PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo "Te amo para siempre, mi ángel", escribió en Instagram tras matar a su novio Now

Now

"Te amo para siempre, mi ángel", escribió en Instagram tras matar a su novio

H

 

Nahir Galarza, de 19 años, confiesa que disparó a Fernando Pastorizzo con la pistola de su padre

A.O.

02 Enero 2018 17:15

Nahir Galarza, de 19 años, confesó que ella disparó a su novio, Fernando Pastorizzo, de 21. La habían llamado como testigo. Pastorizzo había muerto, con dos disparos, en una carretera de Gualeguaychú, Argentina, el jueves por la noche. Habían pasado la noche juntos.

"Cinco años juntos, peleando, yendo y viniendo pero siempre con el mismo amor. Te amo para siempre, mi ángel", escribió ella en una fotografía de los dos que subió a Instagram el viernes por la mañana.

Sin que todavía se sepa el motivo, Galarza abrió fuego cuando iban en moto. Utilizó el arma 9 milímetros de su padre, agente de policía. A Pastorizzo lo encontró un hombre, todavía con vida, según declaró al diario local El Día. “Movía la boca, no estaba muerto”, expresó. Para cuando llegó la ambulancia, a los 20 minutos, ya había fallecido.

La joven, estudiante de abogacía, reconoció el crimen durante el interrogatorio en la fiscalía de Gualeguaychú. "Basta, fui yo, fui yo, fui yo, quítenle la responsabilidad a mi padre y a mi familia", espetó. Se encuentra ahora internada en un hospital psiquiátrico, aunque el fiscal que lleva la investigación, Leandro Beherán, afirma que no sufre problemas mentales. Entró en estado de shock.

"Decidimos enviarla a la sala de salud mental porque teníamos miedo a que sucediera algo en una celda de la Comisaría del Menor y la Mujer", explicó el fiscal al mismo periódico local.

Nahir Galarza, Intagram

Sus móviles se están analizando. El fiscal de momento ha declarado que tenían un “relación conflictiva y bastante problemática”. A la adolescente se le imputa un crimen agravado por el que se podría enfrentar a una cadena perpetua.

En declaraciones a TN, el padre de ella dijo que su hija “no era un monstruo”. Marcelo Galarza, a quien pertenecía la pistola, dice que la pareja de su hija nunca hablaba con ellos y que conocen testimonios de que la golpeaba. “La llevamos a hacer un examen (...) y tenía la entrepierna lastimada, en carne viva y golpes en la espalda". "Ella decía que se cayó por la escalera, pero después nos enteramos que le pegó”. El padre remarca que no justifica lo que hizo su hija, pero quiere que se investigue.

En medio de un caso con muchos interrogantes, la madre de Fernando Pastorizzo lloraba su pérdida. “Ya nos encontraremos en algún lugar para compartir nuestras charlas, mates amargos de por medio. Siempre fuiste un ser sensible y hermosa persona. Y tuve la inmensa dicha y honor de poder disfrutarte como madre”, escribió en las redes sociales.

share