PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

Guardiola y Agüero casi acaban a golpes por impotencia

H

 

El Manchester City cayó eliminado contra un equipo de Tercera... y algunos no se lo tomaron demasiado bien

PlayGround

20 Febrero 2018 11:46

El Manchester City ha quedado eliminado de la FA Cup tras caer en los octavos de final ante el Wigan Athletic de la League One -la Tercera División del fútbol inglés- por 1-0.

La afición local no se podía creer el resultado y enloqueció cuando el delantero Will Grigg marcó en el minuto 79, entonando el ya célebre “Will Grigg's on fire” que se hizo viral en la última Eurocopa gracias a la hinchada de Irlanda del Norte.

El equipo dirigido por Pep Guardiola dominó todo el partido -ganó la posesión por 83% a 17-, pero no supo transformar ninguna de sus ocasiones. Además, jugó toda la segunda parte con un jugador menos por culpa de una justa expulsión de Fabian Delph, que hizo una entrada salvaje con los tacos por delante justo antes del descanso.

Aunque el City llevaba solo 2 derrotas en toda la temporada, los seguidores del Wigan confiaban en conseguir la hazaña y asistieron al DW Stadium con bufandas en recuerdo de la final de la FA Cup de 2013 en la que también derrotaron a los citizens.

Quizá la de ayer fue la más dolorosa para Guardiola. Su carísima plantilla no fue capaz de eliminar a un rival que juega dos categorías por debajo y se queda sin la posibilidad de ganar una competición histórica. Esa decepción se tradujo en nerviosismo al descanso y el técnico catalán acabó encarándose con Paul Cook, el técnico del equipo rival.

En su camino hacia los vestuarios, aún con empate a cero en el marcador, los dos entrenadores empezaron a discutir acaloradamente sin que la cosa llegara a mayores porque sus ayudantes les acabaron separando.

Cuando acabó el partido se produjo otro incidente desagradable. La afición local invadió el césped en un gesto de locura colectiva y la celebración acabó en un problema serio de seguridad. Varios aficionados se enzarzaron con el Kun Agüero y las cámaras pudieron captar la escena.

El argentino fue asaltado por varios fans, recibiendo escupitajos y algún que otro golpe. Agüero no se pudo contener y respondió con un manotazo a un aficionado, encarándose con él.

El cuerpo técnico del Manchester City se abalanzó sobre él y se lo llevaron al vestuario para evitar que la cosa fuera a mayores.

Tan solo unos minutos después del partido, la Federación Inglesa -FA- anunció que abrirá una investigación en la que analizará los problemas de seguridad del estadio del Wigan, los peligros de la invasión de campo y la agresión de Agüero.

De ser sancionado, el delantero podría perderse la final de la Copa de la Liga que juega el City este domingo contra el Arsenal.

share