PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo 21.000 personas contrajeron sarampión en Europa el año pasado por la falta de vacunación Now

Now

21.000 personas contrajeron sarampión en Europa el año pasado por la falta de vacunación

H

 

Los casos de la enfermedad han aumentado en un 400% con respecto al año pasado

PlayGround

26 Febrero 2018 17:19

Lo advierte la Organización Mundial de la Salud: el sarampión está volviendo a Europa. Así lo ha determinado el máximo organismo sanitario a nivel mundial en un comunicado de prensa. Tan solo en 2017, más de 21.000 personas contrajeron sarampión, una gran diferencia si lo comparamos con el mínimo histórico de 2016: 5.273 casos.

“El aumento en los casos de sarampión en 2017 incluyó grandes brotes (100 o más casos) en 15 de los 53 países de la Región. El mayor número de personas afectadas se informó en Rumania (5562), Italia (5006) y Ucrania (4767)”, explica la OMS.

Detrás de esos países les siguen Grecia (967), Alemania (927), Serbia (702), Tayikistán (649), Francia (520), Rusia (408), Bélgica (369), Reino Unido (282), Bulgaria (167), España (152), República Checa (146) y Suiza (105).

De todos los afectados, un total de 35 personas murieron de sarampión durante el año pasado.

“Estos países han experimentado una serie de desafíos en los últimos años, como la disminución de la cobertura de inmunización de rutina general, la cobertura consistentemente baja entre algunos grupos marginados, interrupciones en el suministro de vacunas o sistemas de vigilancia de enfermedades de bajo rendimiento”, advierte la organización.

"Cada nueva persona afectada por el sarampión en Europa nos recuerda que los niños y adultos no vacunados, independientemente de dónde vivan, siguen en riesgo de contraer la enfermedad y contagiarla a otras personas que quizás no puedan vacunarse", ha lamentado la directora de la oficina europea, Zsuzsanna Jakab. La OMS pide a todos los países a incluir la erradicación de enfermedades como el sarampión o la rubeola entre sus objetivos de desarrollo sostenible.

Para luchar contra la epidemia, los gobiernos han empezado a implantar la vacunación obligatoria. En Francia, Alemania e Italia se han puesto en marcha leyes que, bajo penas de multa, requieren que los padres vacunen a sus hijos o al menos consulten a un médico.

No hay que olvidar que vacunas como la del sarampión han contribuido a pasar de 2,6 millones de muertes anuales en los años 80 a las apenas 100.000 que se produjeron en 2016.

share