PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El gesto sarcástico de esta periodista se vuelve meme y hace enloquecer a la censura china

H

Twitter.
 

Mientras una reportera soltaba una pregunta larguísima y claramente pactada para dejar bien al gobierno chino, esta periodista dejó clara así su indignación: ahora es un icono

E.M.C.

14 Marzo 2018 18:47

La periodista Liang Xiangyi no pudo disimular. O no quiso. O puede que fuese un poco de las dos. Mientras cubría una rueda de prensa en la Asamblea Nacional Popular, una compañera del medio estadounidense — y amiguito del gobierno — American Multimedia Television soltó una pregunta que, además de ser pura propaganda, era interminablemente larga. Xiangyi se giró exasperada, enrollando los ojos de indignación.


La pregunta, que estaba planteada para alardear de sobre los supuestos éxitos tras 40 años de reforma y apertura en China, fue retransmitida por la televisión estatal, y la reacción de la periodista rápidamente se hizo viral.

Ayer la cara de “Estoy hasta las narices” de Xiangyi se convirtió en un meme que representa el sentimiento de muchos chinos.

La reportera ha recibido gran apoyo en las redes. Muchos han valorado su honestidad y han criticado que muchas de las preguntas que la prensa hace en la ANP “no tienen ningún sentido”. Eso es un paripé, y la gente lo sabe.



"¡Bien hecho, lo has hecho de parte de todos!", comentó uno de los usuarios de redes sociales, mientras otro decía aplaudir la honestidad de Liang y se lamentaba de que muchas preguntas de la prensa en las sesiones de la ANP "no tienen ningún sentido".

Para el martes por la tarde, cuando la censura China metió mano, el nombre de la periodista ya estaba en el top de búsquedas de Weibo (el Twitter chino), y camisetas y carcasas de teléfono con su cara de frustración estaban siendo vendidas online.

"Tengo la sensación de que el meme viral de hoy de la periodista enrollando los ojos es uno que durará en Weibo y Wechat durante unos cuantos años".

Desesperados por tapar un incidente que pone de manifiesto lo orquestados que están estos actos por parte del gobierno, las autoridades advirtieron a los medios de que no se hicieran eco de la noticia.

"Es increíble ver cómo estas dos señoritas han explotado en las redes sociales chinas en cuestión de un par de horas. El arte de los fans está muy bien".

“Todos el personal de medios de comunicación tiene prohibido discutir el incidente de la reportera de azul en las redes sociales”, dijo un directivo de la censura de acuerdo con China Digital Times. “Cualquier cosa que ya haya sido publicada ha de ser borrada, sin excepción. Las webs no tienen que darle bombo a este episodio”.

"Una batalla entre el rojo y el azul".

También se filtró una supuesta conversación entre la periodista y un amigo en la que cuando él le preguntaba por su mueca, ella le contestaba que "estaba al lado de una idiota, la pregunta era más larga que la respuesta".

Al parecer, las represalias no han tardado en llegar. A Liang se le ha retirado la acreditación para la ANP, y su perfil de Weibo (que en cuestión de horas había subido a 190.000 seguidores), ha sido cerrada.

share