PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Incubar fetos: la absurda idea de una diputada argentina para evitar abortos

H

 

La diputada argentina por Cambiemos, Marcela Campagnoli, quiere obligar a las mujeres a 5 meses de gestación para luego incubar el feto

silvia laboreo

14 Marzo 2018 16:09

Conforme aumenta la presión social en Argentina por el derecho al aborto legal, libre, seguro y gratuito, también lo hacen las ocurrencias más reaccionarias. La última idea absurda para resolver el debate sobre este derecho fundamental viene de la mano de la diputada nacional por Cambiemos, Marcela Campagnoli.

La política ha propuesto durante una tertulia de radio que se mantenga el feto hasta los cinco meses dentro del vientre de la madre y que luego se introduzca en una incubadora hasta que se pueda dar en adopción. La peregrina propuesta pretende, en palabras de la diputada, “contener a la madre” para “no generarle un trauma de por vida” ya que las mujeres hemos sido “diseñadas para dar vida”. “Tengo conocidas que han abortado y he acompañado espiritualmente a muchas… evitar ese trauma y poder dar a ese niño en adopción".

Esta mujer también piensa en los derechos del feto, al que califica de una “persona distinta a la madre”. "Cuando hay intereses en conflicto, yo como legislador tengo que ver los derechos de ambos. Entonces no puedo darle el 100 por ciento de derechos a una de las partes en detrimento de la otra, porque el Código Civil no reconoce personas disponibles y personas disponentes que puedan disponer de la vida de otros. Estamos claramente ante un asesinato del niño o niña por nacer porque esa persona nunca más va a existir si no nace", explicó Campagnoli.

Tras las declaraciones de la diputada y su idea de convertir a la mujer en una incubadora portátil, las reacciones de sorpresa e indignación no tardaron en llegar. La diputada por Libres del Sur, Victoria Donda, calificó el proyecto de “ridículo y macabro” y consideró que la idea de la diputada “toma a la mujer como un envase”.

La última idea absurda para resolver el debate sobre este derecho fundamental viene de la mano de la diputada nacional por Cambiemos, Marcela Campagnoli.

“El proyecto viola transversalmente toda forma de no violencia hacia la mujer”, explicó en declaraciones a Página 12. “Es totalmente absurdo (...) No quiero faltarle el respeto a la diputada pero su propuesta es en sí una falta de respeto a la discusión que está teniendo la sociedad”, explicó Donda. “En este momento se está discutiendo sobre el aborto clandestino o el aborto legal. Lo que plantea Campagnoli no es realmente una opción para las mujeres que buscan una interrupción del embarazo, es otra cosa”, “En todo caso su propuesta entraría en el orden de una discusión sobre la adopción, o sobre qué quieren hacer las mujeres con su embarazo, que es otro tema totalmente distinto”, agregó al medio argentino.

Las redes sociales también se hicieron eco de la idea maestra de Campagnoli.

Además, los argumentos de la diputada incurren una y otra vez en la idea traumática detrás de un aborto sin tener en cuenta dos cosas: por un lado, la experiencia del aborto no tiene por qué ser traumática si se hace acompañada, con información, segura y con garantías suficientes.

Por el otro, obligar a una mujer a continuar su embarazo contra su voluntad para luego hacerla parir y meter al neonato en una incubadora seguramente provoque más traumas que una interrupción voluntaria del embarazo.

Más allá de lo retrógrado de la propuesta, hay que tener en cuenta que la idea que sugiere Campagnoli es prácticamente inviable. Aunque la diputada se intentó defender alegando después que “se le había sacado de contexto y que no era una propuesta sino una descripción de lo que “está ocurriendo en el mundo”, un niño que nace a los 5 meses se considera “prematuro extremo” como todos aquellos que lo hacen con menos de 28 semanas. Que un bebé sobreviva con tan solo 20 semanas de gestación es prácticamente imposible.

“Antes de la semana 23 no hay ninguna posibilidad de vida fuera del útero de la madre”, aseguró a Página 12 el jefe de Neonatología del Hospital Italiano, Gonzalo Mariani.

Según los expertos entre las 22 y las 25 semanas se encuentra el denominado ´límite de viabilidad´. "Los niños de 22 semanas apenas sobreviven y, cuando lo hacen, es a expensas de experimentar muchas complicaciones y largas estancias hospitalarias, lo que supone grandes sufrimientos para ellos y sus familias", explicaba hace tiempo a la agencia SINC el doctor García-Muñoz Rodrigo.

Aparte de ser muy complicado, se incurrirían en grandes costes para el sistema de salud. En el punto que propone la diputada de Cambiemos, órganos importantes como la piel y los pulmones apenas están desarrollados y en caso de sobrevivir, las secuelas para su salud le acompañarían toda la vida.

share