PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Si nosotras paramos, para el mundo: así se vivirá el 8M en todo el planeta

H

 

El 8M recupera su fuerza empoderadora. De Uruguay al Sáhara, ¿cómo se vivirá esta jornada? En PlayGround hemos hablado con mujeres y colectivos feministas alrededor del mundo para que nos cuenten cuáles son sus realidades, experiencias y reclamaciones 

silvia laboreo

07 Marzo 2018 17:40

Conforme se acerca la fecha crecen las cosquillas en la boca del estómago. También las concentraciones, los manifiestos, los puestos de cuidados y el número de mujeres que secundarán la primera gran huelga feminista de la historia. Porque el próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, las mujeres están llamadas a parar la maquinaria de una u otra forma en 177 países. La gran mayoría de movilizaciones se encuentran aglutinadas dentro del Paro Internacional de Mujeres, un movimiento que promueve una huelga internacional de mujeres el 8 de marzo. En su página parodemujeres, se ha habilitado un mapa interactivo que recoge la mayoría de los eventos y manifestaciones que tendrán lugar a nivel global el próximo 8 de marzo.

Sin embargo, el 8 de marzo será ligeramente diferente según el punto del mapa en el que te encuentres.

En algunos territorios, como en España, la huelga es laboral, de consumo y de cuidados. ¿Cómo se vivirá el 8M en otros lugares del mundo? En PlayGround hemos hablado con mujeres y colectivos feministas de todo el planeta para que nos cuenten cuáles son sus realidades, experiencias y reclamaciones.

De Uruguay al Sáhara, así será el próximo 8 de marzo

En Perú, por ejemplo, no habrá una huelga propiamente dicha. “La coyuntura política de nuestro país en los últimos meses ha modificado drásticamente la agenda de la mujer. Nuestras problemáticas, ya relegadas, se han visto más invisibilizadas por el indulto al dictador y genocida Fujimori”, relatan desde Paro Internacional de Mujeres- Perú. Denuncian que en su país la palabra “feminismo” sigue percibiéndose como un extremo, como algo negativo. "Por ello hablamos de Paro de Mujeres y no de huelga feminista, pues queremos llegar a mujeres que aún no se identifican con el movimiento”, señalan. Desde las asambleas feministas se ha acordado un paro de 1 hora. “También les invitamos a hacerlo simbólicamente usando una prenda morada o, en el caso de amas de casa y trabajadoras del hogar, volteando una escoba de las 12 del mediodía a la 1”, añaden.

En Paraguay el paro de mujeres será de 15 minutos. “Pedimos que saquen una fotografía, con un cartel en el que diga su ocupación y un hashtag (#AmaDeCasa #NosotrasParamos #OreKuñaRopyta)”, cuentan las integrantes de Paro Internacional de Mujeres-Paraguay. “No sabemos cómo está siendo en otros países, pero acá en Paraguay ya es histórico”, mantienen. El lema de la jornada será “Si nuestras vidas no valen produzcan sin nosotras”, y con él pretenden denunciar la falta de compromiso del estado con las mujeres paraguayas. “No se cumplen leyes de maternidad y lactancia materna. No hay guarderías en los lugares de trabajo. Las mujeres ganan menos por trabajar más. Los grandes consorcios despiden mujeres embarazadas, toman test de embarazo y VIH a mujeres antes de contratarlas o solamente quieren contratar mujeres solteras. Las mujeres campesinas y nativas tienen que luchar con desalojos violentos, con que sus tierras sean bañadas en agrotoxicos y sus familias enteras estén expuestas a enfermedades”, denuncian.

En otros lugares, como El Salvador, la lucha del próximo 8 M estará abanderada por la despenalización del aborto. “Queremos hacer presión para que los partidos de la asamblea legislativa no prolonguen más la aprobación de la reforma de ley de la legalización del aborto por causales”, cuenta Morena Herrera, activista feminista salvadoreña. Una reivindicación que también comparten con las compañeras de Argentina. Este año, las marchas del 8-M tendrán dos colores: el violeta del feminismo y el verde de la campaña nacional por el aborto libre, seguro y gratuito. Además, se saldrá a la calle a protestar por los 254 feminicidios de 2017, el 27% de la brecha salarial, el 76% del trabajo doméstico no remunerado realizado por mujeres o el acoso y hostigamiento que sufren las personas trans.

