PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo La última batalla europea contra el 'roaming' explicada en 4 puntos Now

Now

La última batalla europea contra el 'roaming' explicada en 4 puntos

H

 

La Comisión Europea cede a la presión de los consumidores y el lobby y retira la propuesta de eliminar el roaming durante 3 meses. ¿Qué pasará ahora?

Margaryta Yakovenko

13 Septiembre 2016 19:06

Seguro que te alegraste cuando la Comisión Europea anunció que pronto podrías dejar de sentir terrror ante la idea de llevarte el móvil de viaje cuando cruzas fronteras. Se acabó el miedo a escuchar el timbre de llamada en suelo extranjero o el pánico de ver demasiado tarde que no habías desconectado los datos antes de subirte al avión de turno. Se acabó el miedo a tener que pagar facturas astronómicas por culpa de un descuido. Eso es lo que nos hicieron pensar. Pero tenemos una mala noticia que decirte: esa promesa resultó ser falsa.

Unos días después de la supuesta victoria sobre la itinerancia de precio descomunal, el propio presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker, ordenaba quitar la propuesta de la página web de la Comisión. ¿Por qué ha reculado Juncker? Aquí unas claves para entender su recular.


I. ¿Qué decía el primer borrador?

El 5 de septiembre, la Comisión publicaba en su página web un borrador según el cual se proponía eliminar durante 30 días seguidos, o 90 días en total al año, el roaming para todos aquellos que viajen dentro de las fronteras de la Unión Europea.

El proyecto debía ser discutido por los miembros de la UE y por BEREC, la agencia reguladora del mercado de las telecomunicaciones en la Unión. Después de ser aprobado, se debía poner en funcionamiento a mediados de 2017.

Pero algo salió mal.


En el primer borrador se preveía eliminar durante 30 días seguidos, o 90 días en total al año, el roaming para todos aquellos que viajen dentro de las fronteras de la Unión Europea.


Después de haber estado anunciado cuatro días, el proyecto desaparecía misteriosamente de la página de la Comisión y en su lugar se publicaba el siguiente mensaje: "Los servicios de la Comisión han retirado, según instrucciones del Presidente Juncker, el proyecto y están trabajando en una nueva versión".


II. ¿Por qué ha sido retirado el proyecto?

Lo cierto es que, aparte de ese mensaje, la institución no ha querido hacer más declaraciones. Y su silencio no hace sino sumar confusión. Sobre todo teniendo en cuenta que desde hace más de una década la Comisión ha tratado de eliminar el sobrecargo del roaming en una unión de países sin fronteras. ¿Qué sentido tiene que tú puedas viajar libremente de un país a otro pero tu móvil no?


"La Comisión Europea debe acabar con el roaming tan pronto como sea posible. Vivimos en Europa no en Telecom lala-land".


El primer borrador no contemplaba la eliminación total del roaming, pero sí ofrecía cierta esperanza de, al menos, poder olvidarnos de sus tarifas durante unas semanas. La medida de los 90 días abría el camino a posteriores propuestas que con el tiempo podrían haber desembocado en la eliminación total del recargo. Pero en el último momento, la propuesta era arrojada al cubo de la basura.


En el último momento, el presidente de la Comisión decidió arrojar la propuesta al cubo de la basura.


En parte, Juncker se acobardaba de sacarla adelante por las críticas que había cosechado el primer borrador: ni los consumidores ni el lobby de las telecomunicaciones estaban contentos con la propuesta.


III. ¿Por qué nadie quiere la propuesta de Juncker?

Para los consumidores, la propuesta de 3 meses sin roaming era irrisoria teniendo en cuenta que todos esperaban el fin del roaming para siempre. Lo cierto es que la itinerancia del móvil no supone ningún tipo de sobrecoste para las operadoras. De hecho, ya existen empresas como Vodafone que permiten usar el móvil en el extranjero con las mismas tarifas que en casa.


"La Comisión Europea planea abolir el roaming...pero solo para el 25% del año. ¿Dónde está el mercado digital único?".


"La propuesta de la Comisión de esta semana fue una decepción. Después de años diciendo que pondrá fin a las tarifas de itinerancia, señaló a millones de consumidores ávidos la letra pequeña... los consumidores quieren el acuerdo real", declaró Guillermo Beltra, miembro de BEUC, una oenegé que reúne a 41 grupos de consumidores europeos.


Ni las asociaciones de consumidores ni el lobby de las telecos aceptaron la propuesta. Para unos era muy poco tiempo sin roaming. Para otros, demasiado.


Las compañías telefónicas alegan otra razón para estar insatisfechos: 90 días sin roaming es demasiado tiempo sin cobrar sobrecostes. Para el lobby de las telecos, prometer 3 meses sin itinerancia significa dar vía libre al abuso por parte de los consumidores.

"Cualquier umbral debe ser plenamente coherente con la definición de viajar periódica... el umbral de 90 días va mucho más allá de esa definición", aseguró en un comunicado ETNO, una patronal que representa a varias compañías de telecomunicaciones europeas.

Las compañías ponen en el punto de mira en aquellos que por su localización viven y trabajan en países diferentes, como Bélgica y Francia, los que viajan a otro país por trabajo durante largos periodos de tiempo o los estudiantes erasmus.

Aseguran que si la medida sale adelante, los usuarios se dedicarían a comprar tarjetas SIM en otros países de la UE con precios más bajos para usarlas en uno cuyas compañías nacionales sean más caras. Como cuando viajas a Andorra por tabaco o metes tu dinero en un banco suizo.


IV. ¿Qué pasará ahora?

Por el momento, no ha sido publicado ningún otro borrador. Supuestamente la Comisión está trabajando en una nueva propuesta que podría ser más beneficiosa para los consumidores y eliminar el roaming de raíz o podría ser más lucrativa para el lobby y cambiar la propuesta de los 90 días por un periodo mucho más corto.


La Comisión está trabajando en una nueva propuesta que podría ser más beneficiosa para los consumidores y eliminar el roaming de raíz o podría ser más lucrativa para el lobby y cambiar la propuesta de los 90 días por un periodo mucho más corto


Todo apunta a que esta última será la decisión más probable. Según los datos, de media los europeos viajan fuera de sus fronteras unos 12 días al año, o al menos eso es lo que hace el 98,2% de la población de la UE. El restante 1,8% es para las telecos una minoría insignificante que no merece disfrutar de tantos días sin roaming.

A pesar de que hace unos días el portavoz de Juncker, Margaritis Schinas, asegurara que han "acabado con el roaming", lo único claro en este momento es que el combate entre consumidores y compañías por un mercado tecnológico común está muy lejos de acabar. Y la Comisión ha tomado el papel de un árbitro pésimo.


¿Qué sentido tiene que tú puedas viajar libremente de un país a otro pero tu móvil no?


share