PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

7 periodistas deportivas hablan sobre el 8M

H

Arte PG
 

Paternalismo, ninguneo, mayoría de presentadoras en lugar de analistas, condenas a estar sentadas en redacción como "machacas", un techo de cristal que en realidad es de cemento... "Todos los motivos se resumen en uno: la aceptación de una cultura patriarcal que lleva décadas y décadas infravalorándonos y explotándonos"

PlayGround

07 Marzo 2018 12:47

En unas horas es 8 de marzo. Durante las 24 horas que durará el día, hay convocada una huelga feminista que denunciará la estructura adversa que encuentran las mujeres en su día a día. Escuchamos lo que tienen que decirnos sobre todo ello siete periodistas deportivas.

1. ¿Qué motivos crees que hay para ir a la huelga el 8 de Marzo?

2. ¿Cómo te gustaría que esta se notara en los medios?

3. ¿Qué actividades llevarás a cabo mañana?

Antía André estuvo varios años trabajando en la actualidad deportiva en RNE y ahora presenta el programa ¿Qué hay de lo mío? en la misma cadena.

1. He sufrido muchos comportamientos machistas, como que me pregunten si voy sola a un estadio, que solo se dirijan a un compañero al hacer una pregunta, que me planten en una entrevista por no haber tenido la actitud que pretendía el deportista en cuestión... No tenía que haberlos consentido. Con el tiempo he adquirido la valentía para enfrentarme a esas situaciones, aunque a veces sea difícil porque te siguen mirando como a una exagerada, así que apoyo la huelga porque no quiero quedarme callada. Es muy importante que haya un seguimiento masivo de la huelga porque luchamos por el futuro de todas. Tenemos que estar del lado de las mujeres sin importar su ideología o cualquier otra circunstancia.

2. Probablemente se notaría más la huelga si fuera en fin de semana, ya que las presentadoras, inalámbricos, técnicos y cámaras que son mujeres dejarían muchos campos y pabellones vacíos. Aunque en el caso del periodismo deportivo se notará menos porque la mayoría de las plantillas están formadas por hombres, me gustaría que se palpara nuestra ausencia con los compañeros haciendo las tareas que normalmente nos encargan a nosotras.

3. Iré a la lectura del manifiesto de #LasPeriodistasParamos por la mañana, desde luego no haré ninguna tarea en casa, y por la tarde acudiré a la manifestación con amigas que también faltarán a sus trabajos.

Begoña Villarubia, periodista con 20 años de trayectoria en Mundo Deportivo.

1. Secundaré la huelga feminista junto a mis compañeras de Mundo Deportivo y acudiré a la manifestación en Barcelona. La imagen de miles de mujeres en la calle pidiendo la igualdad de oportunidades y el fin de la cultura patriarcal y machista conforma un mensaje muy contundente al mundo Los motivos que me han llevado a esta decisión son claros: basta ya de que ser mujer sea un hándicap, de tener un techo de cristal y del acoso sexual, de ser el sexo débil y de tener que asumir más tareas domésticas que los hombres. Es un tema de simple justicia.

2. Sueño con que ese día la prensa deportiva abriera en portada con la actualidad del Barça, Espanyol o Atlético femenino, con entrevistas a jugadoras, reportajes sobre cómo preparan la jornada de Liga, previas de los partidos de rugby, waterpolo o balonmano femenino. Sacar un diario "normal" pero no centrado en un 99% en la competición deportiva masculina, sino en la femenina. A lo mejor se venderían más diarios o se lograrían más oyentes de lo que muchos jefes piensan.

3. El Barça me ha invitado a asistir a las jornadas que organiza el Grupo Edelmira Calvetó bajo el título ‘Es fútbol y es femenino’ con una serie de ponencias con la mujer futbolista como protagonista. Es una iniciativa para dar visibilidad al fútbol femenino, que es la sección de la que yo me ocupo como periodista deportiva y estaré encantada de poner mi grano de arena.

