PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Turquía encarceló a miles de ciudadanos inocentes por usar una app de mensajería Now

Now

Turquía encarceló a miles de ciudadanos inocentes por usar una app de mensajería

H

 

Las acusaciones se basaron en una sola línea de código

PlayGround

30 Enero 2018 17:42

Tras el intento de golpe de Estado en Turquía en 2016, el gobierno de Recep Tayyip Erdogan lideró una brutal purga que dejó cerca de 50.000 detenidos y 127.000 funcionarios despedidos o destituidos. La violencia en la represión hizo que se cuestionara si el golpe servía de excusa para eliminar a toda la disidencia.

Uno de los criterios para irrumpir en las casas, registrarlas y llevar a las personas a prisión fue tener una aplicación de mensajería móvil. Bylock fue un app gratuita que funcionó de 2014 a 2016. Parecida a Whatsapp, se diferencia en que es más discreta ya que solo permite abrir conversación con otros si se conoce su nombre de usuario.

El gobierno turco consideró que todos los que la usaban apoyaban al líder de la oposición en el exilio Fethullah Gülen, a quien acusa de orquestar el golpe. Gülen lo niega.

Dos expertos digitales -Tuncay Beşikci y Koray Peksayar- junto al abogado Ali Aktaş han destapado una oleada de arrestos sin fundamentos. Miles de ciudadanos fueron “culpados por crímenes que no cometieron en absoluto”, le han contado a CBC.

Su investigación aclara que la app ciertamente fue diseñada por partidarios de Gülen, pero había una trampa. Se estima que se descargó un millón de veces y que había 215.000 usuarios registrados. Según cuenta la CBC, cerca de 100.000 de estos fueron identificados como “usuarios reales”.

Si bien mucha gente la descargó voluntariamente, muchos otros no eran conscientes de que habían accedido a ella. Se debe a una línea de código. Esta línea abría una ventana oculta muy pequeña, de un “pixel de 1x1”, lo cual es imperceptible para el ojo humano, que redireccionaba a Bylock.net. Así, miles de personas las visitaron sin ni siquiera saberlo.

También el servidor dirigía a la app a través de otras aplicaciones como una llamada Freezy, similar a Spotify, y otras destinadas a la búsqueda de horarios para orar o encontrar la dirección de La Meca. El objetivo pudo ser colar falsos usuarios para encubrir a los que realmente la usaban.

El equipo de investigación calcula que 30.000 inocentes han sido detenidos. El gobierno llegó a publicar un lista con 11.480 números de teléfonos de falsos culpables. Cuatro de estos se suicidaron al verse en esa lista. "Algunos me llamaron a medianoche llorando, suplicándonos, porque éramos los únicos que los escuchábamos", señaló Beşikci a la CBS. Los investigadores dicen que se encuentran trabajando para liberación de todos.

share