PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Detienen al marido de Pilar Garrido, la española asesinada en México Now

Now

Detienen al marido de Pilar Garrido, la española asesinada en México

H

 

Su marido aseguró que la habían secuestrado pero tras la autopsia de su cuerpo todas las flechas le apuntan como principal sospechoso del crimen

PlayGround

30 Agosto 2017 13:21

Pilar Garrido fue golpeada en la nariz primero. Después se golpeó la nuca y finalmente fue asfixiada. Es la lectura que arroja su autopsia y que ha tirado por tierra la coartada de su marido, Jorge Fernández, que fue detenido ayer por las autoridades mexicanas.


El caso de la española tuvo en vilo a dos países durante casi un mes. El relato que por entonces había mantenido su marido era el de un secuestro. Según Fernández, que ejerce de criminólogo, toda la familia se encontraba en Tamaulipas de vacaciones. Pilar, Jorge y el hijo de ambos de apenas un año de edad.

La versión inicial coincidía con la realidad de Tamaulipas, una región que ostenta el récord de desapariciones del país. Hasta 5.000 personas están desaparecidas, no secuestradas. En un primer momento, las autoridades trataron el caso como un secuestro. Según el marido, comenzaron su viaje a la playa el día 1 de julio. Llegaron hasta la localidad costera de La Pesca donde disfrutaron de un fin de semana familiar. Hay pruebas, recibos y testigos que coorboran la versión de Fernández. Todo cuadra hasta el domingo 3 julio, en el camino de vuelta en coche.

Fernández aseguró que en la carretera, hacia las 18 horas de la tarde, dos hombres armados intentaron robarles el coche. El bebé se encontraba en el asiento trasero, atado a su sillita. Después de varias amenazas, los dos hombres se llevaron a Pilar. Fernández se dirigió a la comisaría de policía para denunciar los hechos.

Mientras tanto la familia de Garrido, que reside en España, defendía a capa y espada la versión del marido cuando las autoridades empezaron a sospechar. Había pasado más de un mes y nadie había llamado para pedir un rescate. La policía cambió el rumbo de la investigación y Pilar pasó a engrosar la lista de desaparacidos. Ya no se barajaba la versión de un secuestro. "Estamos convencidos de que no ha sido Jorge (el marido) porque se querían, llevaban 11 años juntos, han pasado muchas cosas entre ellos pero siempre se han apoyado y además tiene un bebé en común", explicaba su hermana en una rueda de prensa.

Fue casi la única vez que los padres de Pilar han aparecido en público que están tratando de llevarlo de la manera más discreta. "Ambos tenían un carácter muy fuerte pero pongo la mano en el fuego de que no fue él", mantiene la hermana de Pilar.

Sin embargo el hallazgo de restos óseos, ropa desilachada y un reloj a pocos metros de donde, supuestamente, se había cometido el secuestro precipitaron un giro en la investigación. Fue el 26 de julio cuando encontraban el cadáver de Pilar. Las pruebas de la autopsia han determinado que la causa de la muerte fue estrangulamiento, un modus operandi que no coincide con las prácticas de los secuestradores. El hecho de que tampoco le hubiesen robado ningún objeto de valor, como el reloj que llevaba Pilar ese día, también descarta la hipótesis de un robo.

Finalmente y tras varias incongruencias en el relato de Jorge sobre las tiempos y sobre lo qué pasó después de las 18 horas de ese domingo, la Policía Federal centra ahora toda la investigación en él. Ayer, el criminólogo que también ejerce de profesor en la Universidad de Seguridad y Justicia, fue detenido, acusado de homicidio. Las causas de por qué la mató o si ya lo tenía planeado siguen siendo una gran incógnita.

Desde España, la familia de Garrido no da crédito y ha pedido repetir la autosia y realizar nuevas pruebas de ADN de los dientes de la mujer. Hasta que no se confirmen esas pruebas, que quieren que se llevn a cabo en España, no darán por muerta a Pilar.

share