PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo El Tribunal Supremo de EEUU bloquea una restrictiva ley de aborto en Louisiana Now

Now

El Tribunal Supremo de EEUU bloquea una restrictiva ley de aborto en Louisiana

H

 

5 votos a favor y 4 en contra han permitido suspender una polémica ley anti aborto

PlayGround

08 Febrero 2019 13:47

Por 5 votos a favor y 4 en contra, el Tribunal Supremo de EEUU ha acordado mantener en suspensión una restrictiva ley sobre el aborto en el Estado de Louisiana.

La legislación fue aprobada por la legislatura estatal en 2014 y es un medida que requiere que cualquier médico que practique abortos tenga privilegios de admisión en un hospital a 30 millas (50 kilómetros) de su clínica. A efectos prácticos, esta medida dejaría a un solo médico apto para practicar interrupciones del embarazo en el estado de Louisiana, que cuenta con 4,7 millones de habitantes y donde se demandan cada año 10.000 abortos.

La decisión del Tribunal Supremo de EEUU se produce tras la demanda legal presentada por dos médicos de Louisiana y una clínica, argumentando que la ley de este estado era idéntica a una ley presentada en Texas que el tribunal supremo rechazó en 2016.

Esta medida tomada el jueves es la primera que el Tribunal Supremo toma respecto al aborto desde el comienzo del Gobierno de Donald Trump. De los 5 votos a favor, 4 fueron de jueces progresistas y uno del conservador John G. Roberts Jr. Los 4 votos en contra fueron emitidos por conservadores. Ahora los magistrados tienen que estudiar la constitucionalidad de la ley. La última vez que los jueces del Tribunal Supremo se pronunciaron respecto a este derecho fundamental fue en 2016, cuando declararon inconstitucional la ley de Texas muy similar a la que ahora está en tela de juicio de Louisiana.

La Corte Suprema ha intervenido para proteger los derechos de las mujeres de Louisiana", explicó Nancy Northup, presidenta del Centro de Derechos Reproductivos, en un comunicado que recoge The New York Times. “Las tres clínicas que quedan en Louisiana pueden permanecer abiertas mientras pedimos a la Corte Suprema que escuche nuestro caso. Este debería ser un caso fácil, todo lo que se necesita es una aplicación directa del propio precedente de la corte ", añadía.

share