PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

En Islandia, las compañías que minan Bitcoins podrían consumir más energía que todos los habitantes

H

 

La alta cotización de la criptomoneda ha aumentado la demanda de megavatios en Islandia, el paraíso para instalar los grandes ordenadores que controlan las transacciones

A.O.

12 Febrero 2018 19:30

La fiebre por los Bitcoins podría dejar una realidad curiosa en Islandia: que los ordenadores del país que se encargan de procesar las transacciones en la red informática realizadas con la criptomoneda gasten este año más energía eléctrica que la consumida por las familias en sus hogares.

Islandia se ha convertido en el paraíso de las llamadas minas de Bitcoins. Grandes compañías se han ido ubicando en la isla para instalar los equipos informáticos mantienen la red en funcionamiento. Se estima que el consumo que realicen ronde los 100 megavatios este año, más de lo todos los ciudadanos -340.000 islandeses- necesitan en total.

"Hace cuatro meses no podía haber predicho esta tendencia, pero luego el bitcoin se disparó y recibimos muchos más correos electrónicos", dijo a Metro Johann Snorri Sigurbergsson, un gerente de la compañías eléctrica Hitaveita Sudurnesja.

"Justo hoy, vine de una reunión con una empresa minera de Bitcoins que buscaba comprar 18 megavatios”, ejemplificó.

Las empresas mineras, a cambio de mantener en funcionamiento las transacciones con cálculos informáticos, obtienen una fracción del valor de poner un nuevo Bitcoin en el mercado. Estas compañías encuentran dos atractivos para establecerse en Islandia.

Uno, el frío. Al estar todo el día en funcionamiento los servidores se sobrecalientan y la refrigeración en la isla es natural. Dos, la apuesta por las energías renovables del país hace que estén subvencionadas por el gobierno y que sea barata la energía.

Esto ha llevado a que Smári McCarthy, miembro del Partido Pirata en Islandia, plantee que estas compañías deberían pagar impuestos. "En circunstancias normales, las empresas que están creando valor en Islandia pagan una cierta cantidad de impuestos al gobierno", dijo McCarthy. "Estamos gastando decenas o cientos de megavatios produciendo algo que no tiene existencia tangible ni uso real para los humanos fuera del ámbito de la especulación financiera”, concluyó.

Este paraíso podría empezar a regularse.

share