PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

Un tipo diferente: adiós al mejor portero de la historia del Barça y de La Liga

H

 

Se apagó definitivamente la luz para Víctor Valdés

I.P.

04 Enero 2018 10:47

Se apagó definitivamente la luz para Víctor Valdés. Tal y como dijo en una entrevista en 2015, cuando eso suceda, será difícil encontrarle.

Así será al menos en las redes sociales. El exportero ha desactivado todas ellas y su último posteo en Instagram fue el de un "Gracias por todo" con la imagen de un camino que señalaba el horizonte. Es su forma de desaparecer -o de tratar de hacerlo al menos- de la vida pública al tiempo que se cristaliza su retirada como futbolista profesional.

Nunca llegó a oficializarla, aunque es efectiva desde que en junio pasado acabó su contrato con el Middlesbrough inglés. Fue su último peldaño en una carrera exitosa pero dividida en dos partes bien diferenciadas.

Valdés ingresó en el FC Barcelona con 10 años, en 1992, aunque pasó tres con su familia viviendo en Tenerife formando parte de la UD Ibarra. A su vuelta, en 1995, volvió al Barça y acabó debutando en la 2002/03 en el equipo que dirigía Louis Van Gaal, con quien el portero de Hospitalet mantuvo un duro enfrentamiento. A partir de la temporada 2004/05, con apenas 22 años, Valdés se hizo dueño absoluto de la portería blaugrana durante 10 fructíferos años.

Considerado el mejor portero de la edad moderna y contemporánea del Barcelona, Valdés es estadísticamente el mejor portero de la historia de La Liga, según un estudio de la Asociación de Investigación de la Historia del Fútbol Español. En 2014 evaluaron a los 790 porteros que hasta entonces habían jugado la competición, resultando el de Valdés el mejor coeficiente de todos, con 0,832 goles concedidos por partido. Le seguían Thibaut Courtois y el cántabro Paco Liaño.

Ganó 6 ligas, 2 copas, 6 supercopas de España, 3 Champions y 2 supercopas de Europa. Además, fue 5 veces Tofeo Zamora al portero menos goleado de La Liga. Con la selección ganó el Mundial de Sudáfrica en 2010 y la Euro de Polonia-Ucrania en 2012.

El 30 de junio de 2014, sin embargo, abandonó el Barcelona tras romperse el ligamento y rechazando su renovación. La última parte de su carrera ha sido mucho más corta y discreta. En el Manchester United coincidió con Van Gaal y esta vez tuvo que salir el catalán del club. Fue cedido al Standard de Lieja belga y volvió a Inglaterra, donde ha acabado su carrera en el Middlesbrough bajando de Premier a Championship.

"Cuando se apague la luz", dijo en aquella entrevista que mencionábamos en estas primeras líneas, "estaré enseñando a los niños lo que pueden llegar a ser cuando se encienda la luz. Pero yo ya no". Ahora -quizá con su productora Crazy4fun- comienza la otra vida de un portero diferente que nunca estuvo cómodo en la fama.

share