PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Las eurodiputadas revelan que los acosos en el Parlamento Europeo eran "un secreto a voces" Now

Now

Las eurodiputadas revelan que los acosos en el Parlamento Europeo eran "un secreto a voces"

H

 

Hablamos con las parlamentarias que se han sumado a la campaña #metoo y luchan por acabar con la impunidad de los acosadores sexuales en la política europea

silvia laboreo

25 Octubre 2017 18:29

A principio de esta semana, los medios de comunicación desvelaban el acoso sexual y el abuso de poder que se vive en el Parlamento Europeo. El corazón de Europa estaba podrido, igual que lo están los pasillos de Hollywood, los despachos de las editoriales, las sesiones de fotografía, el mundo de la moda, las oficinas de las grandes corporaciones y tantos otros espacios que estos días han quedado al descubierto por los abusos que allí se producen. De puertas para dentro, o para fuera. En secreto o con el silencio cómplice de aquellos que saben lo que está pasando.


La gravedad del caso destapó una oleada de reacciones y llevó al presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, a emitir un comunicado de prensa en el que prometía dureza contra los empleados y parlamentarios implicados en estos abusos. “Seré muy estricto a la hora de sancionar estas conductas. Confío en que los casos sean muy limitados. No tenemos un número elevado de denuncias por ahora, pero incluso si fuera un único caso sería algo inaceptable”, remarcó Tajani. Además, explicó que la institución europea cuenta con un comité asesor y una serie de procedimientos bien establecidos para luchar contra el acoso. Unos procedimientos que, a juicio de los testimonios de empleadas aparecidos en los medios estos días, parecen no ser suficientes.

Por eso, el Parlamento Europeo se ha reunido hoy en su sede de Estrasburgo para debatir sobre el acoso sexual que viven las mujeres y poner en marcha herramientas efectivas que frenen este tipo de comportamientos. Unos requerimientos que mañana se someterán a votación en un pleno y previsiblemente quedarán plasmados en una resolución.

Pero, lo primero que ha llamado la atención del debate de hoy ha sido la ausencia de hombres. De las más de 35 intervenciones previstas, solo 5 han sido a cargo de parlamentarios. Este hecho ha sido remarcado por el eurodiputado Ernest Urtasun o por la periodista y corresponsal en Bruselas, Ana Núñez-Milara, quien ve “muy elocuente” la ausencia de los europarlamentarios en un debate sobre el acoso “sexual en la UE y dentro del propio Parlamento Europeo”.


De lo que sí ha estado lleno el debate ha sido de referencias tanto personales como a través de carteles del movimiento mundial #metoo, la campaña que empezó tras el “caso Weinstein” y que ha llevado a miles de mujeres en todo el mundo a hablar claro acerca del acoso y abuso sexual.

Una de ellas ha sido la eurodiputada alemana de Los Verdes, Terry Reintke. “Yo también he sido acosada como millones de mujeres en la UE”, ha remarcado durante su intervención.




"El sexismo y el acoso sexual es un problema generalizado en nuestras sociedades, y no ocurre solo a partir de los testimonios del fin de semana pasado. Como feminista y portavoz de la igualdad de género de los Verdes / EPT en el Parlamento Europeo, he estado luchando contra esto desde hace mucho tiempo”, explica a PlayGround la europarlamentaia. “Los testimonios de  mujeres y sus terribles experiencias en el Parlamento Europeo son impactantes y tienen que ser una razón para que todos intensifiquemos nuestro papel en la lucha contra cualquier forma de violencia contra las mujeres”, añade Reintke.

En la misma línea opina la eurodiputada socialista, Iratxte García Pérez, que ha aprovechado su intervención para denunciar que “entre el 45 y 55% de las mujeres europeas han sido víctimas de acoso” y que el problema en el Parlamento "era un secreto a voces".

Para Beatriz Becerra,  vicepresidenta de la subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, “hay un muro de silencio que protege a los acosadores y permite la impunidad” y contra este debe haber “tolerancia cero”. “La tolerancia cero implica que hay que reconocer a los culpables. A estos delincuentes hay que señalarlos, perseguirlos y condenarlos. Y para ello tenemos que ser todos partícipes y utilizar todas las herramientas disponibles, como el convenio de Estambul que estamos todavía en proceso de ratificación e implementación”, explica a PlayGround la europarlamentaria.

Y también hay que hacer mucho más. El debate de hoy ha servido también para proponer medidas concretas que se tendrán que votar mañana jueves.



“Pedimos a la Comisión que presente una propuesta sobre una directiva contra la violencia contra las mujeres. En segundo lugar, nuestra Moción Conjunta de Resolución detalla lo que debe suceder dentro del Parlamento Europeo. Un ejemplo concreto: solicitamos el establecimiento de un grupo de trabajo de expertos independientes que se convocará con el mandato de examinar la situación de acoso y abuso sexual en el Parlamento Europeo", explica la eurodiputada de Los Verdes.

"Hay cláusulas de confianza en algunos puestos del Parlamento y a veces ese miedo a denunciar viene de que se pueda producir el despido por eso. Pero si nosotros somos capaces de conseguir que esa denuncia previa inhabilite cualquier proceso de despido posterior, esto puede ser una medida muy importante. No creo que haya una situación en el Parlamento distinta a las que se producen en cualquier entorno laboral en el que hay abuso de poder”, añade Becerra.



“La tolerancia cero implica que hay que reconocer a los culpables. A estos delincuentes hay que señalarlos, perseguirlos y condenarlos.



Porque una cosa está muy clara: lo ocurrido estos días, tantos testimonios de mujeres que han sufrido violencia sexual, abusos, tocamientos y acoso verbal en los despachos, pasillos y recovecos de la institución, solo puede solucionarse con la implicación total. Como añade Becerra, “ es una llamada clarísima al Parlamento Europeo y a las instituciones europeas  para que se investigue y se utilicen al máximo la normativa y el marco legal que tenemos para proteger a las víctimas”.

Mañana jueves se verá si la resolución encaminada a conseguir esto pasa el filtro del Parlamento Europeo. Pero habrá que esperar un tiempo más hasta descubrir si todas estas medidas son verdaderamente efectivas o quedan solo en agua de borrajas, buenos gestos y más acoso encubierto.


share