha criticado los “fallos judiciales” que la han llevado a su situación actual.

“Si la ley se hubiera aplicado no estaríamos aquí. Si la jueza hubiera enviado los papeles a Italia hace un año, el convenio de La Haya no estaría amenazando a mis hijos, sino protegiéndolos”, relata. Rivas clama a la "cordura" y a la "coherencia" de los jueces y reclama "empatía". Rivas también recuerda que son sus hijos los que están en peligro "si dejamos caminar esta injusticia que nos está martirizando".

Cerca de un centenar de personas se han reunido hoy en apoyo a Juan Rivas. Durante el acto también se han producido incidentes debido a la irrupción de un grupo de hombres que portaban carteles con el lema “amor de padre”.

Rivas podría ser condenada hasta cuatro años de cárcel y a la inhabilitación para ejercer la patria potestad durante un periodo de hasta 10 años por no presentarse a la cita judicial del pasado 8 de agosto. El juez la citó por segunda vez después de incumplir el plazo del 27 de julio para entregar a sus dos hijos. Rivas se niega a hacerlo porque teme por la vida de sus hijos.

Arcuri ya fue condenado en 2009 por un delito de lesiones en el ámbito familiar.

**

Aquí puedes leer el texto íntegro de la carta:

"Hola a todos y a todas. Yo soy esa Juana Rivas Gómez a la que tanta gente está juzgando sin saber nada prácticamente de la auténtica pesadilla de terror de la cual nos hemos enfrentado mis dos hijos y yo. Yo desde hace casi 13 años, ellos desde antes de nacer, no tendríamos que estar así. Ni yo escondida con mis hijos ni vosotros manifestándoos. Ante todo un enorme gracias a todos aquellos que conocéis la empatía y desde lejos y cerca nos estáis apoyando.

No tengo suficientes palabras de agradecimiento pero sí un corazón que se expande sin límite hacia las personas con humanidad. Estoy huida pero no siento que esté haciendo nada fuera de la ley. Pues la ley es la que se ha saltado a la torera desde la primera jueza. Si la ley se hubiera aplicado no estaríamos aquí. Si la jueza hubiera enviado los papeles a Italia hace un año, el convenio de La Haya no estaría amenazando a mis hijos sino protegiéndolos.

También ha sido una chapuza la psicóloga que atendió a mis hijos porque no estaba preparada para trabajar con niños que han sufrido maltrato y ni siquiera estaba colegiada. Mi hijo relata su historia de terror que no aparece en el informe. Quiero mandar este mensaje a la Jueza de Primera Instancia del Juzgado número 3 de Granada; por favor, si en su mano aún queda algo en lo que nos pueda ayudar, que lo haga por favor. Que está todo documentado y que tanto mis hijos como yo merecemos un respeto. Estos jueces están pagados con el sudor de todos los españoles. Incluida yo que siempre he estado cotizando. Con mucho respeto merecemos ser escuchados y que las leyes se usen realmente para proteger a los menores. Lejos de política o qué se yo qué intereses. Que aquí lo importante son mis hijos que están en peligro por errores judiciales. Quiero pedirle a este juez y a todo el que nos puede juzgar, que encamine este proceso hacia la cordura. Hacia la coherencia. Mis hijos están en peligro si dejamos caminar esta injusticia que nos está martirizando.

Señora juez, no es un desafío ni mucho menos mi actitud, es la única forma que he encontrado a mi alcance como madre para proteger las joyas más preciadas de mi vida. Por favor pónganse en mi lugar"


share