PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Colombia mató a ocho menores en un bombardeo; su ministro de Defensa dimite Now

Now

Colombia mató a ocho menores en un bombardeo; su ministro de Defensa dimite

H

 

Guillermo Botero renuncia después de ocultar la muerte de menores en una operación militar contra disidentes de las FARC

Gemma Cuartielles

07 Noviembre 2019 23:55

El ministro de Defensa de Colombia, Guillermo Botero, dimitió este miércoles después de ser acusado de ocultar la muerte de 8 menores en una operación militar contra disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El pasado 2 de septiembre, el ejército bombardeó un campamento guerrillero en la región de Caquetá, donde murieron el líder Rogelio Bolívar Córdoba, alias Gildardo Cucho, y 13 seguidores. Ocho eran niños y niñas entre 12 y 17 años, según las investigaciones forenses.

Hasta ayer, Botero había ocultado esta información a las autoridades legislativas. El Congreso decidió celebrar una audiencia para investigar el posible fraude informativo y emitir una moción de censura contra Botero. Fue en ese momento cuando el ministro admitió que entre las víctimas sí se encontraban ocho menores.

En su defensa, recalcó que cuando la operación se llevó a cabo, desconocía la presencia de los niños y niñas. Botero aseguró que el ataque militar se desarrolló según las normas internacionales y atribuyó la responsabilidad de la muerte de menores a la guerrilla disidente por utilizarlos “como parte de su estructura de seguridad".

El senador Roy Barreras, promotor de la audiencia, reclamó a Botero el ocultamiento de datos: "Ministro, usted le escondió a Colombia que ese día de septiembre bombardeó siete niños y quizás son cuatro más, porque las pruebas de Medicina Legal muestran que otros cuatro cuerpos llegaron tan despedazados, que solo pudieron identificar que tenían menos de 20 años".

Barreras también protestó por el trato que los militares habían dado a los menores: "delincuentes muertos en desarrollo de operaciones militares". Esto hizo revivir el fantasma de los “falsos positivos”: ejecuciones de civiles que el Ejército llevaba a cabo y que justificaba como víctimas de combates con guerrilleros.

Ante el riesgo de convertirse en el primer ministro de la historia de Colombia censurado por el Legislativo, Botero presentó su renuncia después de la audiencia y del consentimiento expreso del presidente del país, Iván Duque.

Duque mostró su apoyo a Botero asegurando que la operación fue llevada a cabo de forma “estratégica, meticulosa e impecable” por las fuerzas armadas, a quienes señaló como “héroes” de Colombia por el desempeño contra una “cuadrilla de narcoterroristas”.

ivan-duque-presidente-colombia
Ivan Duque, presidente de Colombia

El comandante del Ejército colombiano, Nicacio Martínez, también se inclinó en este sentido, y recalcó que si hubieran tenido constancia de la presencia de niños y niñas en el campamento bombardeado, no habrían permitido la operación.

También adjudicó la culpa de la muerte de los menores a las FARC y aseguró que el Ejército ha recuperado a 179 menores de edad de operativos armados, los cuales se entregaron a Bienestar Familiar: “Los que están violando todos los preceptos y quitándoles la calidad de protegidos a los menores son los que los reclutan”.

El nuevo ministro de Defensa

El presidente de Colombia ha designado al general Luis Fernando Navarro, comandante de las fuerzas armadas de Colombia, como nuevo ministro de Defensa. Según Navarro, la operación contra Gildardo Cucho se puso en marcha por considerar que constituía “una amenaza real contra el Estado colombiano”.

Navarro también negó conocer la presencia de menores en el asentamiento guerrillero, algo que medios locales cuestionan debido a que conocía el paradero, cantidad de miembros del campamento y la procedencia de éstos, pero no sabía si alguno de ellos era menor de edad.

Ante esto, autoridades comunitarias revelaron a la emisora Blu Radio que sí habían alertado de la presencia de menores en el campamento: "El gobierno sabía que había menores de edad que habían sido reclutados dos meses antes, niños que estaban allí en contra de su voluntad en calidad de secuestrados".

Medios y autoridades cuestionan las estrategias de Botero

La estrategia de seguridad de Botero estaba en el punto de mira de distintos medios y autoridades, que indicaron que cometió violaciones de los derechos humanos, se cobró la vida de inocentes y mintió sobre las cifras de víctimas, según desveló The New York Times.

Según los datos recopilados por organizaciones sociales, en los últimos cuatro años Colombia suma más de 400 asesinatos contra exguerrilleros, líderes sociales, defensores del medio ambiente, activistas y miembros de comunidades en zonas de guerrilla.

Guillermo Botero es un empresario de 71 años que desde agosto de 2018 ocupaba el cargo de ministro de Defensa. Botero estaba al frente de la seguridad de Colombia y supervisaba operaciones contra el narcotráfico, los grupos guerrilleros disidentes de las FARC, la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las bandas criminales.

share