PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

"Un inválido a los 27": el drama de un chico afortunado

H

 

La espalda y las presiones laborales derrotan a Álvaro Domínguez, excapitán del Atlético de Madrid e internacional con España

Ignacio Pato

07 Diciembre 2016 11:59

"A nadie le gustaría ser un inválido con 27 años". Esta frase del ya exfutbolista Álvaro Domínguez resuena desde hace unas horas en todos los círculos deportivos.

El madrileño cierra así, de manera dramática, una carrera como jugador demasiado corta por culpa de las lesiones de espalda. Ha tenido que pasar dos veces por el quirófano por una protrusión discal, habiendo jugado por última vez con su equipo, el Borussia Mönchengladbach alemán, el 7 de noviembre de 2015.




Las palabras "me he visto obligado a seguir jugando", pronunciadas por el jugador en la despedida que ha colgado en sus redes, dejan entrever presiones y falta de empatía por parte de su club. Hace más de un año Domínguez ya declaró a Cadena Ser que se sentía "desamparado y descontento" con el Mönchengladbach por no ofrecerle el tiempo necesario para recuperarse. El jugador, en Madrid, añadía, "me han dado diez o quince días pero pienso tomarme el tiempo que necesite".

Domínguez llegó a Alemania en el verano de 2012, cuando el Atlético de Madrid, en una situación económica menos desahogada que la actual, le vendió por 8 millones de euros. Hasta ese momento estuvo cinco temporadas en el club en el que se crió.


Imagen relacionada


Debutó en 2008 de la mano del técnico mexicano Javier Aguirre, nada menos que contra el Liverpool en Champions, en el Calderón y con solo 19 años. Fue parte del Atlético que consiguió la Europa League y la Supercopa europeas de 2010, jugando ambas finales como titular en el centro de la defensa. Un par de temporadas después, llegó a llevar el brazalete de capitán del club madrileño. En la 2011-12, su último año, en el que dejó de ser fijo para Simeone, ganó la Europa League jugando también la final. Aquel año también fue internacional con Vicente del Bosque y participó en la olimpiada de Londres 2012.

Hoy, el 'chico afortunado', como suelen ser vistos los futbolistas de élite, es un jubilado de 27 años.


share