PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La brecha salarial de género tardará en cerrarse más de 2 siglos

H

 

Las mujeres tendremos que esperar 217 años más para poder cobrar lo que cobra un hombre por el mismo trabajo

S.L.

03 Noviembre 2017 10:23

La brecha de género cada vez es más pronunciada. Así lo advierte el último informe del Foro Económico Mundial, organismo que desde 2006 analiza cómo andamos en términos de igualdad en nuestro planeta. Y eso no es lo peor: por primera vez desde que comenzaron las mediciones ha disminuido la paridad respecto al año anterior. Es decir, en 2017 las mujeres lo hemos tenido más jodido que en 2016.

Según el Foro Económico Mundial habrá que esperar 217 años para poder cerrar, por ejemplo, la brecha en los salarios y las oportunidades laborales entre hombres y mujeres. En los cálculos de hace tan solo un año creían que íbamos a tardar “tan solo” 170 años. Y no será hasta dentro de 100 años cuando el acceso a la atención médica, la educación y la participación en la política sean igualitarios.

En este Índice Global de Brecha de Género se analizan los datos de 144 países en cuatro variables: participación y oportunidad económica, educación, empoderamiento político y salud y supervivencia.

No será hasta dentro de 100 años cuando el acceso a la atención médica, la educación y la participación en la política sean igualitarios.

Uno de los aspectos en los que la igualdad brilla por su ausencia es lo relativo a los salarios, la participación de la fuerza de trabajo y el liderazgo. A nivel global, las mujeres en todo el mundo todavía siguen ganando mucho menos que sus colegas hombres, tienen más probabilidades que ellos de realizar un trabajo no remunerado y es mucho menos probable que ocupen cargos directivos con sueldos altos.

Entre los países donde la brecha de género es menor se encuentra Islandia, el país con mayor igualdad de género en todos los indicadores, seguido de Noruega y Finlandia. Otros, como Reino Unido y Estados Unidos han reducido la brecha de género en algunas áreas como el acceso de las mujeres a cargos políticos importantes pero siguen siendo deficitarios en otras como la brecha de inserción laboral o los salarios. Si nos trasladamos a la parte baja de la tabla nos encontramos con Siria, Pakistan y Yemen como los países donde la brecha de género es más pronunciada.

"En 2017 no deberíamos ver el progreso hacia la paridad de género cambiar a la inversa. La igualdad de género es a la vez un imperativo moral y económico. Algunos países entienden esto y ahora están viendo los beneficios de las medidas proactivas que han tomado para abordar sus diferencias de género”, declaró Saadia Zahidi, jefa de educación, género y trabajo del FEM.

Además, desde el FEM advierten que cerrar la brecha de género puede ser beneficioso para las economías. "Estimaciones recientes sugieren que la paridad económica de género podría agregar 250.000 millones de dólares adicionales al PBI del Reino Unido, 1.750.000 millones a la de los Estados Unidos, 550.000 millones a Japón, 320.000 millones a Francia y 310.000 millones al PBI de Alemania”.

share