PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo "Mi intención no era votar, pero después de las imágenes de violencia tuve que hacerlo" Now

Now

"Mi intención no era votar, pero después de las imágenes de violencia tuve que hacerlo"

H

 

Hablamos con ciudados que respondieron a los violentos desalojos policiales de colegios electorales en Cataluña con su voto en las urnas

clara gil

02 Octubre 2017 13:51

"Este Referéndum es ilegítimo, pero no me quedaré en  casa mientras golpean a mi pueblo". La frase la escribía un ciudadano anónimo en una papeleta en el Colegio de Rafael Casanovas, en Badalona. Su voto era NO, pero su impotencia al ver las imágenes de violencia que hoy abren todas las portadas internacionales, le llevó a votar.





La Generalitat asegura que 844 personas fueron agredidas ayer por la Policía Nacional y la Guardia Civil. Una agresión que muchos medios de comunicación han tildado de vergonzosa y desproporcionada. "La violencia nunca puede ser un instrumento en política", ha avisado hoy la Comisión Europea.


Las imágenes de violencia fueron grabadas por miles de ciudadanos que salieron ayer, a primera hora de la mañaña a las calles, para votar un referéndum ilegal y desacreditado por el Tribunal Constitucional. En pocos segundos, las redes se incendiaban de comentarios condenando la acción de los cuerpos del Estado. "Al ver esas imágenes no pude quedarme sentado en el sofá. No creo en la validez del Reféndum ni soy independentista, pero fue un acto de rebeldía y de apoyar a mi pueblo", explica Sergio.

"Fui a votar porque ellos precisamente lo que no querían es que se votase y la mejor respuesta era mostrar una amplia participación. Y también porque me jodió que golpeasen a gente que solo quería votar y para hacer lado a mi gente", asegura. "Soy catalán, pero no comparto los fines ni la estrategia de Puigdemont. Tampoco la de Rajoy. He visto a los Mossos pegar igual que la Nacional y la Guardia Civil, pero ayer no era el día para eso. Ayer sabía del lado que quería estar y era del de la gente que, pacíficamente, quería votar", concluye.


"Soy catalán, pero no comparto los fines ni la estrategia de Puigdemont. Tampoco la de Rajoy. He visto a los Mossos pegar igual que la Nacional y la Guardia Civil, pero ayer no era el día para eso. Ayer sabía del lado que quería estar y era del de la gente que, pacíficamente, quería votar", asegura Sergio



Como él, muchos ciudadanos y ciudadanas que ayer no tenían pensado votar decidieron hacerlo como símbolo de protesta. Otros, aunque no lo hicieron, se acercaron a los colegios electorales para mostrar su apoyo. "No tenemos intención de votar, pero defendemos el derecho que supone poder hacerlo. Si queremos ser una democracia real tenemos que permitir que la gente pueda decidir", asegura Sara.


Sara es cocinera y ayer acudió a la Escola Indsutrial, en el centro de Barcelona, junto a su marido para mostrar su apoyo al voto. "Ninguno de los dos vamos a votar pero queremos estar ahí para demostrar a quienes quieren hacerlo que estamos a su lado y que les apoyaremos", sostiene. Ayer, la Escola Industrial, el colegio de Barcelona con más mesas electorales abiertas (hasta 17) estaba completamente desbordado. Allí votaron 6.500 personas y el 87% votó por la Independencia.



En total ayer acudieron a las urnas 2.262.424 de personas de un censo de 5,343.358 personas. Una participación del 42%, un punto menor que la obtenida en el pasado Referéndum del 9-N. Sin embargo, y para sorpresa de muchos, no solo fue a votar el Sí. También lo hizo el No y los votos en Blanco. El motivo, una vez más, las imágenes de violencia que circularon por las redes a primera hora de la mañana y que indignaron no solo a los catalanes, sino a todos los españoles.


"Ayer me desperté sin ninguna intención de ir a votar. Sabía, y sé, que este referéndum es una estafa en toda regla y que solo iba a echar más leña al fuego", explica Juan Carlos, de 22 años. "Pero después he visto palizas indiscriminadas a ancianos, a gente que no estaba haciendo ningún daño, a mis vecinos", añade.

"He visto violencia sin escrúpulos contra una parte de la población que solo quería expresarse y he decidido acercarme a votar. A votar NO, por supuesto, y a sabiendas de que igual ese voto nunca sería contabilizado. Pero como un acto de rebeldía necesario en un momento crítico. Esto no es una manifestación indepe ni catalana, sino democrática", concluye.

La brutal actuación de los cuerpos policiales la sufrieron periodistas, ciudadanos anónimos, bomberos y toda aquella persona que no acatara las órdenes el Tribunal Constitucional de no votar el domingo. "Muchos que no tenían pensado votar hoy han ido a la urnas gracias a la campaña de última hora de Rajoy", explica en su Twitter el periodista Joan Guirado.


Su casa fue todavía más peculiar. "Yo iba a votar en blanco. Mi madre ib a votar NO. Llevamos media hora de cola para votar SÍ los dos. Y ella defiende la huelga general de mañana", escribía en su Twitter Guinardo.




share