El movimiento feminista de Uruguay celebra que muchos sindicatos han extendido el paro a 24 horas. “Hay mucha simpatía hacia el movimiento, incluso mujeres que no son cercanas al feminismo pero que luchan día a día organizadas en los barrios, y que desde distintos frentes se vienen organizando para participar del 8M. También tenemos apoyo de sindicatos, del movimiento estudiantil y organizaciones sociales”, explican desde el Paro Internacional de Mujeres- Uruguay.

EEUU y Canadá articulan sus protestas a través del movimiento Women’s March, que ha puesto en marcha A Day Without Women, una campaña que pretende demostrar cómo sería el mundo si la mitad de la población no contribuyera a él. El movimiento se articula en tres grandes líneas.

-Las mujeres toman el día libre, del trabajo remunerado y no remunerado.

-Evitar comprar por un día (con excepciones para negocios pequeños, de mujeres y de minorías).

-Usar Rojo en solidaridad con A Day Without A Woman.

Sulem Estrada del colectivo Pan y Rosas nos cuenta que esperan que miles de mujeres salgan a la calle en varios estados de México, pese a que el Paro Internacional no está instalado tan ampliamente como en otros países. “El paro de mujeres no es una convocatoria nacional y estamos viendo cómo compañeras trabajadoras piden días económicos o faltan para poder asistir a la manifestación”, explican.

Las protestas se centrarán, como en gran mayoría de los países latinoamericanos y centroamericanos, en el auge de los feminicidios. Las feministas mexicanas marcharán también contra las desapariciones forzadas, las redes de trata, el muro de Donald Trump, la militarización del país, la ley de seguridad interior o la represión de la lucha ambientalista.

En Chile, la organización feminista #NiUnaMenos ha propuesto un paro simbólico con la campaña PARA. “No hay apoyo de los sindicatos al paro de mujeres, por lo que nos hemos adherido a este de forma simbólica. De ahí nace PARA, un llamado a pensarnos a nosotras mismas en el contexto cotidiano de violencia, discriminación y acoso en el que muchas nos movemos”, cuenta María Elena Retamal Ruiz, integrante de Ni Una Menos Chile.

La huelga de mujeres también ha sido secundada en territorios donde las movilizaciones no serán tan sencillas, ya sea por la guerra o por la represión. En las montañas del Kurdistán, epicentro de la resistencia kurda, las mujeres han querido unirse al movimiento del próximo 8 de marzo. “El Paro Internacional de Mujeres presenta una gran oportunidad y juega un papel importante para fortalecer nuestra pelea común contra el patriarcado. En este sentido, como Movimiento de Liberación de las Mujeres de Kurdistán, queremos informarles que levantaremos la bandera del Paro Internacional de Mujeres en todas las partes de Kurdistán y en todos aquellos lugares en los que estamos organizadas”, se puede leer en un comunicado.

“Apoyaremos y nos uniremos a la campaña a pesar de la difícil situación de guerra y ocupación que estamos viviendo en todas partes de nuestra nación dividida, hoy especialmente en Afrin / Rojava, y la haremos parte de nuestras movilizaciones del próximo 8 de marzo”.

En Argentina se saldrá a la calle a protestar por los 254 feminicidios de 2017, el 27% de la brecha salarial, el 76% del trabajo doméstico no remunerado realizado por mujeres o el acoso y hostigamiento que sufren las personas trans.

En el Sáhara Occidental ocupado, un grupo de mujeres del Forum Future For Sahrawi Women, una organización de mujeres saharauis, se han reunido los días previos al 8-M para tratar las movilizaciones. “Deben ser muy seguras [las reuniones], no usamos teléfonos móviles y tenemos que ser cuidadosas para que la policía no se entere, ya que si lo hacen rodearán la casa e impondrán su cierre”. cuenta La videoactivista saharaui Nazha El Khalidi. Allí se ha determinado el día y la hora de las manifestaciones, que tienen que ser antes o después del 8 de marzo. “Ese día la policía rodeará automáticamente todas las calles para que no podamos protestar”, explica El Khalidi. Esa fecha quedará en secreto hasta muy poco antes de la protesta, cuando se irá comunicando. “Cada vez que protestamos y nos ponemos en peligro llegamos al mundo y nuestra voz se escucha”, afirma.

