PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo En Urano y Neptuno están lloviendo diamantes Now

Now

En Urano y Neptuno están lloviendo diamantes

H

 

Los científicos sospechan que pueden pesar hasta 200 kilos

A.O.

23 Agosto 2017 12:01

En las profundidades de dos planetas vecinos podría existir algo parecido a la cueva de las mil maravillas que leíamos de pequeños. En el interior de Urano y Neptuno, a 10.000 kilómetros bajo la superficie, podría estar produciéndose una constante lluvia de diamantes.

Aunque todavía no hemos podido pisar esos planetas -las extremas condiciones no lo permiten-, los científicos han sido capaces de reproducir en el laboratorio lo que ocurre en las entrañas de esos gigantes por primera vez.

Simulación del Laboratorio Nacional de Aceleradores SLAC

Durante largo tiempo ha surgido la duda de si la combinación química de grandes cantidades de hidrógeno, helio y metano, que otorgan el color azul característico de esos planetas, podrían ser los ingredientes ideales para la formación de diamantes. Con las altas presiones que existen, podría ser que se comprimieran hasta crear piedras preciosas que pasarían a precipitarse cayendo más hacia el interior.

Urano y Neptuno

Esa lluvia de diamante fruto de reacciones químicas y altas presiones se comprobó con una simulación. Valiéndose del potente láser Linac Coherent Light Source, del Laboratorio Nacional de Aceleradores SLAC, hicieron impactar los rayos X contra una lámina de poliestireno, un plástico que sirve para sustituir al metano. Al generar condiciones de presión y temperaturas similares, vieron que sí se creaban pequeñas estructuras de diamante.

"Sólo podemos producir este estado exótico durante aproximadamente un nanosegundo y durante este tiempo necesitamos suficientes rayos X para investigarlo", dice Dominik Kraus, autor principal del trabajo publicado en Nature, a Gizmodo.

Debido a esta limitación, obtuvieron solo diamantes del tamaño de una millonésima parte de un milímetro. Pero en Urano y Neptuno podría ser enormes y llegar a pesar unos 200 kilos, escriben.

Sin embargo aunque parece una condición única, en 2013 científicos de la Universidad de Wisconsin descubrieron que en Saturno y en Júpiter también llueven diamantes que hasta pueden acabar creando océanos de esta piedra preciosa. Claramente en el reparto de bienes a la Tierra le ha tocado el último puesto.

share