PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Pureza contaminada: el plástico ya ha llegado al hielo del Ártico Now

Now

Pureza contaminada: el plástico ya ha llegado al hielo del Ártico

H

 

Una expedición advierte que el deshielo está propagando nuestra basura también por el Polo Norte

astrid otal

27 Septiembre 2017 12:50

Conor McDonnell/Arctic Mission

A los bellos lugares deshabitados llega nuestra basura. Si conocíamos este año que en la isla de Henderson, en Pacífico sur, aparecían 3.500 artículos -balones, muñecas, botellas- cada día, una misión al Ártico ha descubierto un océano contaminado de plásticos. La pureza perturbada.

Hace tan solo unos años, era imposible adentrarse en una región a tan solo 1.600 kilómetros del Polo Norte. Todo era hielo. Con el cambio climático, se ha derretido parte del mar y los desechos avanzan por las aguas internacionales del Océano Ártico Central. Nunca una expedición científica había navegado tan lejos sin valerse de rompehielos.

"Encontrar pedazos de basura es una señal preocupante de que el derretimiento del hielo puede permitir que altos niveles de contaminación se desvíen hacia estas áreas", expresó el biólogo marino Tim Gordon al cargo de este viaje de Artic Mission de Pen Hadow, el explorador británico y única persona que ha caminado solo desde Canadá hasta el Polo Norte sin reponer suministros durante el trayecto.

"Esto es potencialmente muy peligroso para la fauna del Ártico", advertía.

Plástico encontrado en el Océano Ártico en la expedición de Artic Mission

Se producen cerca de 300 millones de toneladas de plástico anuales -que viene a ser el peso de todos los humanos juntos del planeta-, como recordaba el asesor científico a bordo Ceri Lewis en un comunicado. Una gran cantidad termina en el mar y se descompone en microplásticos que ingiere la vida marina accidentalmente. A través de la cadena alimentaria, esas partículas tóxicas acaban dentro de osos polares o en los propios humanos. Se calcula que hay unos 5 trillones de trozos de plásticos en las aguas de todo el mundo.

"Se cree que el Ártico es un punto caliente de acumulación de microplásticos debido al número de ríos que desembocan en la cuenca del Ártico", comentaba Lewis. "Pero tenemos muy pocos datos para apoyar esta idea en las partes más septentrionales del Océano Ártico". Con las muestras recogidas, se determinará una cantidad.

Para el verano de 2050 se pronostica que todo el Océano Ártico estará libre de hielo. Se teme que aterricen imparables las pesquerías, la industria y el transporte marítimo. A los plásticos se sumarán, si no se evita, nuevas amenazas para la cada vez más frágil región del planeta.

Plástico encima del hielo ártico. Artic Mission

share