PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Carteles de testosterona: solo un 15% de los artistas de los festivales son mujeres Now

Now

Carteles de testosterona: solo un 15% de los artistas de los festivales son mujeres

H

 

“El director de un sello se preguntaba quién iba a querer escuchar a una señora de 40 años, justo después de comentarme lo maravilloso que había sido el concierto de Leonard Cohen, un octogenario”

anna pacheco

07 Abril 2017 06:00

 Es verano, hace calor y estás con tus amigas de festival. Llevas desde las siete de la tarde empalmando un concierto tras otro y siguiendo un programa que deliberadamente te has marcado con subrayador. Pero pasadas las 00:00 te das cuenta de algo.

Llevas más de 5 horas sin ver ni una sola mujer subida encima del escenario. Solo has escogido los artistas que más te apetecían o que llevabas escuchando todo el año. ¿Por qué, entonces, no hay ni una mujer?

Esta sensación ha sido traducida a números por la iniciativa Mujeres Y Música (MyM). Y los números asustan. A fecha de hoy y con muchos artistas aún por confirmar, la presencia de mujeres en los principales festivales ronda entre el 12 y 15%.

O, dicho de otro modo, sólo 154 de los 1006 (15%) artistas confirmados para los 20 festivales más importantes de España son mujeres, según datos también analizados por Ticketea.

La falta de referentes y el sesgo machista en la programación musical es un pez que se muerde la cola. Es necesario concienciar sobre el problema para romper esas dinámicas e introducir perspectivas de género en discográficas, medios, programadores/as de eventos e instituciones”, explican las coordinadoras de MyM a PlayGround.

Mourn. Imagen por Amanda Hatfield

La periodista de datos Ana Isabel Cordobés hizo un experimento el pasado 8 de marzo para denunciar este hecho. Modificó los carteles de los festivales y dejó solo aquellas bandas con algún componente femenino. El resultado: ya no había festival porque los escenarios quedaban semi vacíos.

No se trata de que haya un 50-50 de presencia de hombres y mujeres, porque sabemos que hay más hombres haciendo música. Pero que no lo haya ni de lejos es sintomático de una diferencia en las oportunidades que se nos ofrecen dependiendo de nuestro género”, critican desde MyM.

“Aumentar la presencia de mujeres favorece a que haya más referentes y eso va a influir en la cantidad de mujeres que se lancen al sector”.

En algunos casos, como en el Viña Rock, la mayoría masculina es aún más abrumadora: 464 artistas hombres confirmados frente a 15 mujeres, según los datos recogidos por MyM.


Aumentar la presencia de mujeres favorece a que haya más referentes y eso va a influir en la cantidad de mujeres que se lancen al sector


Amparo Sánchez, líder del conjunto Amparanoia y una de las pioneras en música fusión en España, forma parte de ese escaso 3% que pisará el Viña Rock este año. Y es, de hecho, la única mujer solista confirmada.

Un director de un sello discográfico me dijo que quién iba a querer escuchar a una señora de 40 justo después de comentarme lo maravilloso que había sido el concierto de Leonard Cohen, un octogenario…”, recuerda Amparo.

En el último festival al que asistió, el Esperanzah, denunció la ausencia de mujeres por el micro. Este año le tocará previsiblemente hacer lo mismo en todos los otros festivales en los que ella siga siendo la excepción.

Femi-Rockers es la contraofensiva de un grupo de feminista de Castilla La Mancha que este año ha decidido organizarse para denunciar el machismo en el Viña Rock. “Desde no ver a ninguna mujer encima del escenario hasta aguantar que te manoseen en los pogos o tener cuidado a la hora de volver sola a la zona de acampada… así nació Feme-Rock”, explican desde la organización.

Femi-Rockers previene desde su página de Facebook de actitudes machistas y tiene previsto un protocolo contra agresiones sexistas.


Cuando yo tenía 16 años era el bicho raro, era la única chica de mi entorno en Pamplona que tenía una guitarra eléctrica


El rock es un género tradicionalmente masculinizado en el que existe una tendencia a reproducir roles de género y en el que la mujer se sigue viendo como un adorno o un objeto”, explican.

Amaya, una de las componentes de la banda Kokoscha y exintegrante de Panty Pantera también recalca la herencia de la que venimos.

Cuando yo tenía 16 años era el bicho raro, era la única chica de mi entorno en Pamplona que tenía una guitarra eléctrica”, explica. Desde entonces, y después de 20 años girando con la banda, reconoce que el panorama está cambiando, pero que aún queda un largo camino por recorrer.

