PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

El sueño (conseguido) de Eneritz, Marina, Aintzane y Maialen

H

Real Sociedad
 

Las 'neskak' de la Real juegan por 1ª vez en Anoeta, y en ello ha tenido algo que ver la ilusión de una aficionada de 13 años

Ignacio Pato

11 Mayo 2018 13:08

Fue hace unos días que la Real Sociedad lo anunció: el equipo femenino jugará por primera vez en Anoeta. Será además contra el Athletic. El primer derbi vasco jugado por mujeres en el estadio del barrio de Amara.

El llamamiento a llenar el estadio txuriurdin corre estos días por la ciudad. Pero para que haya un Denok Anoetara —todos a Anoeta— transversal ha tenido que haber primero un Emakumeak Anoetara. Las mujeres a Anoeta.

Y ha tenido que haber, también, una carta. La que Eneritz Haro Alba escribió y envió a todos los medios locales. Comenzaba con una pregunta a los dirigentes de la Real.

"¿Os parece justo que la Real Sociedad masculina juegue en un estadio en el que entran unas 30.000 personas más o menos y la Real Sociedad femenina en un campo en el que entran 1.000 personas? ¿Os parece justo que eso sea siempre así? A mí, que tengo 13 años, no me parece justo, y por eso he escrito esto".

Real Sociedad

Y continuaba Eneritz. "Uno de los motivos para que vaya menos gente es que la gente no sabe casi nada de la Real Sociedad femenina, porque no se le da tanta importancia como a la sección masculina, ni en los medios de comunicación, ni en la sociedad en general. Pues yo creo que si mucha gente se entera de que la Real Sociedad femenina también existe y que saben jugar al fútbol tan bien como la Real Sociedad masculina, mucha gente irá a ver un partido. Por eso, me gustaría que el derbi Real Sociedad-Athletic Club del fin de semana del 12-13 de mayo se juegue en Anoeta y que vaya el máximo de gente posible. Es un partido especial porque es un derbi, y porque la Real se podría estar jugando entrar en la Copa. La Real no será la primera en hacer esto. Se han jugado partidos de la Liga Iberdrola en La Romareda de Zaragoza (3.000 espectadores), Nuevo Colombino de Huelva (4.000), Benito Villamarín de Sevilla (6.600), Ciudad de Valencia (8.000), Vicente Calderón de Madrid (14.000), Wanda Metropolitano de Madrid (24.000) y San Mamés en Bilbao (35.000). ¿Por qué no en Anoeta? ¿Cuántos iríamos? ¿Hacemos la prueba? Si los directivos de la Real sois de la Real, y no solo de la Real masculina, tenéis una oportunidad de demostrarlo. Está en vuestras manos. Es vuestra decisión. #EmakumeakAnoetara!".

Conseguido.

"Como aficionada de la Real esto me hace mucha ilusión -dice a PlayGround-. Me alegra que mi equipo no se quede atrás respecto a otros. Es importante también para las futbolistas del futuro, como dice Aintzane Encinas: 'las niñas ya no solo pueden soñar con jugar en la Real, sino también con hacerlo en Anoeta'. Aunque en Nueva Zelanda acaban de decidir que los futbolistas y las futbolistas van a cobrar lo mismo, eso quiere decir que aún nos faltan cosas por hacer. Pero lo que hemos conseguido demuestra que protestar y mostrar las desigualdades es el primer paso para conseguir la igualdad".

Contenta Eneritz, y contentas muchas otras chicas, mujeres y niñas que ven como la balanza de la igualdad de género se centra un poquito este fin de semana. A su carta -publicada en Noticias de Gipuzkoa y Berria- le siguió, un par de semanas después, una titulada "Mi sobrina Marina". En ella un aficionado contaba la carta que su sobrina de 9 años había escrito a la Real para pedir que en el himno, al tradicional aurrera mutilak -adelante, chicos-, se le sume un aurrera neskak. Marina también dijo "es que no estamos todos, y además también les he dicho que me gustaría que las chicas jueguen en Anoeta

Desde la Real afirman que "la decisión de disputar el encuentro del domingo en Anoeta, y no otro, responde a diferentes circunstancias como la situación clasificatoria del equipo, el rival y la no coincidencia con el primer equipo masculino para tratar de reunir al mayor número de aficionados en Anoeta", pero también que la entidad txuriurdin "no es ajena a las diferentes peticiones sociales que llegan desde distintos ámbitos".

A pesar de que ellas sigan cobrando el Salario Mínimo Interprofesional, la gran mayoría estudiando o trabajando a la vez que juegan en Primera, mientras el sueldo mínimo de los futbolistas hombres es de 155.000 euros, hay unanimidad en otro aspecto: el reconocimiento a las que han hecho esto posible. A las que no van a poder disfrutar Anoeta sobre el césped. Para que Ramajo, Quiñones, Gaste o Nahikari puedan hacerlo, hubo antes futbolistas tan respetadas y queridas en el club de Zubieta como Aintzane Encinas o Maialen Zelaia.

Aintzane Encinas

"La ilusión es muy grande porque creo que jugamos más de las que forman parte de la plantilla", nos dice Encinas, capitana retirada el año pasado tras 13 temporadas en la Real. Este domingo juegan "todas las que hemos peleado durante años para que se abran grandes estadios para nosotras. Que se abra Anoeta es muy bueno para todas, a mí me llena de orgullo que mi club haga esto", afirma.

"Que tú, hija, hermana, amiga, mujer, sepa que ese también es tu lugar. Las niñas ahora ya no solo pueden soñar con jugar en la Real, sino también con hacerlo en Anoeta", escribía Encinas en su columna de del Diario Vasco hace unos días. "Que los referentes ya no sean solo masculinos, que las mujeres tenemos cabida en esos espacios, sin techos", nos completa.

"Sé que a las jugadoras que tienen la suerte de poder jugar en ese estadio les hace muchísima ilusión. Es importante que se las apoye y se les demuestre que se cree en ellas", apunta a PlayGround Maialen Zelaia, diez temporadas en el club hasta el pasado verano, mediapunta y segunda capitana txuriurdin. "En otros estadios ya ha habido una respuesta bonita y al aficionado de la Real le toca ahora que responder. El trabajo de las futbolistas es impresionante y se lo merecen de sobra". Para Zelaia es un paso adelante que la sociedad da "contra las diferencias de género, aunque todavía quede mucho por hacer".

Real Sociedad

Eneritz, Aintzane y Maialen no estarán el domingo sobre el césped de Anoeta, pero este triunfo es muy suyo.

"Yo a Eneritz le agradezco que tenga claro qué es lo que quiere. Esta chica representa seguramente a muchas otras chicas no solo en el deporte sino en otros muchos aspectos de la vida", señala Encinas.

"Yo leí la carta y lo comenté con la ama: joer, ojalá fuese verdad", recuerda Zelaia. Lo es.

share