PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

Robbie Williams hace esto y después vemos un palizón

H

 

Rusia libera a un opositor, el cantante británico hace algo inexplicable y la selección destroza a Arabia Saudí

Ignacio Pato

14 Junio 2018 19:16

La tarde empezó con una noticia que se prestaba al chiste amargo: Alexei Navalny, el opositor a Putin más mediático, era liberado. Ha pasado 30 días en la cárcel por organizar una manifestación no permitida por el gobierno. A tiempo para ver el Mundial, podría bromearse en círculos cercanos a Putin.

A Putin era a quien todo el mundo quería ver justo antes de que empezase el Mundial. Convertido en una suerte de meme desde hace tiempo, especialmente por sus apariciones como una especie de macho alfa paneslavo, al final su intervención no fue para tanto. Lo más llamativo es, como preveíamos, esa primera escena de palco del Mundial, con Putin, Infantino el jefe de la FIFA y el príncipe saudí Mohamed Bin Salman.

Desde luego no era un acto de Amnistía Internacional.

Antes del fútbol estuvo Robbie Williams. No se atrevió a incluir en su setlist una canción un poco crítica con Putin, Party like a Russian, pero casi nadie se acordó de eso y fue por una peineta -en castizo- que el británico dedicó en mitad de Rock the DJ a no se sabe muy bien quién o qué, directamente a una cámara. I did this for free, dijo. Lo hice gratis.

Todo esto en el Estadio Lenin para los nostálgicos. O no tanto, que tampoco es tan nostalgia acordarse de la URSS: nueve de los once titulares de Rusia han nacido cuando todavía aquello era la Unión Soviética. El primer gol de este Mundial lo ha marcado además Gazinski, un jugador nacido en Komsomolsk del Amur, la ciudad nombrada así por las juventudes del Partido Comunista de la URSS, en el extremo oriental del país, no muy lejos de China. Golovin, autor del último gol, ha nacido en Siberia.

Lo que hemos visto ha sido un palizón de Rusia a Arabia Saudí. Un equipo ruso que está poco cuajado y unos saudíes que van a ser el punching ball del grupo. 5-0, alguna pincelada de Golovin -ya lo hemos dicho, el del CSKA va a ser uno de los buenos del torneo-, dos goles de Cheryshev y poco fondo físico en general

Porque sí, ha habido fútbol y ha comenzado el Mundial. Por fin.

share