PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

¿Por qué este año Inglaterra SÍ puede ganar el Mundial?

H

Getty
 

Beckham, Gerrard, Owen o Lampard ni siquiera pudieron acercarse a los resultados de esta jovencísima selección. Estas son las claves de Inglaterra para llevarse el Mundial

Omar Naboulsi

11 Julio 2018 12:52

Inglaterra vuelve a las semifinales de un Mundial 28 años después. Los Beckham, Lampard, Owen, Gerrard, Terry o Rooney no pudieron conseguir ningún éxito en la selección -no pasaron de cuartos de final-, pero sus sucesores pueden dar la sorpresa y colarse por fin en la final de una Copa del Mundo.

En Italia'90 quedaron cuartos, un dato que aprovechó el periodista de BNN y CTV, Jon Erlichman, para elaborar una lista con las cosas que no existían antes de aquel campeonato. Lógicamente, aparecen unos cuantos ítems tecnológicos, pero la respuesta de un aficionado ha sido la que ha hecho que el tweet de Erlichman se convirtiera en un viral: Croacia, su rival en semifinales, tampoco existía.

Al menos como estado independiente, ya que en aquellos tiempos aún pertenecía a Yugoslavia -no fue hasta el 8 de octubre de 1991 cuando se reconoció su independencia-.

Que nadie piense que Inglaterra ha llegado a semifinales exhibiendo un gran juego. Se basa en la contundencia defensiva, algún destello de sus estrellas -Harry Kane, Sterling y Dele Alli, principalmente- y las jugadas a balón parado. De hecho, ante los 2 rivales más complicados que ha tenido en este Mundial no ha podido ganar: perdió por 1-0 ante Bélgica y venció a Colombia en los penaltis.

Gareth Southgate opta por alinear una defensa de 5 con Ashley Young y Trippier de carrileros, 3 jugadores en el medio y Kane y Sterling arriba. Poco juego combinativo y muchos balones largos, haciendo que a ratos sea aburrido verles jugar.

Sin embargo, nadie puede echarle en cara su efectividad. Desde un perfil bajo, Southgate ha armado un equipo peleón. Entrenó al Middlesbrough y a la sub-21 inglesa, aunque sin librarse del estigma que le persigue desde hace 22 años.

Es el hombre que le arrebató el sueño a su nación, el que falló el penalti decisivo en la Eurocopa de Inglaterra'96 en las semis contra Alemania.

En este Mundial se ha podido desquitar ganándole la tanda de penaltis a los colombianos. No es casual, en su manual todas las acciones a balón parado son esenciales.

"Identificamos que las jugadas a balón parado son claves en las Copas del Mundo y sentimos que era un elemento que debíamos mejorar", aseguró en rueda de prensa. Ha predicado con el ejemplo, ya que 8 de los 11 goles del equipo en el torneo han llegado a balón parado -4 de córner, 1 de falta y 3 de penalti-.

Desde su despacho de St George's Park, Southgate y sus ayudantes detectaron que el 11% de los goles en Brasil'14 llegaron de córner.

Uno de los colaboradores es el encargado de la estrategia. Se trata de Allan Russell, el entrenador de los delanteros. Fue un 9 escocés que jugó sus últimas temporadas en EEUU, donde se empapó del trabajo técnico de los entrenadores de la NFL.

"Personalizo el trabajo en posiciones, dentro y fuera del área para detectar qué reacciones y movimientos tienen éxito", reveló Russell hace unos meses, reconociendo que aplicaba tácticas del fútbol americano en el europeo.

"Tenemos que hacer cosas diferentes a las que se han hecho y hemos viajado para ver cómo se trabaja en la NFL. Me fascina su estratégica en la parcela ofensiva y defensiva", dijo Southgate en febrero, cuando aprovechó su viaje a Minnesota para ver la Superbowl y analizar el partido NBA entre los Timberwolves y los New Orleans Pelicans.

El técnico inglés buscaba la manera de trasladar los pick and rolls y otros aspectos del baloncesto al fútbol.

Toda ayuda puede ser clave en un Mundial, sobre todo en un equipo tan joven. De los 23 convocados por Southgate, 10 trabajaron con él en la sub-21 -Pickford, Butland, Dier, Sterling, Alli, Rashford, Kane, Stones, Lingard y Loftus-Cheek, formando una plantilla de 26 años de edad media, la tercera más joven del campeonato. Forman parte de un plan a largo plazo.

"Nuestros objetivos son llegar a las semifinales de la Eurocopa 2020 y ganar el Mundial de Qatar 2022", pronosticó Greg Dyke, ex presidente de la FA, en 2013.

Un lustro después se han superado las expectativas ganando el Mundial sub-20 y sub-17 en 2017, además del Europeo sub-19.

Vencer a Croacia esta tarde sería la confirmación de un gran trabajo de cantera... y el perdón del país a Southgate.

share