PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

Los Eagles ganan la Super Bowl y Piqué de nuevo en el ojo del huracán

Una jornada tensa en España, donde el Madrid perdió dos puntos, Diego Godín perdió tres dientes y Umtiti denunció insultos racistas de un jugador del Espanyol

 

Una jornada tensa en España, donde el Madrid perdió dos puntos, Diego Godín perdió tres dientes y Umtiti denunció insultos racistas de un jugador del Espanyol

05 Febrero 2018 10:46

Compartir:

Con himno nacional de Pink y homenaje de Justin Timberlake al Purple rain de Prince, Philadelphia Eagles se han llevado esta noche la 52ª edición de la Super Bowl. Y lo han hecho con un polémico touchdown contra New England Patriots, el equipo de Tom Brady, el quarterback que se hizo conocido fuera del fútbol americano por su apoyo a Donald Trump.

Es la primera vez que el equipo de Philadelphia se lleva el trofeo. En la capital de Pennsylvania, el título ha sido celebrado como merece, y algunos no han dejado pasar la oportunidad para mandar alguna que otra advertencia. Joel Embiid -del que te hablamos largo y tendido aquí como el mejor pívot de la próxima década- anunció eufórico: We up next, trust the Process!. "Somos los siguientes, confiad en el Proceso", como se conoce el fenómeno de reconstrucción de Philadelphia 76ers basado en sus jugadores jóvenes.

En España casi toda la atención se la había llevado el derbi catalán -el tercero en menos de un mes- entre Espanyol y Barcelona. El equipo perico estuvo a punto de llevarse el partido, en lo que hubiera sido la primera derrota del Barça en liga este año, pero al final un gol en el minuto 83 de Gerard Piqué lo evitó. Lo que no evitó, sino todo lo contrario, fue la polémica: el defensa lo celebró mandando callar a la grada de Cornellà-El Prat, en lo que ha venido a ser el final de los tensos enfrentamientos entre ambos equipos este año. Después del partido, Piqué se explicó:

"Decir que el Espanyol es de Cornellà no es una falta de respeto, es una obviedad. El Espanyol está cada vez más desarraigado de Barcelona y tiene un presidente chino. Se quejan de que diga esto y no investigan los insultos a mi familia. Mandar callar era lo mínimo que podía hacer. Los jugadores tenemos responsabilidad, pero también somos personas y reaccionamos según lo que pasa. Y hay un límite. Y si los que mandan no toman decisiones y no dicen nada, no nos quedaremos callados. Mando callar en general a todo el campo, y tal vez no debería, pero si el club o los propietarios no denuncian ciertas cosas...", dijo en referencia a los insultos que se vienen sucediendo contra él, Shakira y sus hijos desde hace años en ese estadio.

Ayer también pudimos ver a Samuel Umtiti especialmente tenso -algo que no suele suceder- y después supimos que se debía a que presuntamente el jugador del Espanyol Sergio García le había insultado de manera racista.

El enésimo tropiezo del Madrid, esta vez en el campo del Levante, le deja ya muy lejos de un Barça al que se acerca un poquito más el Atlético de Madrid, que ayer afianzó su segunda plaza contra el Valencia a la vieja usanza: con fútbol ultrasimplificado, golazo de Correa, Diego Godín perdiendo tres dientes en un choque contra el portero valencianista y Griezmann encarándose con la grada -que le silbaba por para una contra al final del partido- mientras jugaba el balón en un gesto por lo demás inaudito.

En Europa casi todo sigue igual: City empató pero sigue lanzado hacia su título de Premier, en Italia sigue la lucha Napoli-Juve y PSG y Bayern ya casi tienen asegurado ser el mejor de Ligue 1 y Bundesliga. El partido más interesante tuvo lugar en el Nuevo Gasómetro, donde San Lorenzo y Boca empataron a uno y el equipo xeneize sigue manteniendo una considerable ventaja sobre sus perseguidores.

Compartir:

share