PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La policía de Veracruz ha ejecutado a dos hermanas de 14 y 16 años que iban al cine

H

Plumas Libres
 

En un principio los agentes explicaron el suceso como un enfrentamiento. Unas fotografías difundidas en redes sociales demuestran lo contrario

silvia laboreo

14 Marzo 2018 17:46

Iban a pasar la tarde al cine y acabaron ejecutadas. Las hermanas Nefertiti y Grecia Camacho Martínez, de 16 y 14 años, fueron asesinadas el pasado sábado en las calles de Río Blanco, Veracruz. ¿Los autores de la masacre? La propia policía veracruzana. Ocurrió alrededor de las cuatro de la tarde, cuando las jóvenes quedaron en medio de un enfrentamiento entre la policía y los ocupantes de un coche blanco que circulaba cerca de la Plaza Comercial. Según testigos presenciales, las dos chicas intentaron explicar a los agentes que no tenían nada que ver con los delincuentes. Sin embargo, los policías dispararon contra ellas.

En un primer momento los agentes explicaron los hechos como un enfrentamiento con las mujeres y las definieron como “criminales”. Pero unas fotografías de la escena difundidas en las redes sociales han contribuido a sembrar la duda sobre la versión oficial.

En una de las dos imágenes difundidas por un testigo local se muestra como una de las chicas está viva y sentada en el suelo. En la siguiente, la chica yace sin vida rodeada de un charco de sangre.

Imagen de una de las hermanas Créditos: Plumas Libres

Los documentos gráficos contribuirían a corroborar la versión de numerosos testigos y familias que alegan que las dos hermanas fueron víctimas de una ejecución extrajudicial. Se sospecha además que la escena del crimen fue alterada con armas por elementos de la Secretaría de Seguridad Público para contribuir así a la idea del enfrentamiento.

Por el momento, el Gobernador Miguel Ángel Yunes, del PAN, no ha hecho ninguna declaración al respecto. Veracruz ha sido tradicionalmente uno de los estados donde la inseguridad y la impunidad golpean de forma más salvaje. Según el último informe Indice Global de Impunidad México 2018 presentado recientemente, en Veracruz hay una impunidad del 75,62%. Los delitos no se denuncian, ni se investigan y la gran mayoría quedan sin resolver. En 2017 el estado mexicano alcanzó cifras históricas en homicidios intencionales, robos con violencia y secuestros.

Índice de Impunidad 2018

Por otro lado, el estado de Veracruz se ha visto contaminado en los últimos años por una corrupción generalizada de sus instituciones. El ex Gobernador, Javier Duarte, se enfrenta a tres órdenes de captura por delitos que van desde la delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita hasta abuso de autoridad o tráfico de influencias.

A todo esto hay que sumar un clima de inseguridad cada vez mayor, al que han contribuido las propias autoridades locales. A finales de febrero se dio a conocer que el estado de Veracruz había creado unidades de policía que empleaban tácticas sucias para secuestrar y desaparecer a jóvenes sospechosos de colaborar con el narcotráfico.

El pasado mes de noviembre, tal y como informa el medio local Plumas Libres, el gobernador Yunes Linares reconoció esta inseguridad como uno de los problemas graves del estado. “Las ejecuciones derivadas de enfrentamientos entre bandas de delincuentes organizados incentivan la percepción de inseguridad”, explicó.

Una situación de inseguridad e impunidad que el propio Gobernador se comprometió a resolver en 6 meses tras jurar su cargo. Y que, a juicio de los últimos asesinatos de las hermanas Grecia y Nefertiti, aún no ha conseguido resolver.

share