PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Ratones virtuales podrían sustituir la experimentación animal de los fármacos

H

Arte PG
 

¿Es el comienzo del fin de los sacrificios animales en laboratorios?

PlayGround

13 Marzo 2018 15:19

Los laboratorios podrían ir dejando de usar animales en la investigación de fármacos. En los próximos años. Poco a poco. El lunes el Centro Nacional para el Reemplazo, Refinamiento y Reducción de Animales en la Investigación (NC3R) de Reino Unido concedió su premio internacional 2017 a una investigación que usa simulaciones informáticas en lugar de ratones, conejos o cerdos.

Los avances abren paso a la ética animal. El equipo de investigadores premiado, de la Universidad de Oxford, ha desarrollado modelos en la computadora de células humanas, gracias al software ‘Virtual Assay’. Los científicos realizaron simulaciones en el ordenador para comprobar cómo 62 fármacos afectaban a las células. Previamente, esos fármacos se habían probado en animales y personas.

En la gran mayoría de las ocasiones, el programa pudo detectar si los medicamentos eran o no peligrosos para el corazón. Predijo en el 89% de las veces correctamente si los fármacos podían causar arritmia. El éxito fue tal que superó incluso los datos que se habían obtenido en la investigación animal: las pruebas de los medicamentos en células de corazón de conejo coincidían en un 75% con los resultados de los ensayos clínicos.

Cada año se usan millones de animales en la experimentación. En España, un informe difundido por el Ministerio de Medio Ambiente reveló que casi 100.000 animales (12,23%) empleados en los 808.827 experimentos en 2014 no recobraron la conciencia ni se recuperaron después de las pruebas.

Las técnicas informáticas in silico -llamadas así para seguir el juego de otros nombres como in vitro- se presenta como una herramienta eficaz para ir evitando en algunos casos el sacrificio de animales en la investigación científica. Ahora estos investigadores, que se llevan un premio de 33.000 euros, han iniciado estudios virtuales sobre el dolor y la diabetes tipo 2.

share