PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

La crisis económica de Venezuela afecta también a los cromos del Mundial

H

 

Los venezolanos necesitarían 3 años de su sueldo para completar el álbum

Omar Naboulsi

10 Abril 2018 15:09

Aunque Venezuela nunca ha disputado un Mundial de fútbol y el deporte nacional es el béisbol, la Copa del Mundo se vive con mucha pasión en todo el país. El nivel de sus futbolistas está al alza y sus aficionados siguen el campeonato con expectación con la ayuda de la señal en abierto de los partidos. Sin embargo, no pueden seguir una de las tradiciones mundialistas... el precio de los cromos es inalcanzable para la mayoría de la población venezolana.

Un trabajador con el sueldo mínimo de 1.307.000 bolívares -5,4 dólares- necesitaría 37 salarios para conseguir la colección, ya que los vendedores calculan que se necesitan unos 200 dólares -unas dos cajas de cromos- para hacerse con las 670 figuritas. En 2014 "solo" había que invertir 1,7 mensualidades.

El álbum de tapa dura vale 800.000 bolívares y la caja de cromos 24 millones -unos 102 dólares en el mercado negro-, un dinero con el que los venezolanos hacen varias compras de casa.

"Es imposible. La inflación nos está comiendo", denuncia en AFP José Rodríguez, un camarero de 22 años que cobra 20 dólares al mes, así que necesitaría 10 salarios para llenar el álbum.

El problema de la inflación se ha disparado en su tasa interanual hasta superar el 6.000%, según las cifras facilitadas por la Asamblea Nacional, un órgano controlado por la oposición y que publica estadísticas propias ante la falta de información oficial por parte del gobierno de Nicolás Maduro.

Para ser exactos, el informe fija la inflación en el 6.174%. Y subiendo.

"Si se mantiene esta velocidad exponencial de crecimiento de los precios prepárense para una inflación para 2018 del 131.985%", ha advertido el diputado de la Asamblea Nacional, Ángel Alvarado, en su cuenta de Twitter.

Antes de la debacle económica, Venezuela lideró las ventas en América Latina del álbum de Panini en los Mundiales de 2006 y 2010, pero en 2014 bajaron un 50%. Hasta entonces se regalaban hasta seis millones de álbumes en los quioscos, hoy apenas se reparten 300.000.

Aún así, José Freitas, un quiosquero que lleva vendiendo el álbum desde el pasado 23 de marzo, no pierde la esperanza y piensa que las ventas crecerán a medida que se acerque la cita mundialista. "Hace cuatro años ya había vendido cinco o seis bultos de barajitas -cada bulto son 12 cajas-", cuenta José, que también explica como muchos padres evitan pasar por su puesto para que los niños no se frustren por no poder comprar los cromos.

De esta manera, y si la situación no mejora, los venezolanos que lo deseen tendrán su colección acabada cuando empiece el Mundial de Catar'22. Al menos es un buen momento para comparar plantillas.

share