Mar Bianchi cubre el la actualidad del fútbol italiano para Sport y forma parte del equipo de BeSoccer.

1. Por desgracia tenemos demasiados motivos para secundar la huelga feminista: la brecha salarial, el acoso laboral y sexual, el techo de cristal, la invisibilización del trabajo real que suponen las tareas del hogar y la violencia machista que nos mata día a día. Aunque realmente todos los motivos se resumen en uno: la aceptación de una cultura patriarcal que lleva décadas y décadas infravalorando y explotando a la mujer. Obviamente cada mujer goza de total libertad para actuar el jueves según sus principios, pero me encantaría que hubiese total unanimidad y nadie echase balones fuera. En especial aquellas con puestos privilegiados que podrían secundar la huelga y así dar voz a las que viven en situaciones de gran precariedad y no se pueden permitir no trabajar un día.

2. En un mundo tan masculinizando, me encantaría ver cómo los hombres se preocupan por sus compañeras y toman partido para que en este oficio reine la igualdad. Que sientan la ausencia de las periodistas que no estamos y que ellos transmitan ese sentimiento, somos necesarias. Creo en el lema “si nosotras paramos, se para el mundo”. Eso sí, en el periodismo deportivo se tienen que notar muchas cosas más allá del 8M: en los espacios deportivos seguimos apareciendo como objetos de atracción y caras bonitas en vez de las profesionales formadas, preparadas y expertas que realmente somos. No tenemos espacio en tertulias, no nos dejan opinar ni analizar en la misma medida que a nuestros compañeros varones.

3. Curiosamente, los jueves suelen ser uno de mis días libres en el trabajo, pero no por ello me quedaré en casa. Haré huelga de consumo y acudiré a la manifestación, así que desde aquí me gustaría hacer un llamamiento para que haya una participación masiva.

Sara Gutiérrez es redactora en Teledeporte y fue productora del programa El matí i la mare que el va parir de Ràdio Flaixbac.

1. No haré huelga porque si no trabajo -este día o cualquiera de huelga- nos quitan una cantidad importante del sueldo. Tampoco puedo ir a la manifestación debido a mi horario laboral. Desgraciadamente y sin voluntad de ser pesimista, no sé si servirán de mucho todos los movimientos previstos. Soy partidaria de movilizarnos antes que quedarnos en casa, pero llegados a la situación actual se necesita algo más para provocar un cambio drástico en la sociedad.

2. Desgraciadamente creo que aunque no hubiera ninguna periodista deportiva trabajando tampoco se notaría demasiado. La precariedad en el ámbito deportivo en cuanto a la presencia de mujeres es real, y si bien es cierto que cada vez hay más chicas trabajando en las redacciones de deportes, habría que analizar qué tarea hacen respecto a sus compañeros. Lo digo después de haber dedicado mi trabajo de fin de carrera a analizar el papel de la mujer en el periodismo deportivo. El 8M sería un día ideal para que los hombres cedieran terreno y dejaran las riendas de la redacción a las mujeres. ¿Se imaginan una mujer como narradora principal de una retransmisión de fútbol y no sólo a pie de campo como suele pasar? O una tertulia deportiva de mujeres. No queremos pasar por encima de ellos, sino demostrar que somos perfectamente capaces de hacer nuestro trabajo igual de bien que ellos.

3. Animo a todas las mujeres a hacer huelga de cuidados. Aunque tendrá una repercusión menor porque sólo lo verán los de casa, será el primer paso para que la gente de nuestro alrededor aprecie -si no lo hacen ya- todo lo que las mujeres hacemos cada día.

Sara Giménez trabaja como periodista deportiva en beIN Sports, Gol y en la Cadena Ser.

1. No creo que hacer o no hacer huelga signifique que alguna mujer esté de acuerdo con la brecha salarial o el desequilibrio entre hombres y mujeres. Evidentemente vivimos en una sociedad en la que quedan muchas cosas por hacer para conseguir igualdad, pero cada una es libre de reivindicarlo a su manera. Mis motivos para hacer huelga se basan en la idea de que un día no tengamos que hacerla. Llega un momento en el que no es suficiente con que la iguadad esté cada vez más cerca, sino que deberíamos hablar de ella como algo normal y no fuera de lo común.

