PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

'Una punta de lanza para toda Latinoamérica': así vivieron las argentinas este día histórico

H

Reuters
 

La Cámara de Diputados ha aprobado la despenalización del aborto en una sesión histórica que se ha prolongado durante más de 20 horas

anna pacheco

14 Junio 2018 17:10

Es un día histórico en Argentina. La marea verde —color simbólico de las movilizaciones a favor del aborto— inunda las calles, sobre todo de Buenos Aires. El Congreso de los Diputados ha votado a favor de despenalizar el aborto después de una jornada maratoniana de más de 20 horas. Se trata de una sesión sin precedentes en la que la Cámara de Diputados ha hecho historia dando un impulso a al proyecto de ley sobre la interrupción voluntaria del embarazo. Esta media sanción es el primer paso: ahora tendrá que convencer también al Senado. El recuento ha sido angustioso, voto a voto, como un equipo de fútbol que se la juega todo en penaltis. La expectación era máxima —en las calles, en los bares, hasta altas horas de la madrugada—. Y los números, como ya anticipaban previas anteriores, fueron muy ajustados hasta el último minuto. El resultado finalmente llegó durante la mañana del jueves (hora argentina) con 129 votos a favor y 125 en contra.

Vídeo Destacado

En PlayGround, hemos querido contactar con mujeres argentinas para que nos expliquen como han vivido este día:

Mercedes D’Alessandro, 40 años, Misiones: "Apenas he dormido nada. Solo tres horas. Estamos muy emocionadas, la gente está en las calles ahora mismo. Está todo teñido de verde, sobre todo, el sector más progresista de nuestra sociedad. Hicimos un debate histórico, no solo en nuestro país, sino en todo el continente. Esto será una punta de lanza para toda América Latina. Ahora hay que seguir peleándola. Sabemos que en el Senado será más difícil porque es un territorio más árido y más conservador. Pero este debate nos sirvió para ver que realmente el feminismo puede marcar agenda, y que además el feminismo en Argentina viene impulsando todo esto de una forma muy amplia y transversal. Me emocionó mucho también la intervención de la diputada Silvia Gabriela Lospennato".

Mercedes d'Alessandro es economista y una de las fundadoras de la iniciativa Economía Feminista, que ha hecho un seguimiento exhaustivo del debate. También es una de las impulsoras de la plataforma Activá el Congreso.

"Ahora hay que seguir peleándola: sabemos que en el Senado será más difícil porque es un territorio más árido y más conservador. Pero este debate nos sirvió para ver que el feminismo puede marcar agenda" (Mercedes d'Alessandro)

Marianela Mattos, 20 años, Córdoba: "Caminaba todos los días volviendo de la facu y veía los pañuelos verdes en las mochilas de mis compañeras. Sabía que algo estábamos cambiando. El miércoles, la emoción era incontrolable, las sensaciones vividas en estos meses se intensificaron cuando llegué a la vigilia. Mujeres de todas las edades estaban abrazadas, bailando, cantando. Una verdadera fiesta porque todas sabíamos que lo habíamos logrado. Mas allá de lo que votara Diputados habíamos comenzado a hablar del aborto en lugares impensados: en la facu, con los amigos o la familia. Realmente podía sentir esa frase que días atrás había leído: “Hagan historia”. Desde casa mi hermana me decía como iba la votación hasta que un momento dijo: “¿Viste que lo logramos?”. Entonces, corrí a abrazar a mi sobrina que todavía dormía, porque sabía que por pequeñas como ella la historia estaba cambiando. Todavía no puedo creerlo".

Gabriela Borrelli, 38, Buenos Aires: "Fue una noche de mucho debate. Los argumentos, de un bando y del otro son muy diferentes: no solo en cuanto a su argumentación, sino a cómo se expusieron. Los diputados conservadores realmente no pudieron mantener una posición coherente en contra de la solidez de los diputados que sí estaban por la despenalización. Lo que han hecho las pibas en la ciudad de Buenos Aires, las estudiantes, ha sido épico, quijotesco. Fue una noche de mucho frío en Buenos Aires, a tres o cuatro grados, y se armaron carpas improvisadas para calentarse mientras esperaban. Parece una locura, pero es así: las jóvenes estaban esperando a que varones decidieran qué hacer con sus cuerpos. Ahora estoy caminando hacia el festejo".

Parece una locura, pero es así: las jóvenes estaban esperando a que varones decidieran qué hacer con sus cuerpos (Gabriela Borrelli)


Florencia Rodríguez Gregori, 26 años, Buenos Aires: "Mi formación feminista empezó con la marcha de #NiUnaMenos. Y esta fue a la par del crecimiento de la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito. Yo no planeaba pasar la noche en el Congreso, pero en algún momento entre las 10 y las 11 de la noche de la noche sentí que tenía que quedarme ahí. No había otro lugar posible para estar. El frío fue muy duro, sobre todo a la mañana de hoy, que coincidió con el momento más difícil de la jornada. No alcanzaban los votos a favor, necesitábamos una intervención estatal que sabíamos que no llegaría, mucha gente se había ido por el retraso en la votación. No sentíamos ni los pies ni las manos por el frío. Recién hacia las 9 de la mañana comenzamos a estar tranquilas, cuando se anunciaron los diputados de La Pampa, y todo volvió a ser emoción, alegría y festejo. El discurso de Lospennato fue de agarrarse fuerte de las manos con tus compañeras y amigas. Luego, el festejo final, el abrazo infinito con todas las mujeres presentes, las lágrimas de emoción. Es casi irreal ser contemporánea a este movimiento y vivir en carne propia la lucha en la calle y codo a codo. Es casi irreal, pero increíblemente hermoso".

Florencia con sus amigas

Ayelen Salerno, 29, Córdoba: "Yo lo viví desde España. Empecé a seguir a la Cámara de Diputados por el canal de Youtube y llevo casi 24 horas pegada al ordenador. He vivido muchos nervios y mucha ansiedad, especialmente durante los últimos minutos tan decisivos. Ahora mismo me siento muy feliz y emocionada con la media sanción y tengo muchas ganas de abrazar a mis amigas y a mis colegas. También pienso mucho en todos esos momentos de clandestinidad que hemos vivido: acompañando abortos de amigas, momentos duros, de sentirse siempre solas. Momentos de miedo de que nos pueda pasar algo malo solo por decidir sobre nuestro cuerpo. Me tiemblan las piernas".

Imagen cedida por Ayelen de su ordenador

Paloma Navarro Nicoletti, 31, Neuquén: "Fueron dos días históricos, la discusión por el aborto legal, seguro y gratuito ganó todos los espacios públicos: el transporte, el trabajo, el colegio, la calle, en todos los lugares había verde, el verde abortero. 'El frío se aguanta', me dijo una amiga ayer a las 2 de la tarde, cuando recién nos asomábamos por Callao y Corrientes, y así fue. Valió la pena. Se acaba de aprobar media sanción en Cámara de Diputados. Una ola de gritos y lágrimas inundó el Congreso de la nación Argentina. Ahora falta el Senado, la figurita difícil, dicen alrededor. Ahora nos sentimos más fuertes, vamos a luchar por nuestra libertad, nos abrazamos y acompañamos a las mujeres que vinieron de otras provincias a apoyar este proyecto".

share