“Solo tienes que mirar a tu colección de discos. Hay muchos más hombres que mujeres. Si tú eres programador de un festival y quieres asegurarte cuatro o cinco cabezas de cartel que no sean siempre los mismos, te vendrán más nombres de hombres a la cabeza seguro. Por desgracia no hay tantas PJ Harvey”, opina Amaya. Para ella, la solución no son las cuotas, al menos "no para los cabezas de cártel". "Pero igual sí que se podría plantear algún tipo de baremos entre los grupos más pequeños".

Para Carla Moreno y Alba Rihe, componentes del dúo barcelonés Las Bistecs, "falta mucha presencia femenina y no porque no existan esas bandas. Creemos que existen muchas más bandas que nosotras". Ellas, junto a Las Odio, son algunas de las bandas recurrentes en el recuento de artistas confirmadas.

"La sociedad muchas veces no está preparada para ver según que cosas. A veces, directamente, no nos invitan. Hace falta más presencia de mujeres en los festivales, pero no mujeres que canten canciones de amor, también reivindicativas". Este dúo, que se describe a sí mismo como electro-disgusting, se ha hecho conocido por su imagen trash y sus letras provocativas.

Las Bistec. Imagen por Claudio Ochoa

"En un concierto el hecho de vestir con licra y enseñar el culo en la canción de ANO tuvo una recepción muy anticuada. El público, formado por hombres primitivos, nos gritó cosas poco imaginativas", rememoran Las Bistec. 

Desde PlayGround nos hemos puesto en contacto con varios festivales —como el Viña Rock, Arenal Sound o Primavera Sound— para hablar de sus criterios a la hora de programar, pero no hemos tenido demasiado éxito.

Ricard Robles, codirector y confundador del Sónar, un festival cuya presencia femenina se sitúa por encima de la media (22%), sí que atiende a nuestra petición y admite lo que porcentualmente es, según él, “evidente”: “Sigue habiendo menos mujeres”.

Afortunadamente esta brecha tenderá a disminuir. Cada vez son más las mujeres en el panorama musical y sin duda la presencia aumentará también en los festivales”. Ricard Robles asegura que desde Sónar siempre han atendido al talento femenino y que "cada año intentan programar cuantas más mujeres mejor".

Desde el FIB —con un 11% de presencia femenina, aunque con el 70% del cartel aún por desvelar— agregan que su objetivo “es afrontar la contratación de un festival atractivo artísticamente, capaz de atraer y entretener a muchos miles de personas sin discriminar a nadie por razón de raza, género u opción sexual”.

Este año el FIB cuenta con la confirmación de un artista de género no binario, Mykki Blanco.

Pero a pesar de la inercia de una industria esencialmente masculina, desde MyM recuerdan que sí se pueden hacer cosas. Reclamar más mujeres en puestos de dirección en festivales es una de ellas. “Es frecuente que ocupen cargos como márketing, pero en menor ocasión contratación. Nos hemos dado cuenta que la mayoría de los festivales en los que se encuentra una mayor presencia femenina, también es porque hay más mujeres en la dirección. Y siempre que conseguimos debatir con la organización sobre estas cuestiones, nuestras interlocutoras son a menudo mujeres", subrayan. 

"No es una garantía, pero ayuda".

También están elaborando una lista de mujeres artistas para que “no haya excusa” a la hora de encontrar grupos con mujeres.

Las Odio

"SIN MUJERES NO VOY”

Hace poco las redes sociales se hicieron eco de la polémica con Azkena Rock Festival (Vitoria) que anunció el cartel completo y no incluía ni una sola mujer. La noticia fue sonada, ya que es un festival financiado en buena medida por el Ayuntamiento.

Para visibilizar este problema y dar un toque de atención a programadores y promotores, Territorio de Nabos “propone tomar parte activa y dejar de ir a conciertos sin presencia femenina” a través de la campaña #SinMujeresNoVoy. Esta plataforma también lleva un recuento del sesgo de género en los festivales.

Se trata de hacer ruido, no tanto de buscar culpables. Presentamos las cifras para que los festivales y todos los agentes de la industria sean conscientes y entre todas intentemos poner remedio”, concluyen.

Y, como agrega Amaya (Kokoscha) al final de charla, “no hay que darle más vueltas, solo hay que animarse y empezar a tocar” hasta que formar parte de un ‘grupo de chicas’ deje de verse de una vez como algo exótico.




share