Organizaciones feministas de Turquía ha convocado marchas bajo el lema “'Nuestra vida, rebelión, lucha y feminización” en la capital. En un comunicado, las organizadoras explican que durante el último año las mujeres turcas han continuado viviendo “bajo el estado de emergencia, siendo disciplinadas con la guerra y sometidas a agresiones diarias”. Además, denuncian el aumento de la inclusión de asuntos religioso en la vida cotidiana, ataques a niñas y adolescentes y la prohibición de actos LGTBI+.

Camilla Strand, organizadora de la huelga en Australia, tiene las expectativas bastante bajas. “El año pasado tuvimos 100 mujeres en huelga y este año el número es de 70”, se lamenta. Con la huelga, Strand quiere que la gente sea consciente de cómo las mujeres contribuyen a la sociedad australiana y conseguir que se preste atención a los derechos fundamentales.Entre 2002-2012, 488 mujeres fueron asesinadas por una pareja actual o anterior. El aborto no es legal en todos los estados y territorios de Australia, y los fondos de jubilación de las mujeres son en promedio al menos 150 mil dólares menos que los de los hombres al jubilarse”, enumera la activista. “Se habla mucho sobre el estado de las mujeres pero se actúa muy poco. Australia sigue tan inmersa en el sexismo que muchos ni siquiera lo reconocen”, incide.

Las feministas mexicanas marcharán también contra las desapariciones forzadas, las redes de trata, el muro de Donald Trump, la militarización del país, la ley de seguridad interior o la represión de la lucha ambientalista

Europa ha previsto movilizaciones en prácticamente todos los países. En Italia, por ejemplo, correrán a cargo del movimiento Non Una di Meno. En Francia, las activistas de Grève Internationale des Femmes han publicado un mapa colaborativo donde se indican los lugares de manifestación a nivel global. En Portugal, la Assembleia Feminista de Lisboa y otras organizaciones han convocado una manifestación a las 18h en Lisboa que se replicará en otras ciudades como Oporto, Coimbra o Setúbal. “No hemos conseguido que ningún sindicato portugués convoque la huelga oficialmente, siendo la mayoría de respuestas de apoyo simbólico”, se lamenta de Assembleia Feminista Lisboa. “En los medios de comunicación no se está generando el debate público que está teniendo lugar en otros países, y eso dificulta la visibilidad del movimiento aquí en Portugal”, mantienen.

¿Y qué ocurre en el país que sirvió de inspiración para el inicio de las huelgas de mujeres del año pasado? En Polonia, cuna del movimiento Black Monday, celebrarán el centenario de los derechos electorales para las mujeres y marcharán contra la violencia machista, la opresión económica a las mujeres y por un estado secular con unos derechos reproductivos completos. “Estamos preparando protestas contra la prohibición del aborto que está sobre la mesa nuevamente. Hay un caso en el Tribunal Constitucional y un proyecto en el Parlamento polaco”, enumera la activista Marta Lempart, una de las coordinadoras de la Polish Women's Strike. “Sentimos que el 8 M es una premovilización antes de la lucha general que está por venir", añade.

Por otro lado, las feministas polacas consideran este nuevo 8M como una celebración del poder y la solidaridad de las mujeres en todo el mundo.

"Estamos avergonzadas de lo que hace el Gobierno polaco y ser parte del movimiento internacional de mujeres es una oportunidad para decir que la difusión del Gobierno polaco del odio, el nacionalismo, el neonazismo y el neofascismo, el antisemitismo y la xenofobia, sus actos antidemocráticos y la destrucción del el estado de derecho, los valores cívicos y los derechos humanos (incluidos los derechos de las mujeres) no se están haciendo en nuestro nombre y hacemos todo lo posible para resistir".

share