PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

¿Legal o clandestino?: Argentina está a pocas horas de decidir sobre el aborto

H

Reuters
 

Tras meses de movilizaciones, este miércoles los diputados argentinos tendrán la oportunidad de legalizar medio millón de abortos clandestinos anuales

anna pacheco

12 Junio 2018 13:29

Quedan pocas horas para el histórico debate de este miércoles en Argentina sobre la despenalización del aborto. La revolución de los pañuelos verdes —señal distintiva de este movimiento por el aborto seguro y legal— agita conciencias a través de sus portadoras en las calles, en los centros educativos, en los comercios, en el transporte público.

El ambiente, a pocas horas de que empiece el debate, está cada vez más agitado y expectante. Las mujeres apuran sus últimas horas de movilización en redes sociales, por primera vez se habla del aborto sin tabúes. La presión de diversos grupos feministas, que llevan más de trece años luchando porque se discuta una nueva ley, pueden lograr este miércoles luz verde a una reivindicación histórica. El movimiento ha logrado aunar a mujeres de todas las edades para contar algo hasta ahora impensable. “Esa es una victoria enorme de la que ya no hay vuelta atrás”, asegura la economista Mercedes d'Alessandro a PlayGround, una de las impulsoras de la plataforma Activá el Congreso.

Este colectivo de mujeres ha creado una plataforma que insta a las usuarias a interactuar con los diputados, especialmente con aquellos indecisos o cuya opinión no se conoce en relación al aborto. El debate será tenso y largo —posiblemente se extienda hasta las seis de la mañana del jueves— y el desenlace sigue siendo un misterio. Los indecisos juegan un importante papel: el de equilibrar la balanza hacia un lado o hacia el otro. De momento, y según los sondeos citados en medios locales como Página 12, Clarín y La Nación, ganaría el no. .

Dentro del Congreso, 112 diputados han anunciado que votarán a favor y 115 en contra. Y hay alrededor de 30 que se declaran aún indecisos. Estos últimos serán decisivos. Y a estos últimos quiere interpelar precisamente esta campaña.

Captura de pantalla de la web Activa el Congreso

“Esto se va a decidir en el último minuto, voto a voto, pero estamos bien, la ola verde ya hizo que se plantee un debate antes impensable, y confiamos en que nuestra energía y esfuerzo colectivo puede darnos ese votito que puede definir la cuestión. Quedan pocas horas en las que tenemos que dejar todo, en las calles, en las redes y en todos nuestros entornos”, defienden desde Activá el Congreso.

“Hay pocas sensaciones que describan lo que se siente al cruzar esa mirada cómplice entre dos chicas que tenemos el pañuelo verde. Este miércoles estaremos un paso más cerca del aborto legal seguro y gratuito” (Impulsoras de la plataforma Activá el Congreso)

Desde la plataforma explican que “la información sobre qué votará cada diputadx no era muy accesible, por lo que se propusieron presentar “esa información y ofrecer una manera de interactuar fácil, directa y efectiva”. La web recopila nombre, foto y postura de los diputados (a favor, en contra o indeciso) y facilita un mecanismo sencillo para interactuar con todos ellos, ya sea por teléfono o iniciando una conversación por Twitter. La plataforma también incluye material didáctico para fundamentar las conversaciones y da pie a enviar tuits, automatizados y personalizados, para cada uno de los diputados o diputadas que aún no se han pronunciado. Desde Activá el Congreso se muestran orgullosas de que el debate en las redes sea sano y rico que haya pocos insultos, salvo raras excepciones.

Hasta el último minuto, feministas argentinas celebran las decisiones de diputadas y diputados, como el de la diputada Sofia Brambilla, diputada Nacional por Corrientes, que anunció este martes que, en contra de la opinión general de su partido y del gobernador, ella votará a favor.

Este miércoles los diputados votarán si quieren una nueva ley que despenalice el aborto durante las primeras catorce semanas de gestación. En Argentina el aborto es legal desde 1921 pero solo en dos supuestos extremos: en los que peligra la vida o la salud de la mujer o cuando el embarazo es fruto de una violación. Según el Ministerio de Salud, en Argentina se realizan entre 300.000 y 500.000 abortos clandestinos al año; muchos de ellos con complicaciones de salud para la madre. Solo en 2016, 10.000 mujeres tuvieron que ser hospitalizadas y 43 murieron. La prohibición de aborto no implica que las argentinas dejen de hacerlo: la práctica sigue siendo extendida, solo que que se practica con miedo, silencio, estigma y más riesgo para la mujer.

Según el Ministerio de Salud, se realizan entre 300.000 y 500.000 abortos clandestinos al año; muchos de ellos con complicaciones de salud para la madre

De lograr mayoría en el Congreso, algo que sigue siendo una incógnita, la norma pasaría al Senado donde igualmente tendrá que hacer frente un grueso importante de senadores de corte conservador, o que aún no han manifestado públicamente su postura. Sin embargo, la mayoría simple que se necesita en el Congreso es un paso necesario para mantener activo el debate, y el resultado obtenido en esta primera vuelta también podría ser determinante para definir la segunda votación en el Senado. El presidente Mauricio Macri, si bien ha admitido públicamente que está “a favor de la vida y en contra del aborto”, se ha comprometido a acatar el resultado de las dos cámaras.

En las calles, según datos de Amnistía Internacional, más de la mitad de los argentinos y argentinas estarían a favor de despenalizar el aborto.

El debate sobre la despenalización del aborto llega a Argentina en un contexto de sensibilización y reclamo cada vez mayor. No solo en Latinoamérica, en todo el mundo. En El Salvador, uno de los países con una ley más restrictiva sobre el aborto, se discutió este año una posible flexibilización de su ley. Aunque no prosperó. En Irlanda, país de fuerte tradición católica, se consiguió despenalizar el aborto el pasado mes de mayo con un referéndum histórico que logró una mayoría abrumadora de 66,4% a favor frente al 33,6% en contra. De aprobarse esta nueva ley, Argentina se convertiría en el tercer país de Latinoamérica en permitir la interrupción voluntaria del embarazo, al igual que Cuba y Uruguay.

"El debate en términos generales es muy positivo, el Congreso se vistió de verde y recibió más de 700 especialistas a favor y en contra que disertaron. Por supuesto, hay sectores que empastan la cancha, varios diputados que se manifestaron a favor de la legalización del aborto recibieron amenazas, la Iglesia ha mencionado nombres públicamente en Tucumán... pero lo más importante es que hoy se puede hablar de aborto sin tabúes", agregan desde la plataforma.

Pese a las presiones y la tensión, son optimistas. Admiten que estos días se viven con “muchos nervios”; pero que se respira un ambiente de compromiso y sororidad insólito entre las mujeres. Algo grande está pasando. “Hay pocas sensaciones que describan lo que se siente al cruzar esa mirada cómplice entre dos chicas que tenemos el pañuelo verde. Este miércoles estaremos un paso más cerca del aborto legal seguro y gratuito”, concluyen.

share