PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El día más sangriento del conflicto árabe-israelí tras la última guerra de Gaza

H

Getty
 

58 muertos, 2.700 heridos y una tensión insostenible

R.M.

15 Mayo 2018 13:04

Este lunes, al menos 58 palestinos habrían muerto y otros 2.700 resultado heridos según las cifras de las autoridades Palestinas. El Ministerio de Salud palestino asegura además que, de los 2.700 heridos, 1.350 lo son por armas de fuego.

Las protestas de ayer se intensificaron por tratarse del 14 de mayo, día de la Nakba o de la fundación del Estado de Israel, del que se cumplían 70 años. Coincidiendo con el aniversario, Estados Unidos inauguró en Jerusalén, a 65 kilómetros de la franja, su nueva embajada, reconociendo así a la ciudad como capital de Israel.

Sin embargo, los incidentes de ayer se enmarcan en una campaña que dura desde el 30 de marzo conocida como la Gran Marcha del Retorno. Esta fue organizada por activistas palestinos independientes y apoyada por grupos políticos y armados como Hamas y Yihad Islámica Palestina. Tiene el objetivo de presionar a Israel para que los refugiados palestinos expulsados de sus antiguos territorios y sus descendientes puedan volver, así como romper el bloqueo sobre la Franja de Gaza y protestar contra el desplazamiento de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén. El día 30 de marzo hasta 30.000 palestinos se concentraron en la protesta. Ese fue el día con mayor incidentes después de ayer, que ya se ha convertido en la jornada más sangrienta del conflicto árabe-israelí desde la guerra de Gaza de 2014. El resto de días, las protestas fueron pacíficas con algunos conatos de violencia insignificantes.

Las protestas de ayer habrían reunido a unos 10.000 manifestantes concentrados en cinco puntos de la frontera oriental de la franja con Israel. Estos puntos son campamentos instalados por activistas palestinos desde el pasado 30 de marzo. A lo largo del día, diferentes grupos de activistas palestinos se abalanzaron sobre la valla fronteriza con intención de traspasarla, a lo que las IDF y la Guardia de Fronteras de Israel respondieron con gas lacrimógeno y munición real disparada por francotiradores.

Según las IDF, algunos palestinos lanzaron piedras con hondas, neumáticos ardiendo, cócteles molotov y cometas incendiarias. Una de estas cometas habría provocado un incendio fuera del asentamiento israelí Nahal Oz. Además, el ejército hebreo ha señalado que algunos grupos de personas transportaban explosivos con el objetivo de romper la barrera. En un comunicado, las IDF desmienten las cifras de muertos y heridos dadas por el Ministerio de Salud palestino, sobre el que aseguran que Hamas tiene el control.

El momento más crítico de los incidentes de ayer fue después de la oración del mediodía en los campamentos, a unos 700 metros de la valla, cuando varios líderes de los manifestantes, entre ellos, miembros de Hamas y de Yihad Palestina, instaron a la muchedumbre a abalanzarse sobre la verja fronteriza, según reporta The New York Times a través de colaboradores en la zona. A las 17:30 de la tarde, la Fuerza Aérea israelí bombardeó diferentes posiciones palestinas, hecho que hizo que muchos manifestantes abandonasen la protesta. El mayor foco de conflicto se produjo en el campamento más cercano a Gaza City, donde se presenciaron escenas de caos con la muchedumbre corriendo entre columnas de humo provocadas por el gas lacrimógeno.

La fuerte represión de las IDF ha encendido todavía más las protestas, que tendrían que haber terminado ayer. A lo largo del día de hoy se están registrando nuevos incidentes a lo largo de diferentes puntos de la frontera. Además, hay una huelga general de comercios palestinos en todo el país y protestas en las ciudades de Belén y Ramallah, en Cisjordania.

Información pendiente de actualizar.

share