PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo 50 años después de Stonewall: logros y retrocesos en los derechos LGTBI+ Now

Now

50 años después de Stonewall: logros y retrocesos en los derechos LGTBI+

H

 

Los derechos de la comunidad LGTBI+, ¿están más en peligro que nunca?

Gemma Cuadrado

28 Junio 2019 13:20

28 de junio de 1969. Aquella noche cambiaron muchas cosas para la comunidad LGTBI+. Los disturbios de Stonewall a menudo se citan como la primera ocasión, en la historia de Estados Unidos, en que la comunidad LGTB se unió para salir a la calle y luchar contra un sistema que perseguía a personas no normativas. De esconderse, a gritar y a reclamar derechos. Este año el Orgullo coincide con el 50 aniversario de aquellas manifestaciones espontáneas y violentas.

En las últimas cinco décadas se han logrado muchos avances políticos, económicos y sociales en derechos LGTBI+, pero el mundo está cada vez más polarizado y los grupos ultraconservadores no solo frenan, también ponen en peligro todos estos logros.

¿Vamos hacia atrás?

En pleno siglo XXI, las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo siguen siendo ilegales, e incluso castigadas con la muerte, en al menos 70 países del mundo, la mayoría en Oriente Medio y África, según el informe Homofobia de Estado 2019 de la Asociación Internacional de Gais, Lesbianas, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (ILGA).

En un momento en el que deberíamos ser más libres que nunca, los crímenes homófobos siguen llenando los periódicos del mundo. Una cuarta parte de las personas homosexuales encuestadas en un estudio de la Unión Europea dijo haber sido objeto de ataques o amenazas de violencia en los últimos cinco años. En España, más de 50 agresiones homófobas se denuncian todos los meses.

stonewallii

En Estados Unidos, Donald Trump ha atentado varias veces contra la comunidad queer. La página web de la Casa Blanca dedicada al tema los derechos LGTBI+ duró solo unas horas online desde su ascenso. El presidente también ha vetado la presencia de transexuales en las Fuerzas Armadas y el uso de baños y vestuarios correspondientes a su identidad de género.

Además, los estados de Alabama y Texas han aprobado reformas educativas que defienden que la homosexualidad no es un estilo de vida aceptable.

En Europa, varias organizaciones conservadoras se están movilizando para evitar el matrimonio igualitario, un derecho pendiente todavía en Europa central y del Este. El avance del populismo en países como Hungría, Polonia o Rumanía está perpetuando la discriminación de la comunidad LGTBI+ con discursos a favor de los valores de la llamada “familia tradicional”. Las leyes que prohíben la “propaganda homosexual” en Rusia y Lituania -entre otros países- también imposibilita la defensa de los derechos de las personas LGBTI+.

La ola conservadora de América Latina tampoco ha sido favorable para la comunidad queer. Tras el ascenso de los partidos evangélicos, el matrimonio y la adopción entre personas del mismo sexo se ha frenado en Chile y México.

Un camino hacia adelante

Durante las últimas décadas también se han conseguido muchos logros en materia de igualdad y visibilidad del colectivo. Hasta en 39 países existen leyes que castigan la incitación al odio, la discriminación o la violencia por razón de orientación sexual.

Holanda fue el primer país en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo hace 17 años y desde entonces se le han sumado otros 26 países más, entre ellos Alemania, este 2018. La adopción para la comunidad LGTBI+ también es legal en 28 países más.

Taiwán se ha convertido en el primer país asiático en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo. La India ha acabado con una ley victoriana que prohibía las relaciones homosexuales y que las castigaba con cadena perpetua. Y el gobierno de Pakistán protagonizó otro avance histórico, permitiendo el registro como “tercer sexo” en el documento nacional de identidad.

En cuanto a España, se dice que es el país más gay friendly del mundo, con un 88% de aceptación y protección de los derechos de la comunidad LGTBI+. Le siguen de cerca Alemania con un 87% y Canadá y la República Checa con un 80% respectivamente.

No podemos volver atrás ni permitir que estos logros se vean amenazados. En plena semana del Orgullo LGTBI+, toca salir a la calle para seguir luchando por la igualdad y, de paso, homenajear a aquellos que ya lo hicieron 50 años atrás.

share