PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

Referéndum sin precedentes: la afición del PAO votará si su equipo sigue en la Euroliga

H

 

Es solo la última excentricidad de Dimitris Giannakopoulos, el dueño más polémico del baloncesto europeo

Omar Naboulsi

08 Febrero 2018 12:59

Dimitris Giannakopoulos no podrá entrar a un estadio de la Euroliga durante los próximos 12 meses. Así lo han anunciado los dirigentes de la competición, que han decidido imponerle la sanción al dueño del Panathinaikos por amenazar a los aficionados del Fenerbahçe a través de Instagram.

Giannakopoulos, enrabietado por el veto, ha anunciado que organizará un referéndum entre los aficionados del club griego para que estos decidan si quieren continuar o no disputando la Euroliga.

"Si mi decisión fuera completamente personal ya habría sacado al Panathinaikos de esta parodia. Sin embargo, serán los seguidores quienes tomen esta decisión mediante una votación organizada. Si deciden que permanezcamos en la Euroliga lo haremos, si creen lo contrario continuaremos nuestra lucha por la limpieza del baloncesto europeo en otra competición", asegura a través de un comunicado publicado en Eurohoops.

El dueño del PAO también ha aclarado que agotará todas las vías judiciales para recurrir la sanción, pero si no consigue esquivarla habrá referéndum.

En el caso de que los seguidores voten y decidan seguir en la Euroliga, Giannakopoulos amenaza con abandonar el club ya que no tolera que una hinchada rival se meta con su familia. "Meterse con mi familia es para mí una línea roja que no hay que traspasar. Sin tener jurisdicción, el juez disciplinario de la Euroliga penalizó mi esfuerzo por defender a mi familia en mi cuenta personal de Instagram, al imponerme una multa ilegal y excesiva por un asunto que es claramente personal. Una sanción que sin duda se eliminará en los tribunales civiles".

Sin embargo, el historial de salidas de tono de este empresario griego de 43 años con actividades en el mundo de la comunicación y en el farmacéutico, no invita a pensar que la Euroliga vaya a cambiar de parecer.

Hace un par de meses, cuando el PAO perdió contra el Baskonia, Giannakopoulos volvió a mostrar toda su rabia en Instagram colgando un vídeo en el que denunciaba fallos arbitrales durante los minutos finales.

El propietario se cebó especialmente con el árbitro principal, el esloveno Sasa Pukl, tirando de ironía en los hashtags que acompañan el vídeo. "Euroleague. Arbitraje de alto nivel. Pao con Pukle 3 victorias y 13 derrotas. I feel devotion. Seguro que estáis orgullosos. No hay falta. Orgulloso de formar parte de la Euroliga. Árbitros top. No, no hay mafia. La Euroliga debería estar orgullosa. Turkish Airlines. Euroliga oficial. Baloncesto. Por favor, repost en todas partes".

Sus ataques de ira también pueden girarse perfectamente contra su propia plantilla. Sin ir más lejos, la temporada pasada el PAO cayó eliminado de la Euroliga en los cuartos de final precisamente contra el Fenerbahçe por 0-3 y le sentó tan mal que dejó a los jugadores sin alguna de sus comodidades.

De la misma manera que había prometido una jugosa prima de 250.000 euros para cada integrante de la plantilla si el equipo se colaba en la Final Four, la dura eliminación hizo que cancelara los billetes de avión para jugar los partidos de Playoff de la Liga Griega y les compró a sus jugadores pasajes de autobús de más de 1000 kilómetros.

Varios de ellos acabaron recomprando los billetes de su propio bolsillo.

Otra eliminación en cuartos de final de la máxima competición continental, esta vez contra el CSKA en 2015, provocó el escándalo más sonado de Giannakopoulos. El acta del partido habla por si solo.

"Un minuto después de que entráramos en el vestuario, la puerta fue empujada y abierta por Mr. Dimitris Giannakopoulos seguido de un hombre. Tiró una vela al árbitro Mr. Ankarakili pero dio a la silla. Estaba extremadamente agresivo. Gritaba: ‘¡Te mataré! ¡No saldrás vivo de Grecia esta noche! Te lo prometo. Te mataré a ti y a tu familia y esto es una promesa. Me follaré a tu madre, tu mujer, tus hijos delante de ti.’ Después se fue. Esto duró dos minutos y no había seguridad ni policía para protegernos", relataron los árbitros del partido.

La Euroliga sancionó al Panathinaikos con 150.000 euros por las amenazas, a los que se sumaron 30.000 más por el uso de bengalas, punteros láser y arrojar objetos desde la grada.

Por último, hace unos 5 años el diario Prasini, propiedad de Giannakopoulos, abrió su portada con "Puta Euroliga". ¿El motivo? El PAO perdió el primer partido del Playoff ante el Barça y Giannakopoulos bajó a lo vestuarios para increpar a los árbitros.

¿Realmente espera que le quiten la sanción.. o el referéndum solo es un movimiento estratégico para demostrar su poder?

share