2. Me gustaría que se notase lo que significa la ausencia de mujeres en el periodismo deportivo y que eso sirviera para que cada vez la presencia de las mujeres en este tipo de periodismo fuera más abundante, algo que no está pasando actualmente. También que hubiera más noticias relacionadas con el deporte femenino, no solo el día de la huelga.

3. Me planteo una jornada más reivindicativa que nunca. Saliendo a manifestarnos, a hacernos oír, con argumentos, con ejemplos, por nosotras y por todas las que ya no pueden hacerlo. En beIN casi todas, por no decir todas las mujeres, defienden la huelga y la empresa nos ha apoyado en todo momento.

Gemma Herrero, periodista freelance con presencia en varios medios de prensa, radio y televisión.

1. Me siento identificada con todo lo expuesto en el manifiesto que hemos firmado muchas periodistas. Nos sobran los motivos. El techo de cristal que no es de cristal, sino de cemento... Yo no he tenido ninguna jefa mujer. El ninguneo, la condescencia, el paternalismo. Cuando me pasaron el manifiesto y leía los puntos decía "Sí. Sí. Sí". Además, soy periodista deportiva y esto es un coto para hombres.

2. Quiero que la jornada de huelga no solo se note en el periodismo deportivo, sino en general. Me sorprende ver a compañeros de profesión negando la mayor, negando la desigualdad. A los grandes megaeventos deportivos no mandan a mujeres, las mujeres están en redacción, de machacas. En las tertulias, en los análisis, no hay apenas mujeres. Nosotras solemos ser presentadoras y se nos pide ajustarnos a un cánon estético que no se pide a los hombres. Eso tiene un nombre y es sexismo.

3. Yo haré huelga. Soy autónoma, ese día pierdo dinero. Tenía una tertulia y un artículo para el jueves pero no voy a hacer ninguna de las dos cosas. Además, estaré presente en las dos manifestaciones de Barcelona, por la mañana en la de periodistas y en la general de la tarde.

Marisol Ibarra, periodista mexicana, escribe para Marca México.

1. Aquí en México son pocos los movimientos que se hacen en torno al 8M. Pocas organizaciones promueven una marcha simbólica o para alzar la voz, y es que lamentablemente la cultura del país no permite que este tipo de eventos se realicen sin que llegue a ocurrir algún acto de violencia por parte de las autoridades, pues sus elementos de seguridad suelen tener poca tolerancia ante las exigencias. No sólo las autoridades, tristemente los ciudadanos también, cuestiones que en lo personal limitan un poco la idea de participar, además de que el trabajo del día a día no para.

2. Hay algo curioso que pasa en México, sobre todo en el periodismo deportivo. Justo el 8 de marzo es el único día en que los jefes de las empresas permiten que las mujeres sean las que tomen la batuta del programa, la edición, escriban sus editoriales... aunque realmente sean ellas las que lo hacen todos los días. Por tanto, me gustaría que la huelga de la que se habla en España se logre en México, que nuestra ausencia les haga darse cuenta de los espacios que ocupamos y se valore nuestro trabajo, que seamos capaces de empoderarnos y demostrar que la lucha por la equidad es en serio y no sólo un discurso.

3. Mis horarios no me permitirían asistir a alguna manifestación, pero desde mi trinchera buscaré que los espacios que se darán a los temas de las mujeres sean serios y no "galerías de ‘bellezas", que sean historias de lucha, deportistas que tocaron puertas hasta lograr sus objetivos, que inspiren. Mi lucha por darle voz a las mujeres es de todos los días, no hay semana que no tenga un tema deportivo con la voz de una mujer, y mi batalla es que en la web le den el espacio principal y no secundario por no ser el jugador del momento o porque esté en el extranjero.

share