PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left
Artículo Kenia prohíbe los exámenes anales a hombres sospechosos de ser homosexuales Now

Now

Kenia prohíbe los exámenes anales a hombres sospechosos de ser homosexuales

H

Tim Evanson
 

Al menos en ocho países del mundo todavía se realizan estas pruebas forzosas

Rubén Serrano

23 Marzo 2018 14:01

Un tribunal de Kenia ha sentenciado que realizar exámenes anales a hombres sospechosos de ser homosexuales es ilegal. El estado africano era uno de los nueve países conocidos en todo el mundo que realizan estas prácticas para comprobar la orientación sexual de los hombres acusados de tener sexo con otros hombres.

Activistas LGTB+ y asociaciones de derechos humanos han celebrado la prohibición de esta pruebas forzosas, que el derecho internacional califica como una forma denigrante de tortura carente de validez médica. Además, de ser una forma de humillación que atenta contra la dignidad de las víctimas.

En septiembre de 2017, la Asociación Médica de Kenia se opuso contra esta práctica que viola la Convención contra la Tortura, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención Africana sobre Derechos de los Humanos y de los Pueblos a los que el país está adscrito.

El director ejecutivo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de Gais y Lesbianas, Eric Gitari, ha señalado que “la decisión es un paso gigantesco no solo para defender la dignidad de los homosexuales, sino también para el imperio de la ley en Kenia”. Por su parte, Njeri Gateru de la misma organización ha afirmado que “la humillación y el dolor de estos inútiles exámenes perseguirá a los afectados por el resto de sus vidas”.

Esta decisión forma parte de la resolución judicial de un caso en el que dos hombres fueron arrestados en 2015 como sospechosos de ser homosexuales y a los que obligaron a someterse a estos exámenes. En teoría, los médicos buscan evidencias sobre si el ano de un hombre se ha estirado, tensado o agrietado tras mantener sexo anal. No obstante, el ano retoma su forma natural tras un corto período de tiempo.

Según un estudio de 2016 del Observatorio de Derechos Humanos (HRW en sus siglas en inglés) al menos ocho países realizaban estas prácticas: Kenia, Tunisia, Egipto, Turkmenistán, Camerún, Líbano, Uganda y Zambia. Además, algunas investigaciones recientes señalan que Tanzania también las lleva a cabo.

Los activistas LGTB+ del país esperan que esta medida sirva para que los países anteriores sigan sus pasos y también para terminar con la criminalización de la homosexualidad en los códigos penales del Kenia. Actualmente, mantener relaciones sexuales con una persona del mismo sexo está penado con hasta 14 años de cárcel en este país africano.

[Vía Buzzfeed]

share