PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

Socialista con fe, liberal mediático y novato de izquierdas, 3 formas de ser del mismo equipo

H

 

Macron, Mélenchon y Hamon, tres perspectivas políticas y un solo equipo: el Olympique de Marsella

Ignacio Pato

16 Mayo 2018 16:12

Benoît Hamon, Emmanuel Macron y Jean-Luc Mélenchon, tres ópticas políticas diferentes y un mismo club, el Olympique de Marsella, al que animarán esta noche para que se convierta en ganador de la Europa League.

Sin embargo, el acercamiento del socialista, el liberal y el diputado de izquierdas al OM es, como su visión del mundo, diversa.

Benoît Hamon

El excandidato socialista a la presidencia francesa se revela como un hincha tendente a la pasión y a una cierta falta de necesidad de explicar el por qué de esa afición. Un aficionado puro. Nacido en la Bretaña, en realidad el OM es su segundo club, tras el Stade Brestois. Eso no quita para que sea un aguerrido seguidor del equipo marsellés, una alternativa al poder de París.

"El fútbol es una religión laica moderna", ha afirmado también. Quizá por eso cuadra tan bien en su figura que diga que es "fiel a su parroquia". De un partido, en este mismo tuit se ve, habla como de "una misa televisada".

Su jugada favorita del fútbol, ha dicho en una entrevista a So Foot, es un tacle, una entrada para robar el balón. No todo lo bonito del fútbol son los goles, claro.

Emmanuel Macron

De Macron todo el mundo sabe que es del OM. Mediáticamente se podría decir que si bien no lo ha usado para potenciar su popularidad -el Marsella es el segundo equipo más popular del país y lo es especialmente en ciertas zonas especialmente pobladas-, sí que no lo ha escondido. Unos niños le regalaron una camiseta del equipo en televisión, se le vio maldecir cuando se enteró de una derrota marsellesa con el Mónaco.

Es cierto que cuando este pasado verano fue a un entrenamiento del equipo, quienes publicaron las fotos en redes sociales fueron los propios jugadores. "¿Quién es fan de quién?" se preguntaba hoy en un reportaje sobre el tema Libération. El liberal es hincha del OM desde su juventud, que coincidió con los años gloriosos del equipo de Tapie.

En el fondo, Macron, en un año de gobierno no especialmente glorioso, mide la repercusión de todos sus actos. Sincero seguidor del OM, tras una gran manifestación en contra de su primer año, ha preferido no hacer un viaje exprés al partido de esta noche desde Sofía, donde asiste a una cumbre de la UE. Manuel Valls ya hizo algo parecido para ver la final de Champions Barça-Juve en 2015 y fue bastante criticado por ello.

Jean-Luc Mélenchon

Mélenchon, revelado como la oposición de izquierdas a Macron, es un hincha recién llegado. Su enamoramiento tardío ha tenido que ver con todos los aspectos sociales que evoca el Olympique de Marsella.

Su cambio ha sido sorprendente para algunos en Francia. Desde siempre había abrazado la máxima de que el fútbol es "el opio del pueblo" y criticado que los mileuristas idolatren a millonarios.

Su idilio con el Marsella tiene prácticamente fechas concretas. Fue elegido diputado por la ciudad el año pasado. Prometió ir a un partido y finalmente lo hizo hace muy pocas semanas, a finales de abril cuando el OM se jugó contra el Salzburgo el pase a la final de la Europa League que juega hoy.

Su pronóstico para hoy está basado en algo tan intangible y precario como la autoconfianza.

share