PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Los chimpancés de Uganda están sufriendo extrañas mutaciones Now

Now

Los chimpancés de Uganda están sufriendo extrañas mutaciones

H

 

Algunos han aparecido sin dedos, con las fosas nasales aplastadas y labios hendidos

A.O.

29 Agosto 2017 10:56

SHUTTERSTOCK

Algo está sucediendo en Uganda. En el bello reino de los chimpancés y babuinos, algunos de estos animales están perdiendo dedos, sus fosas nasales aparecen aplastadas y sus labios se encuentran hendidos. Las deformidades faciales se han registrados concretamente en el área de Sebitoli, al oeste del Parque Nacional de Kibale.

Mientras que en esa región de bosques tropicales las malformaciones apenas afectaban al 10% de los chimpancés hace tres años, en 2016 ya llegaba al 25%, y al 17% en el caso de los babuinos. Sin embargo, a 14 kilómetros de distancia de esa región, todo parece estar en orden con los primates que viven allí.

Chimpancés y babuinos no daban muestras de estar retorciéndose por una infección, llamada pian, que causa deformaciones parecidas. Por eso, tras realizar una investigación publicada en Science of the Total Environment, los científicos han sugerido otra alarmante causa: son los pesticidas los que están desdibujando la cara de estos animales.

Plantaciones de té en Uganda

En los alrededores se ubican plantaciones de té. Casi todas las muestras de tierra, semillas de maíz o el agua cercana a las granjas se detectaron rastros de plaguicidas. Apareció clorpirifos, glifosato y DDT entre otros herbicidas.

Como recuerda el investigador Kenneth Arinaitwe a The Verge, el uso de fertilizantes en pequeños campos agrícolas no es abundante. Su precio es elevado para los campesinos. Pero se suele utilizar en granjas comerciales, como las de té.

Uganda supone una excepción dentro de un tratado de la ONU que aspira a eliminar sustancias químicas vinculados con problemas de salud. Por ejemplo el país, sacudido por numerosas casos mortales de malaria, permite el uso de insecticidas como el DDT y otros plaguicidas debidamente registrados. El problema es que se suelen colar por el contrabando también productos no aptos. Más dañinos incluso que los que se comercializan.

La supervisión de qué herbicidas se esparcen no resulta sencilla. Los autores de la investigación dejan claro que no puede establecer una causa directa entre las anomalías faciales de los primates y estas sustancias químicas. Pero alegan que si se verifica, deberíamos preocuparnos.

 

share