PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Trump ordena la mayor reducción de áreas protegidas de la historia de EEUU Now

Now

Trump ordena la mayor reducción de áreas protegidas de la historia de EEUU

H

 

Dos millones de hectáreas listas para ser taladas y explotadas por la minería y la extracción de gas y petróleo

A.O.

05 Diciembre 2017 12:52

Donald Trump ha ordenado la mayor reducción jamás hecha en Estados Unidos a dos monumentos nacionales en Utah. El presidente retiró la protección al 85% de las tierras el Monumento Nacional Bears Ears y al 50% en el Grand Staircase-Escalante. En total, dos millones de hectáreas dejan de estar bajo el paraguas del Gobierno federal y se abren a actividades privadas como minería, tala, construcción o extracción de gas o petróleo.

“Algunos creen que los recursos naturales de Utah deberían estar controlados por unos pocos burócratas lejanos situados en Washington. Y, ¿saben qué? Están equivocados”, afirmó el mandatario en su discurso.

La medida supone un victoria para el partido republicano que cree que los predecesores en el cargo abusaron de la ley y ampliaron el límite proteccionista. Barack Obama declaró a Bears Ears como monumento nacional en 2016 y Bill Clinto hizo lo propio con Grand Staircase-Escalante en 1996. Ambos expresidentes se basaron en la ley de Antigüedades que permite designar áreas específicas si poseen interés arqueológico, histórico o científico. A diferencia de los parques nacionales, que los crea el Congreso, los monumentos nacionales dependen de los presidentes.

La decisión de Bill Clinton frenó un proyecto de minería en Grand Staircase-Escalante y algunas voces reprocharon que impidió puestos de trabajos en un condado en el que escasean. Los legisladores republicanos achacan que los demócratas impusieron una delimitación ilegalmente extensa.

Bears Ears

Los tribunales jamás se han pronunciado pero ahora podría ser el momento y la sentencia que emitan tendrá largo alcance. Ayer diez grupos ecologistas -entre los que se encuentra Wilderness Society- interponía una demanda en defensa de Grand Staircase-Escalante. Los navajos, una de las cinco tribus de indios americanos que habitan Bears Ears, afirman que también recurrirán a la justicia.

Lo que salga de la salas de la audiencia podría cambiar el camino político. O se reafirma la defensa de las reservas o si hubo abuso se pone la primera piedra para dinamitar por los aires miles de hectáreas protegidas. En abril, Donald Trump mandó la revisión de 27 monumentos nacionales a los que poder estrechar. Todos están en juego.

share