PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

"Anda, cuélgate y hazlo bien esta vez"

H

 

Este futbolista confesó que sufría depresiones y sus rivales se han encargado de hacerle la vida imposible

PlayGround

08 Febrero 2018 14:49

David Cox reconoció allá por 2014 que sufría depresión y que había intentado suicidarse en varias ocasiones. Empezó a autolesionarse cuando tenía 15 años y a los 19 ya intentó quitarse la vida cuando se separó de la madre de su hija.

"Tomé dos sobredosis. En parte, por el fútbol y, en parte, por la relación que mantenía", dijo en su momento el jugador del Cowdenbeath.

Aquella confesión hizo que se ganara el reconocimiento del fútbol británico al dejar al descubierto el problema de los trastornos mentales. Lo que no esperaba es que aquellas palabras también se le vinieran en contra... Cox lleva 4 años soportando abusos de hinchas y rivales por hablar abiertamente sobre su salud mental.

"Después de una mala jugada, algunos futbolistas decían 'cuidado con tus muñecas, oye' o 'mejor no te molesto porque eres psicópata'", ha explicado en una entrevista en BBC Radio Escocia.

El futbolista ha explicado que los rivales le desconcentran durante los partidos con ese tipo de frases, aunque algunos se disculpan después. "Decían cosas como 'Realmente lo siento, tuve un compañero que se suicidó por problemas de salud mental', y yo pensaba '¿por qué menciona eso?'".

Los aficionados no se quedan atrás. "Poco después de que conté mi historia, hubo hinchas que me gritaban 'Anda cuélgate y hazlo bien esta vez'. Los hinchas pagan, dicen lo que quieren, luego se van a casa y se olvidan, y soy yo el que queda afectado", denuncia.

Tras estas declaraciones, su club ha salido al paso a través de su cuenta de Twitter para condenar "el abuso contra cualquier individuo, ya sea David o cualquier otro, ya que en pleno siglo XXI, ese comportamiento es inaceptable".

El Cowdenbeath FC también asegura que recurrirá a su "política de comportamientos inaceptables" y que tomará "acciones firmes" si estas conductas se repiten en alguno de sus partidos.

Cox piensa que el conflicto surge porque la gente no ve los problemas de salud mental como enfermedades. "Que no puedan verse físicamente, no significa que no estén allí. Para mí fue el peor período de mi vida. Así que la gente se burle de ti y luego del juego se olviden no está bien. Una vez traté de ahorcarme pero mi hermana entró justo en ese momento. Si ella no hubiera estado allí, creo que me hubiera matado".

Su último intento por quitarse la vida fue en 2014, cuando sus amigos tuvieron que intervenir para que no se clavara un cuchillo en el pecho.

Nada más salir del hospital pensó en ahorcarse en el primer puente que viera, pero le detuvo el amor por su hija.

En 2016 la Asociación Escocesa de Fútbol puso el proyecto Support Within Sport -Apoyo en el deporte- para combatir los problemas de salud mental en el fútbol escocés. De hecho, los jugadores y los entrenadores de toda Escocia tienen acceso a una red de apoyo de médicos, consejeros y psicólogos experimentados de manera gratuita.

Además, si un árbitro ve cualquier tipo de abuso relacionado con la salud mental deberá expulsar al infractor y notificarlo a las autoridades para que consideren aplicar un proceso disciplinario. Todo sea por acabar con las burlas sobre los trastornos mentales.

share