PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Más de 500.000 personas han muerto en los siete años de la guerra de Siria

H

Getty
 

Solo en 2017, más de 900 niños han perdido la vida

PlayGround

13 Marzo 2018 14:57

La guerra en Siria cumple esta semana siete años de conflicto dejando a su paso miles de muertos y desplazados. La complejidad de la guerra ha dificultado que las organizaciones de observación de derechos humanos consigan establecer una cifra concreta. Los números de la muerte oscilan según el bando que lleve la cuenta, pero se estima que más de 500.000 personas han perdido la vida en siete años de conflicto.

Unicef acaba de publicar un informe que sitúa a 2017 como el año más cruento y mortífero. Y las principales víctimas son los niños. Según la organización, 910 niños murieron el pasado año en Siria. Un 50% más que en 2016. En lo que va de año al menos 200 menores han perdido la vida solo en Guta.

Quienes sobreviven tendrán que llevar de por vida las cicatrices de la guerra. Sin acceso a ayuda humanitaria ni comida se estima que el 12% de los niños en Siria sufre malnutrición, según Médicos Sin Fronteras.

La misma organización estima que entre 165.000 y 400.000 personas se encuentran atrapadas en Guta. Más de 1.000 civiles han perdido la vida y cerca de 5.000 han resultado heridos. Pese a la tregua impulsada por las Naciones Unidas tan solo dos convoyes humanitarios han conseguido llegar a Guta.

En el noroeste del país, el gobierno turco también está bombardeando el cantón de Afrin en una guerra paralela. En esta zona las muertes ya superan 300 civiles.

A las cifras de muertes se suman las de desplazados. El Obervatorio de Derechos Humanos, con sede en Londres, estima que más de 13 millones de personas siguen en Siria, de las cuales más de la mitad son mujeres y niños sin acceso a ayuda humanitaria.

En estos siete últimos años, 5,6 millones de sirios han buscado refugio fuera del país, incluidos 2,6 millones de niños, principalmente en los países vecinos. Quienes huyen se han jugado la vida llegando hasta Europa para ver cómo sus puertas se cerraban.

share