PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

Di María saca a la luz un problema enterrado: los futbolistas sufren con los memes

H

 

"Nos afectan muchísimo, a mí me ayudó mucho el psicólogo"

Omar Naboulsi

09 Febrero 2018 11:54

Ángel Di María sabe perfectamente lo que es estar en el ojo del huracán. Se cuestionó su rendimiento en el Real Madrid de José Mourinho, los medios ingleses le machacaron durante su estancia en el ManU y los aficionados argentinos pusieron en duda su presencia en la selección nacional, sobre todo tras la derrota en la final del Mundial de Brasil.

A sus 29 años y con la tranquilidad que le da estar rodeado de estrellas como Mbappé, Neymar o Cavani en el PSG, ha hablado de algo que desespera a los futbolistas, aunque nunca hablan de ello: los memes.

"Las críticas y los memes que salen, aunque parezca que no, te duelen, te lastima muchísimo y te hace pensar muchísimo. Una de las cosas por las que por las que a veces uno piensa o pensó en dejar, es por eso", reconoció "El Fideo" en una entrevista para Líbero, de TyC Sports.

Di María recordó que él mismo, Gonzalo Higuaín, Fernando Gago y Sergio Agüero fueron los que sufrieron más burlas en las redes sociales cuando Argentina perdió contra Alemania en Brasil. Tanto que acabó pidiendo ayuda a un terapeuta.

"A mí me ayudó mucho el psicólogo. Poder hablar, descargarme. Me ayudó muchísimo y me dio a entender muchas cosas", reconoce. "Queda feo decirlo, pero muchas de las cosas que aprendí y me di cuenta es que para la gente que está atrás de una computadora o un teléfono es fácil poder hablar, criticar, decir. Esas cosas me ayudaron mucho y por eso ahora mi cabeza está bien. Me siento bien".

Lo que más le desestabilizaba es que estas burlas de las redes sociales habían llegado hasta su entorno y veía cómo sufrían sus familiares.

"Trato de estar con la cabeza en eso y darme cuenta de que los que están atrás de un celular o una computadora lo único que hacen es eso, y reírse de esas cosas que no tienen sentido". En aquel Mundial'14 recurrió a la ayuda psicológica en las eliminatorias, justo cuando "las cosas no estaban saliendo".

"Ahí empezó todo un cambio que gracias a Dios me vino muy bien. Nunca aguantaba tantos partidos seguidos", explica Di María.

Aunque la ayuda psicológica cada vez sea más habitual en los deportistas -en la mayoría de equipos de élite disponen de un terapeuta propio-, sigue siendo un tema tabú para los aficionados.

"No tiene nada de malo, es algo natural. Los actores también tienen su ayuda. Siempre se necesita. Era hora de hacerlo, lo necesitaba. La familia tampoco me permitía abandonar, no me permitía que deje de soñar vistiendo la camiseta de la Seleccion. Ya lo dije en la Copa América cuando se murió mi abuela, que el orgullo de ella era que yo esté con la selección argentina. Era imposible que lo deje por eso", reconoció.

A pesar de todo lo que sufrió en aquel torneo, Di María está ansioso por jugar en Rusia este verano y poder quitarse la espina del último Mundial. Ve al equipo capacitado para llevarse el gato al agua.

"Argentina está al nivel de los candidatos en nombres y en lo que puede dar para jugar. Poco a poco se fue empezando a armar lo que Jorge quiere. Se va intentando ganar esa confianza que el entrenador te va dando. Es difícil después de tantos cambios de técnico poder adaptarse a una cosa".

Con Messi, Agüero, Dybala o Icardi a su lado todo es posible.

share