PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Tres exempleadas acaban de denunciar a Google por discriminación de género Now

Now

Tres exempleadas acaban de denunciar a Google por discriminación de género

H

 

Acusan a la compañía de segregar a las empleadas por su género y pagarles menos por realizar los mismos trabajos

15 Septiembre 2017 11:37

SHUTTERSTOCK

Una demanda colectiva por discriminación de género señala a Google. Viene de parte de Kelly Ellis, Holly Pease y Kelli Wisuri. Tres exempleadas que denuncian, en nombre de todas las mujeres que han trabajado en la compañía durante los últimos cuatro años, el trato injusto que han recibido.

En el documento alegan que cobran menos que los hombres a pesar de realizar trabajos similares, que ellos ascienden con más frecuencia y que, en cambio, ellas permanecen más tiempo en los puestos que implican sueldos más bajos. "Hemos estado hablando de estos temas durante mucho tiempo y no ha cambiado nada", lamentó a The Guardian Ellis. "Es hora de dejar de ignorar estas cuestiones en el mundo de la tecnología", añadió.


La trayectoria de Ellis en la empresa es el fiel reflejo de esta realidad, según consta en la demanda. A pesar de que ya tenía cuatro años de experiencia, al ser contratada en 2010 empezó en una posición normalmente asignada a graduados universitarios. Pero las circunstancias no fueron las mismas para su compañero masculino. Con niveles de experiencia similares a los de Ellis, entró en un peldaño más alto.

El gesto de estas tres mujeres viene después de que la semana pasada The New York Times confirmara que la misoginia vive anclada en las oficinas del gigante tecnológico. Publicó los documentos en los que, a partir de datos de 1.200 empleados, también demostraron que allí los hombres cobran más que las mujeres.

En la demanda también consta que Google es consciente de la desigualdad a la que se enfrentan sus empleadas. Pero que no ha hecho nada para cambiarlo. Una prueba de ello es que el Departamento de Trabajo de Estados Unidos le acusó de discriminación de género en abril. Después de que la empresa lo negara todo, la institución le reclamó información sobre los salarios de sus empleados y sus datos de contacto. Pero nunca fueron enviados. Su justificación fue que tenía que destinar demasiados recursos en obtener dicha información.

El director ejecutivo de Google, Sundar Pichai

Ahora Google ha dicho que revisará la denuncia. Pero también ha expresado su desacuerdo con las "alegaciones centrales". "Los niveles de empleo y las promociones se determinan a través de rigurosos comités de contratación y promoción que deben pasar múltiples niveles de revisión, incluyendo cheques para asegurarse de que no hay sesgo de género en estas decisiones", aseguró a Gizmodo su portavoz, Gina Sciglian.

Por mucho que la compañía se llene la boca de excusas, los datos le llevan la contraria. Tres mujeres han dado la cara en esta demanda. Pero el abogado que les ha ayudado a formularla, James Finberg, indicó que más de 90 empleadas y exempleadas han acudido a él para hablar sobre el asunto.

share